¿Qué significa para los fans que Spider-Man deje de formar parte del Universo Cinematográfico de Marvel?

En la noche del martes nos fuimos a la cama con la mala noticia: Spider-Man deja el Universo Cinematográfico de Marvel. Disney y Sony no llegaron a un acuerdo para la continuidad de la colaboración y ahora Spidey irá por su cuenta. Ni charlas sabiondas con Nick Furia, ni bromas recordando a Iron Man con Happy Hogan. Peter Parker vuelve a quedarse solo.

Pero ¿es tan preocupante como parece? A priori, sí. Bajo la batuta de Kevin Feige (presidente de Disney y cerebro del UCM) habían logrado crear un reboot que recuperó la ilusión entre los fans que, en 17 años tuvo que ver a Spider-Man interpretado por tres actores diferentes solo para que cada saga termine decepcionando con cada entrega final. ¿Pasará lo mismo ahora? Ya lo vivimos con Spider-Man 3 (2007, Sam Raimi) con Tobey Maguire y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014, Marc Webb) con Andrew Garfield. ¿Conseguirá Tom Holland romper la mala racha y mantener a flote la saga con una tercera película alejada de Marvel?

Autor: Jay Maidment; ©2019 CTMG, Inc. All rights reserved. Propiedad de Sony Pictures Entertainment, INC.

Que nos perdone Sony, pero de momento nos surge la duda. Debemos tener en cuenta que Kevin Feige ha logrado crear un universo cinematográfico capaz de hacer historia en taquilla y crear las entregas más interesantes del género en los últimos años, y que ahora ya no estará manejando los hilos que atan a Spidey con el resto de la saga en manos de Disney.

La noticia llega poco después de que Spider-Man: lejos de casa se coronara como la película más taquillera en la historia de Sony Pictures. La secuela ha conseguido superar los 994 millones de euros, poniéndose por encima del récord cosechado por Skyfall en 2012 (993€ millones). Y si bien Spidey es uno de los superhéroes más queridos por los espectadores, fans y no tanto del género, y que Tom Holland ha conseguido hacerlo completamente suyo dándole una picardía adolescente diferente a la que vimos en el resto de adaptaciones, no podemos obviar que Lejos de casa logró semejante éxito porque estaba unida al UCM: era la película que cerraba la Fase 3 y la primera que continuaba la historia tras la destrucción de Thanos y el sacrificio de Iron Man en Vengadores: Endgame.

Pero ahora que ya no tendrá ninguna conexión con el resto de personajes o universo, ¿podría repetir el mismo éxito? En principio, lo podemos comparar con lo vivido con Fast & Furious. La séptima entrega hizo una taquilla descomunal -hoy en día es la octava película más taquillera de la historia del cine- atrayendo a los espectadores, entre fans y curiosos, a ver la despedida póstuma al actor Paul Walker y su personaje, Brian O’Conner. La octava tuvo gran éxito también, pero la recaudación fue de unos cuantos millones menos y con una aprobación menor de la crítica también. ¿Pasará lo mismo con Spider-Man? ¿Lograrán mantener la originalidad y el interés si no pueden incluir referencias al resto de superhéroes que lo unían al UCM?

Según fuentes cercanas consultadas por Deadline, existen dos películas más de Spider-Man en desarrollo que esperan contar con el director Jon Watts y su protagonista, Tom Holland, de nuevo. Pero al menos en el caso de Watts todavía no existe un acuerdo firmado. Y en este caso, Feige ya no sería el productor creativo principal.

[Crítica: Spider-Man: lejos de casa, una secuela impecable que mezcla legado, acción y la ternura del romance adolescente]

EL DIVORCIO: SONY DICE ESTAR “DECEPCIONADO”
Cuando salió a la luz la noticia a través de Deadline, tan solo se supo que Kevin Feige dejaría de producir películas de Spider-Man debido a la falta de acuerdo entre Disney y Sony. Básicamente se informaba que los presidentes de cada compañía no habían logrado decidir en conjunto la cofinanciación de los próximos proyectos. Disney pedía que las próximas entregas se financiarán en un 50/50, pero Sony habría rechazado la propuesta. Las mismas fuentes aseguraron que Sony no quería compartir su propiedad más exitosa y tenía otras cifras en mente, que Disney tampoco quiso. Es decir, en este primer comunicado, se sugería que Sony no quería compartir la tarta en partes iguales, y Disney no quería seguir recibiendo solo el 5% de la taquilla.

Según Deadline, el razonamiento de Sony es que podrá seguir adelante sin Kevin Feige ya que tienen el mapa marcado. Los planes están en marcha desde hace tiempo con las continuaciones de Spider-Man, la secuela de Venom con Andy Serkis dirigiendo a Tom Hardy, el Morbius de Jared Leto, así como otros proyectos como Kraven el cazador y los spin offs de Sable de Plata y Gata Negra.

Sin embargo, al salir la noticia, la red se llenó de críticas contra Sony con fans culpando al estudio de la decisión, enfadados al ver que el héroe de Manhattan irá en solitario y lejos del UCM que tanto adoran. Incluso han lanzado peticiones de firmas para exigir a Sony que llegue a un acuerdo que permita la colaboración entre ambas sagas. Así, en pocas horas, Sony Pictures emitió un comunicado oficial en donde básicamente echa la culpa a Disney de cortar los lazos que unían al personaje con la saga de superhéroes.

"Muchas de las noticias de hoy sobre Spider-Man han caracterizado erróneamente las recientes discusiones sobre la participación de Kevin Feige en la franquicia", reza el comunicado obtenido originalmente por The Hollywood Reporter. “Estamos decepcionados, pero respetamos la decisión de Disney de no dejarlo continuar como productor principal de nuestra próxima película de acción en vivo de Spider-Man".

En el mismo comunicado aseguran que la decisión se basó en la apretada agenda del cerebro detrás del UCM, quien tiene una gran cantidad de proyectos en marcha entre la Fase 4 de Marvel, las series para Disney+ y las nuevas adquisiciones de personajes por parte de la compra de los estudios 21st Century Fox, como X-Men o Deadpool. “Esperamos que esto cambie en un futuro, pero comprendemos que las muchas responsabilidades que Disney le ha dado -incluyendo todas las propiedades añadidas de Marvel- no le dan tiempo para trabajar en personajes de los que no tienen propiedad” concluyen.

Sin dudas es una mala noticia para los fans que ya se habían acostumbrado a ver a Spidey compartiendo aventuras con los héroes de Marvel. Es cierto que ahora que Iron Man ya no está en la trama, Peter Parker podrá volar solo con todas las lecciones aprendidas, pero también es cierto que contar con Kevin Feige sobrellevando cada proyecto era un voto de confianza para los espectadores. Bajo su mando, Marvel ha desarrollado 23 películas en 10 años, sin que ninguna pierda un céntimo. Produjo tres de los mayores taquillazos de este año y fue el productor que logró la primera nominación al Oscar a mejor película para una cinta de superhéroes con Black Panther.

Para seguir leyendo:

Restauran un avance de Spider-Man (2002) con la escena eliminada de las Torres Gemelas

La diversidad es la nueva protagonista: Marvel se arriesga y gana con una Fase 4 llena de posibilidades

Una fan de Robert Downey Jr. lanza una petición para cambiar el destino de Iron Man tras Vengadores: Endgame