Anuncios

La princesa Eugenia está embarazada de su segundo hijo

La imagen con la que la princesa Eugenia ha anunciado su embarazo credit:Bang Showbiz
La imagen con la que la princesa Eugenia ha anunciado su embarazo credit:Bang Showbiz

La monarquía británica por fin vuelve a acaparar titulares por un motivo que no tiene nada que ver con las explosivas declaraciones que han venido realizando los duques de Sussex durante los últimos meses y que han provocado una crisis sin precedentes para la institución.

La princesa Eugenia, sobrina del actual monarca Carlos III, acaba de anunciar el embarazo del que será su segundo hijo con su esposo Jack Brooksbank. La pareja, que ya tiene un niño de casi dos años llamado August, ha compartido la feliz noticia junto a una tierna fotografía en la que su pequeño aparece besando la barriga de su mamá en medio del campo.

"Estamos my emocionados de anunciar que habrá una nueva incorporación a nuestra familia este verano", reza el mensaje que acompaña a la imagen. Se trata sin duda de un motivo de gran alegría en el entorno inmediato de los feliz padres, que se ha enfrentado a fuertes polémicas que nada tienen que ver con las acusaciones vertidas por Harry y Meghan en su documental de Netflix o en el libro de memorias del príncipe.

El padre de Eugenia continúa alejado de la vida pública y ha perdido el tratamiento de Alteza Real a raíz del escándalo provocado su amistad con el pedófilo y proxeneta convicto Jeffrey Epstein, que se suicidó en prisión en 2019. El príncipe Andrés fue despojado de sus títulos militares y ya no realiza labores en representación del monarca británico desde que una mujer llamada Virginia Giuffre le acusó de abusar sexualmente de ella cuando tenía 17 años en el marco de la red internacional de explotación creada por Epstein.

Andrés acabó cerrando la demanda civil que ella interpuso en su contra en Estados Unidos por medio de un acuerdo privado en el que reconocía la condición de víctima de Virginia, aunque no su culpabilidad, y tanto sus dos hijas como su antigua esposa Sarah Ferguson le apoyaron en todo momento defendiendo su inocencia.