Quentin Tarantino se disculpa de nuevo, esta vez por defender a Polanski de violación

El cineasta le ha pedido perdón públicamente a la víctima de agresión sexual de Roman Polanski, Samantha Geimer, por haber expresado en 2003 que el incidente no era un caso de violación.

El cineasta le ha pedido perdón públicamente a la víctima de agresión sexual de Roman Polanski, Samantha Geimer, por haber expresado en 2003 que el incidente no era un caso de violación.

Durante una vieja entrevista con Howard Stern, que ha vuelto a ser tema de conversación por todo lo que está sucediendo en Hollywood en contra del abuso sexual, Quentin Tarantino defendió a Polanski al decir que la niña de 13 años había dado el consentimiento.

Ahora, el director se ha disculpado por sus comentarios “ignorantes” y añadió que “realmente lamenta”  el no haber pensado en los sentimientos de Geimer durante esa entrevista. “Quiero pedirle perdón públicamente a Samantha Geimer por mis declaraciones arrogantes en The Howard Stern Show, especulando sobre ella y de un crimen que se cometió contra ella”, expresó a través de una declaración publicada por Indiewire.

“Quince años después, me he dado cuenta lo mal que estaba. Gamer FUE violada por Roman Polanski. Cuando Howard sacó el tema de Polanski, incorrectamente jugué a ser el abogado del diablo en un debate solo para llamar la atención. No tomé en consideración los sentimientos de Geimer y por eso realmente lo siento. Así que, Geimer, fui un ignorante, insensible, y sobre todo, estaba incorrecto. Lo siento, Samantha”.

En 1977, Polanski admitió haber violado a Geimer, y luego de pasar 42 días en la cárcel viajó de Estados Unidos a París para escapar de una larga sentencia en prisión. En sus intentos para poder entrar a Estados Unidos, ha solicitado sin éxito, que su orden de detención fuera revocada.

Para seguir leyendo:
El extraño historial de Tarantino "torturando" a sus musas
Quentin Tarantino, el "arrepentido" de Hollywood

Imágenes: ©Summit Pictures/ ©Universal Pictures