Motociclista fallece en competencia y salva a otro con sus órganos

·2  min de lectura
Wey Zapata falleció tras un accidente en una competencia de motocross en Córdoba
Wey Zapata falleció tras un accidente en una competencia de motocross en Córdoba

La triste noticia de la muerte de Alberto "Wey" Zapata el pasado domingo en la localidad cordobesa de San Agustín tuvo un inesperado giro. Es que los pulmones del motociclista, que corría con un solo brazo y falleció tras sufrir un accidente en una competencia de motocross, le salvaron la vida a un joven de 23 años.

Los órganos de Zapata fueron puestos a disposición para ser donados y sus pulmones despertaron la esperanza en la vida de Ariel, un chico mendocino que esperaba hace 13 años un trasplante y que, gracias al deportista, ahora puede volver a respirar tranquilo.

Ariel tiene la misma edad que Wey tenía cuando murió y los pulmones le fueron trasplantados el mismo domingo de Pascuas. Hasta el momento, el joven vivía con una mochila de oxígeno que llevaba consigo a todo lugar al que asistía.

Ariel, el joven al que le transplantaron los pulmones de Wey Zapata
Ariel, el joven al que le transplantaron los pulmones de Wey Zapata

Ariel, el joven al que le trasplantaron los pulmones de Wey Zapata.

“De chico no le daban muchos años de vida. Fue muy duro para la familia tener que decirle eso. Pero fueron pasando los años y con la fe de todos y las ganas de vivir que tiene él, hizo una vida normal. Aunque no podía practicar su deporte favorito (el futbol)”, dijo a al portal Diario Móvil Gabriel, un primo Ariel.

El primo de Ariel se mostró emocionado y agradecido a Wey Zapata: “La mano que él perdió en el otro accidente, es la mano que Dios le dio a mi primo para que siga viviendo”.

Wey Zapata, antes de perder un brazo tras un accidente de auto
Wey Zapata, antes de perder un brazo tras un accidente de auto

Wey Zapata, antes de perder un brazo tras un accidente de auto.

El ejemplo de superación que significó Zapata para el deporte -dado que había sufrido un accidente de auto en noviembre, cuando tuvieron que amputarle el brazo izquierdo pero se recuperó y volvió a competir- se traslada ahora al joven de 23 años, quien probablemente pueda volver a patear una pelota y correr como lo sueña hace 13 años. , “un guerrero dejó sus pulmones para que los tenga otro guerrero que luchó toda su vida”, finalizó Gabriel.

También tienes que leer:

EN VIDEO | Cristiano Ronaldo, cerca de batir otro récord