Rebel Wilson nunca se ha emborrachado

Rebel Wilson

La carrera de Rebel Wilson en Hollywood despegó gracias a sus papeles de joven veinteañera descarriada o alocada como los que interpretó en la franquicia 'Pitch Perfect' o la comedia 'How to Be Single' hasta que eventualmente el público comenzó a confundir realidad y ficción.

Su empeño por ofrecer una visión 'falsa' de su vida privada a través de las redes sociales también ha contribuido a que se la considere el alma de todas las fiestas cuando la pura verdad es que ella rara vez bebe alcohol, al menos en exceso.

"No me he emborracho, nunca en toda mi vida... Y no estoy de broma. Es cierto que me he labrado una reputación de chica salvaje, me refiero a Instagram y todas esas plataformas, pero no es la realidad. Soy solo yo, rodeada de botellas. Es una especie de broma interna", ha desvelado a su paso por el programa de su buen amigo James Corden.

El motivo por el que Rebel nunca pierde el control está directamente relacionado con un trauma del pasado, y más en concreto con una cita desastrosa durante la que su acompañante acabó siendo atropellado por un Uber. Aunque afortunadamente todo quedó en susto y ella accedió incluso a darle otra oportunidad a esa persona, ese incidente le hizo cuestionarse sus hábitos y darse cuenta de que no quería que nadie hiciera lo mismo con ella.