Ella Purnell de ‘Yellowjackets’: “Tenía 15 años, hacía sesiones de fotos y sacaban un sostén y pantaletas”

·10  min de lectura
Si hay un hilo que conecta a los personajes de Purnell, además de sus grandes ojos, animados o no, es el hecho de que en su mayoría son mujeres decididas y testarudas (Getty)
Si hay un hilo que conecta a los personajes de Purnell, además de sus grandes ojos, animados o no, es el hecho de que en su mayoría son mujeres decididas y testarudas (Getty)

Lo primero que se nota de Ella Purnell es su acento. Es británico. Muy británico. La actriz posee el tipo de acento de alguien nacido en Whitechapel y criado en Bethnal Green que cuatro años de vida en Los Ángeles no han logrado atenuar. Es un testimonio de sus habilidades de actuación, que normalmente se utilizan en papeles estadounidenses. “El actor sí acentúa” no es noticia, obviamente, pero cuando alguien deja su huella interpretando a una adolescente totalmente estadounidense que juega al fútbol y se mueve la cola de caballo, como lo hizo Purnell en el gran éxito Yellowjackets del año pasado, “bloke [un modismo británico muy utilizado]” es la última palabra que esperas escuchar de su boca. “Sin embargo, dije ‘obvs’ el otro día”, se encoge. “Soy un monstruo”.

Monstruo es duro, pero sin duda está cerca del vocabulario que los fanáticos usaron para describir el personaje de Purnell en Yellowjackets, una chica popular en una racha mala, que queda varada en el desierto con su equipo de fútbol después de un accidente aéreo. La serie alterna entre las secuelas del accidente y sus sobrevivientes actuales, interpretados por actores adultos. “Desagradable”, es como Purnell describe las partes que le atraen. “Me llena de rabia pensar en hacer de ‘la novia’ o de ‘damisela en apuros’. Bla, bla, bla”. Ella pone los ojos en blanco, lo que para Purnell es un gesto más grandioso de lo que parece.

Encontrar tu firma como actriz puede ser difícil, pero Purnell nació con la suya: un par de enormes ojos verdes. Todo lo demás, su complexión delgada de 5 pies y 3 pulgadas (1,60 metros), su nariz de botón y su melena recortada, se encoge en comparación. A los directores les encanta filmar sus ojos. En el cartel promocional de Yellowjackets, están llorosos; la sombra de una criatura parecida a un demonio se refleja en la pupila. En la película de atracos y zombis de Netflix, Army of the Dead, estaban obsesionados con el terror y la determinación a partes iguales. Ver a Purnell como un duendecillo abandonado en Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children de 2016 es presenciar cómo la imaginación de Tim Burton cobra vida: con los ojos muy abiertos, cintura de avispa y piernas delgadas. Su próximo papel elimina esos ojos por completo, aunque solo sea porque es una parte de voz en off. Más específicamente, Purnell presta su voz, sin el acento del este de Londres, a la forma de vida extraterrestre Gwyndala en la muy esperada serie de Nickelodeon Star Trek: Prodigy.

Purnell no ha visto Star Trek. “Honestamente, la vergüenza que siento por eso de verdad se ha afianzado”, se ríe, y promete pasar todo el fin de semana para hacerlo. En términos de actuación de voz, Star Trek no es su primer rodeo. El año pasado, protagonizó junto a Hailee Steinfeld como la voz de Jinx en Arcane de Netflix, una serie silenciosa, pero enormemente exitosa, basada en el juego de computadora League of Legends. A pesar de la poca algarabía, el programa tiene una codiciada calificación del 100 por ciento en Rotten Tomatoes. Purnell ganó un premio Annie por su trabajo en la serie. “Literalmente no podía creerlo. Pensé: ‘Soy una estafadora...’”, dice, medio en broma.

Si hay un hilo que conecta a los personajes de Purnell, además de sus grandes ojos, animados o no, es el hecho de que en su mayoría son mujeres decididas y testarudas. Momentos después de conocer al actor, que está entusiasmado con los espumosos cafés con leche y se recuesta en el sofá, queda claro que esos papeles no están lejos de la realidad. Pero el problema de interpretar a la “chica ruda” en acción está estrechamente con la “chica ruda” en poca ropa. Aparentemente, el mejor atuendo para matar enemigos y huir del peligro es un sostén, pantalones cortos y botas de plataforma. “Todavía es muy nuevo ver a una mujer ser violenta de una manera que no se convierta en un fetiche o se use para la táctica del gore. En ‘Yellowjackets’, no somos estos caníbales sexys semidesnudos. Solo se trata de sobrevivir y no ves eso a menudo, por lo que es interesante cuando lo haces”.

A poco de ganar un premio Annie por  ‘Arcane’, Purnell le da voz a Gwyn (segunda a la izquierda) en ‘Star Trek: Prodigy’ de Nickelodeon (Nickelodeon/Paramount)
A poco de ganar un premio Annie por ‘Arcane’, Purnell le da voz a Gwyn (segunda a la izquierda) en ‘Star Trek: Prodigy’ de Nickelodeon (Nickelodeon/Paramount)

Esto pasaba en la mente de Purnell cuando se unió a Arcane, pero como ella dice: “No estaba segura de cómo preguntarle a una habitación llena de tipos: ‘¿Todavía estamos haciendo los pechos?’”. Ella tenía una preocupación similar sobre Army of the Dead “Ya sabes, es un original de Netflix. Zack Snyder. Todo se sentía como un club de chicos”, recuerda. “Al tener poco más de veinte años, esa mi**** surge todo el tiempo y tienes que ser muy firme al respecto desde el principio. Así que entré con todo y dije: ‘¡No voy a usar tacones altos! ¡No voy a usar un sostén push-up!’” Solo entonces vio su vestuario; estaba lleno de pantalones cargo y tops que uno usaría para una matanza de zombis. Ni un sujetador push-up a la vista. Purnell se sintió aliviada, pero señala que “habría sido una conversación diferente hace 10 años”. Ella bromea: “Eres una mujer, ¡lo entiendes!”.

La propia actriz apenas empieza a “entenderlo”. Poner límites no siempre ha sido fácil. “Fui a sesiones de fotos cuando tenía 15 años y sacaban un sostén y un par de pantaletas para que me los pusiera”, dice. “Como alguien de 15 años, no tengo el poder de decir que no porque pienso: ¿Me van a cancelar? ¿No voy a volver a trabajar? ¿Voy a quemar puentes? Entonces, de verdad se convierte en el trabajo de otras personas protegerte”. Purnell se considera afortunada de tener a las personas adecuadas a su alrededor. “Pero puedes entender lo fácil que puede ser lo contrario para cualquiera que no tenga ese sistema de apoyo. No hay suficientes leyes de protección infantil al respecto”. Solo a medida que se hizo mayor, y más exitosa, Purnell aprendió a decir que no. No se le escapa la ironía de que ahora necesita esta habilidad menos que nunca. “Cuanto más conocido eres, menos gente te presiona”, dice.

Purnell como la popular de su grupo, Jackie, en la exitosa serie de suspenso ‘Yellowjackets’ (Showtime)
Purnell como la popular de su grupo, Jackie, en la exitosa serie de suspenso ‘Yellowjackets’ (Showtime)

Pero Purnell no es ingenua. Incluso ahora, con una película popular de Zack Snyder, una exitosa serie viral y un crédito en Star Trek a su nombre, la actriz sabe que todavía debe jugar el juego. “¿Cómo digo esto diplomáticamente…?” hace una pausa por un segundo antes de continuar. “Como mujer en esta industria, constantemente tratas de encontrar el equilibrio adecuado. No puedes ser demasiado fuerte, no puedes decir malas palabras, no puedes usar faldas cortas. No puedes ser demasiado sexy porque no te respetarán, pero no puedes no ser hermosa porque entonces piensan que no tienes valor. Nos enseñan a guardar nuestros rencores porque al final del día sigue siendo un mundo de hombres y tratas de conseguir que te paguen”.

Es una actitud práctica que tal vez se deriva de su experiencia de décadas en una industria conocida por masticar a las niñas y escupirlas. Purnell comenzó su carrera como modelo de bebés. “Hice una campaña de Dior, ¡cuando tenía cuatro años!” exclama. También hubo un comercial memorable para la marca de caramelos de chocolate Toffifee cuando tenía nueve años. Luego vino una pequeña parte en la producción de West End de Oliver! “Me encantó, pero me di cuenta de que era algo tímida y no tenía la presencia ni la confianza para hacer teatro musical”, añade.

El primer gran trabajo que consiguió Purnell fue interpretar a la contraparte más joven de Keira Knightley en Never Let Me Go de 2010. Después de eso, siguieron roles similares. “Se convirtió en lo mío por un tiempo”, dice ella. La actriz protagonizó Maleficent, donde encarnó la versión más joven del personaje de Angelina Jolie, un papel que le ganó a Anya Taylor-Joy (quizás la única otra actriz con ojos lo suficientemente grandes como para rivalizar con los de Purnell). Dos años después, interpretó a una joven Margot Robbie en The Legend of Tarzan. Purnell estaba en conflicto; ella no quería que esto se convirtiera en su estilo pero, de nuevo, “¡Si alguien me pide que sea la joven Margot Robbie, no voy a decir que no!”.

Cuando se estrenó Yellowjackets el año pasado, Purnell ya había trabajado durante más de una década. De alguna manera en ese tiempo, logró evadir el escrutinio que inevitablemente trae la mayoría de edad como mujer en el ojo público. Purnell tenía 21 años y vivía sola en Nueva York por primera vez cuando los tabloides finalmente la atraparon. “A la mi**** el Daily Mail”, murmura ahora. En 2017, se informó que Purnell salía con Brad Pitt. El Brad Pitt. El Brad Pitt de Brangelina, ese Brad Pitt. Al inicio, Purnell encontró divertidos los rumores. “Le envié la historia a mis amigos diciendo...” hace un gesto con un movimiento de cabello y pone una voz altanera para entonar “’Ah, sí, yo y mi novio Braaaad’. Pensé que era gracioso”. ¿El chiste? Ella nunca lo había conocido. Pitt era solo un productor de Sweetbit​ter, el programa de televisión en el que habían elegido a Purnell.

“Me fui a la cama y al día siguiente estaba en todas partes. Yo estaba aterrorizada y muy molesta. Sentí que no podía salir de casa, estaba tan avergonzada”. De la noche a la mañana, Purnell se convirtió en la “belleza británica morena” que salía con la estrella más grande de EE.UU., 35 años mayor que ella. Los miembros de la familia le enviaron mensajes de texto para felicitarla por la nueva relación. Y luego Purnell procedió a hacer lo peor que pudo en ese momento: buscó su nombre en Google. “Leí todos los comentarios que decían: ‘Ella es una pequeña z***. Ella es una cazafortunas. Ella quiere hacerse famosa. Es una destructora de hogares’. Ninguna persona decía: ‘Qué vergüenza Brad por salir prácticamente con una niña’”. Sus ojos muy abiertos se agrandan con incredulidad. “En esencia, lo que los tabloides insinuaban era que solo obtuve el trabajo porque me acosté con el productor. Nunca le hubiera pasado a un protagonista masculino de 21 años de un programa”, dice. Ahora, en un punto emocional bastante distante, Purnell se arrepiente de cómo respondió en ese momento. “A) Debería haberlo cortado de raíz antes. B) Debería haber usado esa plataforma para tomar una postura política”.

Purnell como Kate Ward la popular película de Netflix de Zack Synde ‘Army of the Dead’ (Clay Enos/Netflix)
Purnell como Kate Ward la popular película de Netflix de Zack Synde ‘Army of the Dead’ (Clay Enos/Netflix)

Su encuentro con los fans se dio unos años más tarde cuando se lanzó Army of the Dead. “Me criticaron más por esa película que nunca en toda mi carrera”, se queja. Sobre el papel, parece inocuo. Simpático, incluso. Purnell interpreta a Kate, la hija distante del personaje de Dave Bautista, quien voluntariamente entra en una zona de lucha contra zombis, no para ganar el premio en efectivo de US$200 millones, sino para salvar a su amiga. Una búsqueda rápida en Google deja en claro que a los espectadores no les gustó Kate, por decirlo bien. “No puedo explicarlo”, dice sobre la reacción. “Me lanzaron mucha mi***. Llegué al punto en que no podía publicar una foto sin que la gente comentara: ‘Deberías suicidarte’, ‘Eres una actriz terrible’”. Desactivó sus comentarios y posteó una publicación de Instagram para pedir a la gente que “se alejen, ca****, pero de una manera agradable”.

No hay temas fuera de la mesa con Purnell. No hay preguntas que ella cortésmente elude. Para ella, lo personal es político. ¿Su pesadilla sensacionalista de Brad Pitt? “Reavivó mi pasión por el feminismo”. ¿La industria infestada de pervertidos en la que se ha encontrado? “Me encanta hablar de eso”. ¿La reacción a Army of the Dead? Purnell usa su experiencia para discutir el tema más amplio de los trolls en las redes sociales.

Purnell en su papel de Emma Bloom sacado de la imaginación de Tim Burtonen su película ‘Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children’ (YouTube)
Purnell en su papel de Emma Bloom sacado de la imaginación de Tim Burtonen su película ‘Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children’ (YouTube)

Entre su franqueza, su encanto no insignificante y esa mirada cinematográfica, es fácil ver por qué Purnell ha trabajado de manera constante desde aquellos días como modelo de bebés. Es menos fácil ver por qué todavía no ha quitado el prefijo de la etiqueta Next Big Thing que le han asignado todos estos años. En los días posteriores a nuestra conversación, Purnell anuncia su participación en la adaptación televisiva de Amazon del videojuego Fallout. Seguramente eso será todo; la cosa para de verdad lanzar su nombre. De cualquier manera, Purnell no parece preocupada. La ventaja de trabajar desde los cuatro años parece ser la paciencia. En este momento, está feliz tirada en el sofá hablando de cualquier cosa y de todo. Cuando nuestro tiempo se acaba, ella quiere continuar. “Mi descanso para fumar puede esperar”.

‘Star Trek: Prodigy’ se estrena el 25 de abril en Nickelodeon Reino Unido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.