¿Cómo reconocer el chantaje emocional y cómo actuar frente a él?

Verónica Vivero
¿Alguna vez te has encontrado actuando contrariamente a tu parecer y pese a producirte gran malestar? Tal vez, haya sido tan sutil que no has sido consciente de ello, o tal vez, hayas decidido negarlo para que no resultara tan doloroso. Sea como fuere te has visto expuesto al chantaje emocional, esta forma de manipulación está presente en nuestras vidas, más incluso de lo que podemos llegar a imaginar. En la familia, pareja, amigos, con superiores... Todos en mayor o menor grado nos podemos ver expuestos a sus múltiples manifestaciones. Aprender a detectar las señales y saber cómo actuar será decisivo para nuestro bienestar emocional. Hablemos de chantaje emocional.

Qué es el chantaje emocional y el perfil del chantajista

El chantaje como tal, implica conseguir que el otro actúe de acuerdo a nuestros propios intereses y en contra de su voluntad. Se trata de una forma de control donde se utilizan estrategias como la culpa o el miedo para someter al otro. El chantaje plantea un dilema a la víctima, sintiendo que si no cede, la culpa se apodera de él y si lo hace, no está siendo fiel a sí mismo.

Los chantajistas son sujetos con alto carisma y dotes de seducción que utilizan estrategias como la mentira y la manipulación para lograr sus objetivos. Locuaces y con altas habilidades sociales, suelen tener una gran habilidad para detectar la debilidad ajena, aspecto que no dudan en aprovechar, para lograr sus intereses. Explotadores y sin escrúpulos, tienden a establecer relaciones objetales y parasitarias con los demás, quienes únicamente consideran sujetos de los que lograr provecho.Los chantajistas suelen ser personalidades con rasgos narcisistas, límites y dependientes. En ocasiones con bajo amor propio. El uso de la manipulación como  método de control sobre el otro, les confiere seguridad y también supone una muestra de lealtad hacia aquellos con los que se relacionan, generalmente, personalidades dependientes o autodestructivas.

Tipos de chantajistas emocionales

Pese a lo expuesto, hay diferentes tipos de chantajista emocional y diferentes formas de exponerse al mundo, veamos cuatro de los más característicos:

-- Básico: Sería esa persona que ejerce el chantaje de forma directa, dado que se confiere un poder superior sobre el otro y no necesita de artimañas camufladoras. Utiliza recursos como la amenaza o la devaluación.

-- Sutil: Es el tipo de chantaje sibilino, apenas imperceptible que va minando al otro, quien se encuentra despojado de recursos para hacer frente a la situación. El uso del sarcasmo muchas veces camuflado de humor o provocar incertidumbre en el otro, son algunas de las herramientas que utiliza.

--Víctima: Se presenta como persona desvalida, desprovista de recursos para hacer frente a las situaciones vitales. Procuran demandas constantes de atención, mediante éstas, manipulan al otro a su antojo haciéndoles creer que son su salvador.

-- Encantadores de serpientes: Personalidades con alto proceso de seducción y carisma, responden al perfil de líder. Sus dotes de persuasión llevan a embaucar al otro, quien apenas es consciente de la situación, al menos en lo que a estadios iniciales se refiere.

Qué aspectos debemos tener en cuenta para detectar un chantajista: Señales de aviso

Nuestro cuerpo constantemente nos envía señales de las situaciones, lo que ocurre es que muchas veces no las escuchamos con la atención que requiere. Es importante conectar con nuestro organismo y sentirlo. Ante la presencia de una persona tóxica, el organismo lanza señales de que algo está ocurriendo, es importante no dejarlo pasar y analizar esta situación.  Mantente especialmente alerta si:

--Te encuentras realizando cosas que no te apetecen, sólo por miedo o por no quedar mal, resultando cada vez,  menos fiel a ti mismo.

-Si cada vez te sientes más inseguro, sin autoestima, con miedo, vergüenza o culpa. Emociones tóxicas que dañan tu autoconcepto.

--Si te ves sometido a quejas, amenazas, celos o castigos por parte del otro.

-- Si cada vez tienes menos contactos sociales sintiéndote incluso aislado.

-- Si no te encuentras bien y no sabes por qué.

Todo esto son señales de que no estás siendo congruente contigo mismo y puedes estarte viendo expuesto a un tipo de vinculación de este tipo. Salir de ello será el siguiente paso.

Cómo hacer frente a esta situación: Pautas de actuación

-Lo primero que debemos hacer ante una situación así es reconocerlo y no sentir vergüenza. Nadie es inmune y por tanto todos podemos vernos expuestos a un tipo de relación así.

-En segundo lugar, es importante que no te relaciones más con esa persona en cuestión, puesto que es un tipo de  vínculo tóxico que te reporta desgaste y sufrimiento.

-Es necesario que dediques tu tiempo a ti y te sitúes como prioridad, ahora tu objetivo principal es recuperar esa autoestima minada, aprender a quererte, respetarte, poner límites y ganar seguridad.

-Las redes sociales y de apoyo serán muy importante en estos momentos, por eso, si no te sientes con un sostén fiable será necesario que busques actividades que ocupen tu tiempo libre y te permitan conocer personas con inquietudes similares a las tuyas.

-Plantearte realizar una terapia para gestionar tus emociones también puede ser una solución.

¡Suerte en tu proceso de recuperación!

Más información:
¿Cómo elegir y reconocer un buen psicólogo?
Cómo actuar si tu pareja tiene depresión
Quiero dejar a mi pareja: me merezco algo mejor