El programa de TVE que deberías ver si quieres darte un alegrón musical

·6  min de lectura

Por Alberto Cano.- Vivimos en una sociedad inmersa en la nostalgia, donde los recuerdos del pasado a veces nos llevan de vuelta a lugares felices y a evadir los problemas presentes. Tal vez por ello un programa como Viaje al centro de la tele de TVE se presente como una de las más emocionantes experiencias televisivas que tenemos actualmente en la parrilla, un espacio que a través del archivo musical de la cadena pública nos aborda diferentes temáticas, personajes y artistas conocidos, llevándonos de viaje a nuestra vida pasada y recuerdos mediante un buen chute de nostalgia televisiva y musical.

El programa lleva en emisión en Televisión Española desde 2013 cosechando unos más que estimables datos de audiencia entre el 8% y 10% de share, por lo que es más que probable que todos nos hayamos encontrado alguna que otra vez con él, sobre todo en sus especiales navideños en los que incluso ha llegado a obtener más de un 19% de audiencia. Pero se trata de un espacio con una propuesta tan atractiva, alegre y nostálgica que creo que deberíamos prestarle completa atención en su emisión habitual, sobre todo ahora que ha vuelto con una décima temporada que en sus dos primeras emisiones ha mostrado una calidad sobresaliente.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que Viaje al centro de la tele regresó a las parrillas de TVE con un especial de Alejandro Sanz que, aún sin ser nada fan del cantante, logró emocionarme y trasladarme a mi infancia a finales de los 90 y principios de los 2000, aquellos años donde Corazón partío, Cuando nadie me ve, Y si fuera ella o El alma al aire arrasaban en las listas de éxitos y sonaban en todas radios y televisiones del país.

Fue inevitable volver al pasado y verme de nuevo frente a la televisión viendo al cantante en cualquiera de los espacios musicales que tenía Televisión Española, que no eran pocos, pero sobre todo, sentí pura fascinación por el uso que el formato da al material de archivo para construir un monográfico sobre la figura de Sanz, un artista que nunca ha terminado por conquistarme y que sin embargo Viaje al centro de la tele consigue hacerme sentir pleno interés hacia su carrera gracias a este chute de nostalgia.

Pero más emocionante fue encontrarme con el viaje musical a través de América que este espacio ofreció justo después del dedicado a Alejandro Sanz, recuperando las actuaciones que muchos grandes artistas internacionales del otro lado del charco han realizado en los platós de la cadena pública. Un perfecto ejemplo de las variadas propuestas que pueden surgir a través de este formato que, pese a que en su concepción basada en material de archivo pueda parecer desfasada, resulta fresco y emocionante. Y en este episodio lo fue mucho más para mí.

Y es que ver a artistas tan presentes en mi infancia como Chayanne, Paulina Rubio o Ricky Martin en espacios musicales que solía ver de pequeño fue todo un torrente de emociones. Precisamente, la primera cinta de cassette que llegué a tener en mi vida fue la de Atado a tu amor de Chayanne, que salió a la venta cuando apenas tenía tres años. Fue una época en la que vivía obsesionado con canciones como Salomé, Lo dejaría todo o Enamorado, estando siempre pendiente de la programación televisiva buscando a ver en qué programas de televisión podía ver a Chayanne en directo interpretándolas. Y encontrarme ahora un espacio como Viaje al centro de la tele en el que se recupera parte de este material que tanto me gustaba ver en mi infancia resulta un viaje al pasado sin igual.

Por las dos entregas dedicadas a América nos recordaron canciones que sonaban sin cesar hace décadas, desde Ricky Martin pasando por Shakira, Alejandro Fernández, Paulina Rubio, Andrés Calamaro, Mecano y tantos temas que forman parte de la banda sonora de nuestro pasado.

También es un gusto muy grande rememorar aquellas épocas donde la música tenía tanta presencia en la pequeña pantalla, cuando no existían los servicios de streaming y a veces la única forma de escuchar una canción era esperar a que la hicieran sonar en la radio o en la televisión. Viendo Viaje al centro de la tele me entró la añoranza de levantarme un sábado por la mañana, encender la tele, poner La 1 de TVE y disfrutar de los artistas y canciones del momento en programas como Música Sí. Y lo mismo le sucederá a todo espectador que se encuentre con material de sus programas favoritos de antaño, de cualquier tipo, porque aunque Viaje al centro de la tele apueste mayormente por sacar la vena nostálgica mediante la música, a lo largo de sus ya 10 temporadas ha habido hueco para rescatar todo tipo de material de la historia de la cadena pública.

Y aquí hablo de nostalgia respecto a los 90, los 2000 y las décadas anteriores que aborda el programa, pero también me parece un espacio muy disfrutable para espectadores de generaciones más recientes. Mismamente me remito a este último episodio sobre artistas de América, donde también vemos a cantantes como Becky G y actuaciones en programas de hace apenas unos años como OT 2017. Así que creo que nadie debería dejar pasar por alto este formato.

Viaje al centro de la tele se emite de lunes a jueves en La 1 de Televisión Española en el access prime time, en torno a las 22:00h de la noche. Y como bien vengo diciendo, creo todos los espectadores deberían pararse a verlo detenidamente y de forma diaria y disfrutar de este viaje nostálgico, musical y emocionante hacia tiempos pasados. Además, sus capítulos tienen una duración muy reducida de entre 25 minutos y media hora, lo que los hace perfectos para un consumo rápido. Y si te pierdes alguno, siempre puedes verlo en la web de RTVE, donde están recogidos todos ellos.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.