La reina Isabel sufre una gran pérdida en su entorno más cercano

·2  min de lectura

Alan Crowhurst/Getty Images La reina Isabel II

Tras la muerte de su esposo Felipe de Edimburgo el pasado abril, ahora la reina Isabel II recibe otra triste noticia con el fallecimiento el pasado viernes de una de sus personas de confianza, Ann Fortune FitzRoy, duquesa de Grafton.

FitzRoy murió a los 101 años, después de servir a la Casa Real por 69 años, durante todo el reinado de Isabel II.

FitzRoy se convirtió en 1953 en dama de compañía de la reina y en 1967 fue nombrada Maîtresse de la Garde Robe, convirtiéndose así en una de las dos únicas mujeres que ocuparon este cargo durante el reinado de Isabel II. En este puesto era la encargada de la ropa y las joyas de la reina.

"La reina solo ha tenido dos Maîtresse de la Garde Robe en sus más de sesenta años de reinado, por lo que es bastante fácil decir que la duquesa de Grafton era una querida amiga y confidente a la que extrañaremos mucho", comunicó la familia real.

Además de trabajar para la reina, se convirtió en su gran amiga, hasta el punto de que la monarca es madrina de uno de sus cinco hijos, Lady Virginia Mary Elizabeth FitzRoy, quien además fue dama de honor de la princesa Margaret.

En 1980 la duquesa fue nombrada Dama de la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana, distinción que otorga personalmente la reina.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Esta pérdida llega antecedida por la del príncipe Felipe, duque de Edimburgo, quien murió en abril a los 99 años luego de un ingreso de casi un mes por una condición cardíaca.

La reina, de 95 años, también ha sufrido algunos problemas de salud en los últimos tiempos que la han llevado a cancelar algunos eventos. A pesar de que se le ordenó el reposo el pasado mes de octubre, en noviembre a la monarca se le vio manejando sola y en plena forma.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.