Quentin Tarantino inspiró su cine en una escena de Pedro Almodóvar

·3  min de lectura

Está claro que Pedro Almodóvar es uno de nuestros cineastas más influyentes a nivel internacional. No hay más que ver el éxito de sus películas fuera de nuestras fronteras, la repercusión en festivales y premios o cómo el público extranjero disfruta de nuestra cultura a través de sus historias. Pero no solo eso, porque su importancia en Hollywood es tanta que llegó incluso a definir parte del cine de los 90 en Hollywood.

Por exagerada que suene la afirmación, no hay más que remontarse a unas declaraciones de Quentin Tarantino para percatarse de que no está para nada desencaminada. Y es que el cineasta de Kill Bill o Malditos Bastardos, que tanta importancia tuvo en los 90 con Reservoir Dogs o Pulp Fiction, declaraba que fue una escena de una cinta de Almodóvar la que le motivó a enfocar su cine hacia los terrenos rompedores con los que revolucionó la industria.

Quentin Tarantino en un panel discutiendo Pulp fiction (Noam Galai/Getty Images)
Quentin Tarantino en un panel discutiendo Pulp fiction (Noam Galai/Getty Images)

Así lo contaba en el podcast The Joe Rogan Experience en 2021, aunque recién ha comenzado a tener repercusión estos días gracias a publicaciones en TikTok o Twitter que han recuperado este fragmento donde admira al manchego. En concreto, Tarantino señala lo mucho que le impactó ver en su momento Matador, la película que Antonio Banderas protagonizó en 1986 sobre un torero retirado cuya obsesión por matar no desaparece. El responsable de Érase una vez en Hollywood admite que quedó totalmente prendado de su escena inicial, donde el nivel de violencia y sexo alcanzaba unos límites que jamás había visualizado en el cine estadounidense.

“Pedro Almodóvar tenía una película llamada Matador, con Antonio Banderas, muy graciosa”, explicaba el cineasta para Joe Rogan. “La película empieza, en los créditos iniciales hay un tipo sentado en una silla en su sala, con sus pantalones bajados hasta los tobillos y masturbándose. Y con lo que se masturba son con las escenas sangrientas y violentas de las películas slasher. Tiene todos sus momentos favoritos de los slasher, con mujeres siendo asesinadas, y se está masturbando. Esa es la escena inicial. Y no había nada como eso disponible en Estados Unidos. Y yo estaba como 'Oh, Dios mío, esta es la mierda más salvaje de la historia, esto es increíble”.

Fue entonces cuando a Tarantino se le metió en la cabeza la idea de replicar ese tono tan trasgresor, de romper con todos los esquemas que el público tenía en mente. En la entrevista cuenta que era muy difícil que por aquellos años la industria confiara en este tipo de propuestas, pero su empeño, motivado por esta película de Almodóvar, se tradujo en lanzarse a producciones como Reservoir Dogs o Pulp Fiction y crear toda una ola de directores que quisieron seguir el mismo camino, como bien puede ser el caso de Robert Rodriguez con El mariachi o David Fincher con Seven.

“Recuerdo estar sentado en Video Archives y haber dicho, 'quiero hacer mierdas así cuando estoy haciendo películas'. Y luego uno de los chicos me dijo, 'pero no te dejarán Quentin', y mi respueta fue. Bueno, ¿quiénes son ellos para decirme lo que puedo y no puedo hacer?”, continuaba relatando Tarantino. “Nunca dejé que me detuvieran, siempre hice lo que quise hacer. Y al hacer lo que quería hacer cambiamos los 90. Los 90 dejaron de ser políticamente correctos. Y de repente en un año Reservoir Dogs, El Mariachi, Men Bites Dog, Romeo is Bleeding,… Todas estas salvajes, irónicas y violentas películas empezaron a estrenarse. Y no existían en 1989. Y luego vino Seven,… Construimos un puente y luego todo el mundo lo siguió. Todos avanzaron sobre ese puente”.

Pedro Almodóvar en la Feria del libro de Madrid 2022 (David Benito/Getty Images)
Pedro Almodóvar en la Feria del libro de Madrid 2022 (David Benito/Getty Images)

Y no es la primera vez que Tarantino admira el trabajo de Pedro Almodóvar, puesto que ya han sido varias las entrevistas donde se ha parado a analizar la obra del manchego y lo mucho que la tiene en estima. De hecho, hasta se atreve a posicionarle muy por encima de otros maestros internacionales del cine.

“Cuando la gente habla de los grandes autores, no mencionan lo suficiente a Almodóvar. Durante 30 años ha hecho pequeños a sus colegas americanos”, mencionaba en una entrevista con New York Magazine en 2015. “Tuvo un periodo más flojo entre Kika y Todo sobre mi madre, pero lo que ha hecho en los últimos siete años es magnífico. Es un director fantástico. Sus guiones son maravillosos y él es tan específico. Al contrario que otros directores de películas de autor de los que acabarás cansándote, como Wong Kar-wai, de Almodóvar nunca te cansas, porque, aunque haya elementos reconocibles en sus películas, nunca parece estar haciendo la misma película”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde luego, con Almodóvar tenemos todo un todoterreno de la cultura española, un artista con más influencia de la que podríamos pensar y cuya obra resuena por todos los rincones del mundo. Y es que, pensandolo en profundidad, y valorando que a Tarantino siempre se le ha atribuido gran parte de la revolución del Hollywood de los 90, podríamos decir sin ningún reparo que nuestro Pedro es realmente al artífice de todo aquel cine tan rompedor.

Más historias que te pueden interesar: