Es probable que el BCE abandone los tipos negativos antes de finales de septiembre, según Lagarde

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en Fráncfort

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) probablemente sacará su tipo de depósito de territorio negativo a finales de septiembre y podría subirlo aún más si ve que la inflación se estabiliza en niveles altos, dijo el lunes la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Los comentarios de Lagarde se enmarcan en la aceleración en el cambio de rumbo de su política monetaria, tras haber pasado de descartar las subidas de tipos de interés para este año a prever varias ante el récord de inflación en la zona euro.

"Basándonos en las perspectivas actuales, es probable que estemos en condiciones de salir de los tipos de interés negativos a finales del tercer trimestre", dijo Lagarde en un blog publicado en la página web del BCE.

El tipo de depósito del BCE es actualmente del -0,5%, lo que significa que se cobra a los bancos por aparcar el efectivo en el banco central, y ha estado por debajo de cero desde 2014 mientras el banco central luchaba contra una inflación demasiado baja.

Pero los precios se han disparado en los últimos meses, ya que el precio del combustible se disparó debido a factores como la invasión rusa de Ucrania y se extendió a otros bienes.

La inflación general de la zona euro alcanzó un máximo histórico del 7,4% en abril, e incluso los índices que excluyen los alimentos y la energía superaron con creces el objetivo del 2% del BCE.

Lagarde abrió la puerta a nuevas subidas de tipos hacia lo que los economistas denominan el nivel neutro -una tasa inobservable que sitúa la producción económica en línea con su potencial- o incluso por encima de él.

"Si vemos que la inflación se estabiliza en el 2% a medio plazo, será apropiada una mayor normalización progresiva de los tipos de interés hacia el tipo neutral", añadió Lagarde.

"Si la economía de la zona del euro se sobrecalienta como resultado de un choque de demanda positivo, tendría sentido que los tipos de interés se elevaran secuencialmente por encima del tipo neutral", dijo.

Pero advirtió que el ritmo y la magnitud de esas subidas de tipos no podían determinarse desde el principio, ya que la economía se enfrentaba a shocks de oferta como las restricciones relacionadas con la pandemia de China y las interrupciones relacionadas con la guerra de Ucrania.

"Esto crea más incertidumbre sobre la velocidad con la que se reducirán las actuales presiones sobre los precios, sobre la evolución del exceso de capacidad y sobre la medida en que las expectativas de inflación seguirán ancladas en nuestro objetivo", dijo Lagarde.

La semana pasada asistió a una reunión de responsables de política financiera del Grupo de las Siete economías industrializadas en la que los banqueros centrales y los ministros de finanzas fueron instados por los académicos a atajar la inflación antes de que se escape del control de los bancos centrales.

(Reporte de Francesco Canepa; Edición de Balazs Koranyi y Toby Chopra, traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.