Rechazaron a esta mexicana por no tener brazos y ahora es diseñadora de moda

Adriana Macías diseña ropa para gente discapacitada (ULISES RUIZ/AFP/Getty Images).

La resiliencia es la capacidad de adaptación frente a una situación adversa y la mexicana residente en Guadalajara, Adriana Macías, sabe a la perfección cómo llevar este concepto de la teoría a la práctica. Nació sin brazos y estudió la carrera universitaria de Derecho. A pesar de que se trata de una profesión perfectamente factible para su condición, nadie le dio trabajo. No hubo bufete de abogados que estuviera dispuesto a contratar a una letrada sin extremidades.

Aquel fue el enésimo varapalo de una vida repleta de obstáculos que Macías tuvo que ir superando poco a poco con la mejor de sus actitudes. Llevó a cabo hobbies con los que cerró la boca de aquellos que no confiaron en ella. Trabajó como escritora, como dramaturga y como conferenciante motivacional. A sus 41 años de edad se ha vuelto a superar y ejerce como diseñadora de moda. Todo, desde las letras que plasmó en folios en blanco a los trazos que ahora delinea, los ejecuta con los pies gracias a que sus padres le enseñaron a comer, beber, dibujar, escribir, cocinar, peinarse e incluso limpiar con ellos.

Uno de los diseños de Adriana Macías (Victor Chavez/Getty Images)

Y no son trazos cualesquiera o realizados al azar, son trazos que la convirtieron en una de revelaciones de la Semana de la Moda de México el mes pasado. Fue allí donde estrenó su colección de otoño-invierno con 12 diseños aptos para personas discapacitadas. Todo comenzó cuando ella misma tuvo que crear su propia ropa para poder vestirse con los pies y acabó con un pase de modelos de lo más inclusivo.

“Estoy sacando a la luz esta línea de ropa para que sea accesible, cómoda, práctica y formal. Quise que el show fuera inclusivo porque es algo muy importante”, señaló Macías a AFP. “La gente no debería existir para la ropa, la ropa debería existir para la gente”.

Adriana Macías dejó de usar prótesis a los 20 años y ahora tiene 41. (ULISES RUIZ/AFP/Getty Images)

Si ella se viste con los pies, también es capaz de ponerle la ropa a su hija de tres años de edad a la que cuida sin problemas a pesar de no tener extremidades. Es tal el dominio, que hasta gesticula con las piernas como la que mueve las manos al hablar. Prefirió dominar esa técnica antes que portar unas prótesis que le provocaban dolor en los hombros. Dejó de llevarlas a los 20 años de edad.

“Era muy duro ir al a universidad sin mis prótesis y quitarme los zapatos en clase para escribir. Está considerado de mala educación quitarse los zapatos”, afirmó a la agencia de noticias francesa. A pesar de los esfuerzos por sacar su título universitario, nadie confió en ella para ejercer. De ahí su resiliencia y capacidad para superarse y seguir mirando al frente.

Adriana Macías tiene una hija de tres años de edad. (ULISES RUIZ/AFP/Getty Images)

“Nadie me quiso contratar”, prosiguió. “Todo el mundo pensaba que era muy rara o que sería chocante que apareciera como soy en una oficina o me quitara los zapatos para aplicar por un empleo”, señaló la mexicana.

Desde entonces publicó tres libros, una obra de teatro, dio charlas y ahora diseña. Y por si fuera poco, además le ha dado tiempo para batir un récord Guinness, el de encender el máximo número de velas con los pies en un minuto, un total de 11. Desde luego no hay nada que frene a Macías, una mujer que ejemplifica a la perfección el concepto de resiliencia.