Regresa el Big Mac: McDonald's reabre locales en Ucrania

·2  min de lectura
UCRANIA-GUERRA McDONALD'S (AP)
UCRANIA-GUERRA McDONALD'S (AP)

McDonald's iniciará en los próximos meses la reapertura de algunos locales en Ucrania, símbolo de que el país desgarrado por la guerra regresa en alguna medida a la normalidad y un gesto de apoyo después que la cadena de restaurantes de comidas rápidas se retiró de Rusia.

El gigante de las hamburguesas cerró sus restaurantes en Ucrania al comenzar la invasión rusa hace casi seis meses, pero ha seguido pagando el sueldo a sus más de 10.000 empleados en el país.

McDonald’s dijo el jueves que iniciará la reapertura gradual de algunos locales en Kiev, la capital, y en el oeste del país, donde otras empresas están funcionando lejos de los frentes de batalla. Negocios occidentales como Nike, KFC y la cadena española de ropa Mango están abiertos en Kiev.

“Hemos hablado con nuestros empleados, que han expresado un fuerte deseo de regresar a trabajar y ver la reapertura de nuestros restaurantes en Ucrania”, dijo el vicepresidente a cargo de mercados internacionales Paul Pomroy en un mensaje a los empleados. “En los meses recientes se ha fortalecido la creencia de que esto apoyará una sensación pequeña pero importante de normalidad”.

La guerra ha dañado gravemente la economía ucraniana, y la reapertura de los negocios, aunque sea limitada, es una ayuda. El Fondo Monetario Internacional prevé una retracción de la economía de 35% para este año.

McDonald’s, que tiene 109 locales en Ucrania, no ha dicho cuántos reabrirán ni en qué fechas, ni cuáles serán los primeros en volver a recibir clientes. La empresa dijo que en los próximos meses empezará a trabajar con los proveedores para obtener suministros, preparar los locales, convocar a los empleados y tomar medidas de seguridad, ya que continúa la guerra en el este del país.

En Rusia, McDonald's ha vendido sus 850 locales al dueño de una franquicia. Hace tres décadas, McDonald's abrió su primer local en Moscú, que se convirtió en un poderoso símbolo de la mitigación de las tensiones luego de la Guerra Fría.