La reina Isabel regresa a Sandringham días antes de su emotivo aniversario

·3  min de lectura

Faltan pocos días para que la reina Isabel II celebre el 70 aniversario de su llegada al trono. El proximo 6 de febrero se festejará el jubileo de platino de la soberana británica, pero antes de que eso ocurra la monarca ha viajado desde Windsor a Nolfolk este domingo en helicóptero y, según la prensa inglesa, se hospedará en Wood Farm, donde el duque de Edimburgo pasó gran parte de su tiempo después de retirarse de la vida pública. Se cree que pasará allí las próximas semanas y celebrará en privado los 70 años de la muerte de su padre, el rey Jorge VI, que falleció precisamente en esta localidad durante la madrugada del 6 de febrero de 1952 y ella tuvo que asumir sus responsabilidades al frente de la Corona.

-Isabel II dice adiós al que ha sido su 'annus horribilis'

VER GALERÍA

Reina Isabel II
Reina Isabel II

Para la soberana británica no se trata de un día de celebración, ya que su llegada al trono supuso la muerte de su padre cuando apenas ella tenía 25 años. Es la primera vez que la madre del príncipe Carlos acude a Sandringham desde el pasado mes noviembre. Isabel II tuvo que cancelar sus planes de pasar allí la Navidad en familia debido al aumento en los casos de covid, y de hecho ha pasado las últimas dos Navidades en el Castillo de Windsor debido a la pandemia.

Su estancia en Norfolk será especial no solo por el hecho de conmemorar el fallecimiento de su padre, sino también por el recuerdo a su difunto marido, ya que se hospedará en Wood Farm, la que fuera residencia del duque de Edimburgo hasta su fallecimiento y que convirtió en su refugio tras retirarse de la vida pública en 2017. Aparentemente, será la primera vez que se aloje en este lugar en vez de en su casa principal desde que se despidiera de Felipe de Edimburgo el 9 de abril de 2021.

VER GALERÍA

Reina Isabel II Jubileo
Reina Isabel II Jubileo

Todo apunta que será desde este refugio donde Isabel II grabe su mensaje con el que conmemorará sus siete décadas en el trono británico, antes de dar por iniciadas las festividades en torno a su Jubileo de Platino. Tal como se anunció desde hace un tiempo, se han planeado todo tipo de actividades entorno a una fecha, en la que Isabel II marcará un hito, no solamente en su vida, sino en el de la monarquía. Pero no será hasta el mes de junio cuando tenga ocasión de celebrarlo. Del 2 al 5 de junio se han planeado diversos actos entre los que figura una fiesta en el Palacio de Buckingham en la que estarán presentes ilustres invitados el 4 de junio, una cita que coincide con el primer cumpleaños de su bisnieta Lilibet, hija del príncipe Harry y Meghan. La incognita a día de hoy es si el hijo menor del príncipe Carlos, cuyo distanciamiento con la Familia Real es cada vez mayor tras sus controvertidas declaraciones televisivas, viajará al Reino Unido para estar con la Reina.

Un Jubileo que a su vez estará marcado por los problemas legales del príncipe Andrés y la reciente pérdida de sus títulos militares, de su dignidad de Alteza Real y de sus patrocinios reales. Un difícil momento para la Reina que además ha tenido que despedirse en las últimas semanas de tres de sus buenos amigos: el periodista y entrenador de carreras de caballos, Ivor Herbet, y dos de sus damas de honor, Lady Farnham y la duquesa de Gafton. Para alegrar este delicado periodo, la monarca podría contar con un nuevo acompañante entre sus mascotas. Según publica Daily Mail, la Reina habría acogido en su residencia a un cachorro de Cocker Spaniel que ha recibido el nombre de Lissy, en honor a la Reina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.