La producción de las fábricas japonesas vuelve a caer en octubre por desaceleración mundial

FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores comprueban la maquinaria en una instalación del fabricante de componentes para aviones Aoki en Higashiosaka

Por Kantaro Komiya y Kaori Kaneko

TOKIO, 30 nov (Reuters) - La producción manufacturera de Japón cayó por segundo mes consecutivo en octubre, debido a que el estancamiento de la demanda mundial y los persistentes cuellos de botella en la oferta limitaron los planes de producción de los fabricantes japoneses.

La débil actividad empresarial pone de manifiesto los desafíos de la tercera economía mundial, que se ha quedado atrás en la recuperación de la pandemia, incluso mientras el gobierno prepara otro paquete de estímulo para contrarrestar la inflación, que se encuentra en su punto más alto en 40 años.

"El repunte de la producción se está deteniendo. Para el periodo octubre-diciembre, la producción (de Japón) probablemente se mantendrá casi plana o disminuirá ligeramente con respecto al trimestre anterior", dijo Shumpei Fujita, economista de Mitsubishi UFJ Research and Consulting, señalando la desaceleración económica mundial como responsable.

La producción de las fábricas cayó un 2,6% en octubre con respecto al mes anterior en términos desestacionalizados, mostraron los datos del gobierno el miércoles. La caída fue mayor que el promedio de estimaciones de los economistas de un descenso del 1,5% y siguió a un descenso revisado del 1,7% en septiembre.

La producción de maquinaria cayó un 5,4%, debido a la escasa demanda de equipos para fabricar semiconductores y pantallas planas. La producción de piezas y dispositivos electrónicos disminuyó un 4,1% debido a la debilidad de los semiconductores y los paneles de cristal líquido.

La disminución de la demanda de teléfonos inteligentes y dispositivos electrónicos en grandes mercados como el de China provocó la debilidad de la producción en los sectores relacionados, según declaró un funcionario del Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI) en una reunión informativa con medios de comunicación.

Sin embargo, la producción en el sector automotor, una industria clave para la industria japonesa, avanzó un 5,6%. Mientras que la producción de coches compactos para el mercado nacional creció, la producción y el envío de vehículos más grandes orientados a la exportación se redujo debido a la escasez de chips, dijo el funcionario del METI.

Los nuevos brotes de COVID-19 en las ciudades chinas suponen otro riesgo para las perspectivas de producción de Japón, ya que los principales fabricantes de automóviles japoneses, como Toyota y Honda, dijeron que habían ajustado la producción en China debido a los confinamientos locales.

El impacto de los recientes confinamientos en China sigue sin estar claro, dijo el funcionario de METI, y agregó que los efectos indirectos para los fabricantes japoneses solo pueden aparecer en las estadísticas de noviembre o diciembre.

(1 dólar = 138,75 yenes)

(Reporte de Kantaro Komiya y Kaori Kaneko; Editado en Español por Ricardo Figueroa)