El príncipe George recibe un polémico diente de megalodón que reclama el gobierno maltés

Anna Sanchez
·3  min de lectura
El polémico regalo que un científico británico le ha dado al príncipe George (IG)
El polémico regalo que un científico británico le ha dado al príncipe George (IG)

Los duques de Cambridge y el científico David Attenborough se han metido en un lío diplomático ‘por culpa’ del regalo que el galardonado investigador y divulgador naturalista le ha hecho al pequeño príncipe George.

El británico de 94 años es amigo de la familia real desde hace décadas y, de hecho, es Caballero del Imperio Británico desde 1985 cuando la reina Isabel II le otorgó dicho honor. La semana pasada, David fue a visitar a los duques de Cambridge que le esperaban con toda la caballería de niños emocionados por verle.

El premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales pasó un rato agradable junto al príncipe William y a su esposa Kate Middleton. La complicidad y las sonrisas no faltaron y es que la confianza entre ellos era palpable a la vista.

Sin embargo esta reunión ha traído cola y no por las distancias de seguridad o por la falta de mascarillas sino por el regalo que Attenborough le ha hecho a George: un auténtico diente de megalodón.

El Carcharocles megalodon, que ese es su nombre científico, es el también conocido como ‘tiburón gigante’ que vivió en la era de los dinosaurios, en este caso, en el Mioceno. El fósil que David le ha regalado a George se estima en aproximadamente 23 millones daños de antigüedad y perteneció a un tiburón de unos 15 metros de largo, casi nada.

El príncipe George mirando curioso y emocionado su diente de megalodón (IG)
El príncipe George mirando curioso y emocionado su diente de megalodón (IG)

En el post de Instagram podemos ver a William sonriendo junto a sus pequeños y George emocionado, mirando con asombro su fósil de megalodón que sostiene con cuidado. En el texto junto a la foto se explica que este diente fósil fue encontrado por el propio David durante unas vacaciones familiares.

Fue en la isla de Malta, a finales de los años 60, cuando David vio el fósil incrustado en piedra caliza amarilla y se lo llevó. Ahora y tras hacerse público tanto el hallazgo como el regalo, José Herrera, el Ministro de Cultura de Malta, exige tener ese diente.

Herrera asegura que el regalo del científico al príncipe es una idea bastante mala dado que ese fósil donde tiene que estar es en un museo de Malta. En sus palabras en ‘The Times of Malta’: “Hay algunos elementos que son importantes para el patrimonio natural de Malta y que terminaron en el extranjero y merecen ser recuperados”.

Dicho fósil, como tantos otros, están recogidos en la Ley de Patrimonio Cultural de 2002 del país así que, ciñéndose a esa ley, el fósil debería volver a su origen aunque, sinceramente, dudo mucho que ahora alguien le quite el diente al príncipe George.

Más historias que te pueden interesar

Bailarines invaden Nueva York como reivindicación tras las burlas al Príncipe Jorge

El príncipe George confirma su color favorito con un polo español de 5 euros

¿Por qué Kate Middleton llama gruñón a su hijo George?