La tragedia de la bella princesa Margarita. ¿Traicionada por su propio hijo o por su hermana Isabel II?

·7  min de lectura

La bella princesa Margarita tenía un imán especial. Era alegre, extrovertida y muy sociable. Le encantaba divertirse y divertir a los demás. Sin embargo, su vida fue una auténtica tragedia. No pudo casarse con el hombre a quien amó profundamente, le quitaron su mansión en el caribe donde se sentía feliz, y su salud fue empeorando a pasos agigantados. La princesa Margarita se sintió dolorosamente traicionada. ¿Fue su hijo quien la traicionó? ¿Fue deslealtad de su hermana mayor, la reina Isabel II? O quizás, ¿fueron los dos? ¿Quién hizo desgraciada a la bella y alegre Margarita?

Princess Margaret, Countess of Snowdon (1930 - 2002), visits the Royal Asscher Diamond Company in Amsterdam, Netherlands, 19th May 1965.  (Photo by Les Lee/Daily Express/Hulton Archive/Getty Images)
Princess Margaret, Countess of Snowdon (1930 - 2002), visits the Royal Asscher Diamond Company in Amsterdam, Netherlands, 19th May 1965. (Photo by Les Lee/Daily Express/Hulton Archive/Getty Images)

Dicen que entre hermanas, o hermanos, que se llevan pocos años, siempre hay cierto problema de celos o de competición permanente. Y dicen que esos celos y esa competición se dio desde muy jóvenes entre la Reina Isabel II y su hermana menor la princesa Margarita. Eran dos polos opuestos. Isabel era muy responsable, obediente, callada, atenta y tímida. Margarita era sociable, rebelde, divertida y alegre. Quizás sus genes las llevaron por caracteres diferentes. O quizás la distinta educación y diferente atención que recibieron las convirtieron en dos hermanas muy distintas. Isabel era la heredera al trono. Margarita no. Isabel era educada para tal fin. Margarita no. Isabel estudiaba idiomas, historia, geografía, política y protocolo. Margarita aprendía piano y baile. Las dos hermanas competían por el amor de su padre el Rey Jorge VI. Isabel sabía que su padre estaba orgullosa de ella. Margarita sentía que su padre era feliz junto a ella. Y las dos hermanas se envidiaban. Isabel añoraba tener la libertad de Margarita, envidiaba estar fuera de la responsabilidad de ser reina. Sin embargo, Margarita hubiera querido reinar ella misma. Isabel deseaba poder resultar tan encantadora para todos como le ocurría a su hermana menor. Margarita soñaba con que la tomaran en serio, como hacían con su hermana la Reina. Aún así, las dos hermanas se llevaban bien. Muy bien, incluso. Y se querían. Pero, tuvo lugar un oscuro asunto. Margarita iba a casarse con el amor de su vida. Sin embargo, la boda no llegó a producirse. La princesa culpó a su hermana la Reina Isabel II de esta tragedia. ¿Qué pasó?

(Original Caption) Princess Margaret Meets Beatles, M.B.E. London: H.R.H. Princess Margaret, Countess of Snowdon and the Earl of Snowdon (hidden right), last night attended the Royal World Premiere of the Beatles new movie, Help!, which was held at the London Pavilion in aid of the Dockland Settlements and Variety's Charity Fund for Children. Before the film, the Beatles were presented to the Princess. Photo shows, Princess Margaret with the Beatles, from left to right, Ringo Starr, George Harrison, Paul McCartney and John Lennon.
(Original Caption) Princess Margaret Meets Beatles, M.B.E. London: H.R.H. Princess Margaret, Countess of Snowdon and the Earl of Snowdon (hidden right), last night attended the Royal World Premiere of the Beatles new movie, Help!, which was held at the London Pavilion in aid of the Dockland Settlements and Variety's Charity Fund for Children. Before the film, the Beatles were presented to the Princess. Photo shows, Princess Margaret with the Beatles, from left to right, Ringo Starr, George Harrison, Paul McCartney and John Lennon.

La princesa Margarita se enamoró locamente del coronel Peter Townsend, caballerizo del Rey Jorge VI y después de la Reina Isabel II. Peter estaba casado y tenía dos hijos. El coronel se divorció de su mujer por su amor hacia Margarita. Margarita y Peter estaban decididos a casarse. Se amaban apasionadamente. La princesa tenía que pedir permiso a su hermana la Reina para poder contraer matrimonio. Las férreas reglas de la monarquía británica lo exigían. Margarita rogó a su hermana. Y la Reina accedió a la boda, pero con una condición: debían esperar dos años. La condición de hombre divorciado y el no pertenecer a la aristocracia eran dificultades que había que sortear. La Reina Isabel II pensó que si dejaban pasar un tiempo podría dar su bendición al matrimonio de su hermana. Margarita y Peter vivieron dos largos años separados, ella en Londres y él en Bruselas. Eran las condiciones que le había pedido su hermana para poder apoyar su boda. Margarita y Peter cumplieron su parte del pacto, pero cuando llegó el momento no les dejaron casarse. La Iglesia y el Gobierno británicos se negaron en rotundo a que se celebrara el matrimonio. En la prensa de la época se resaltaba que al ser un hombre divorciado, un enlace con la princesa iba contra la religión cristiana y contra las reglas de la monarquía. Finalmente, la Reina Isabel II no pudo dejar que su hermana menor se casase con su gran amor. Margarita se sintió trágicamente traicionada. Entonces la princesa empezó a saltar de la depresión a la fiesta y de la fiesta a la depresión. Se sentía sola, sin saber cuál era su sitio en la vida y pensando que jamás volvería a enamorarse. Transcurridos 5 años, Margarita se enteró de que Peter se casaba con una joven belga de 20 años. Un día después Margarita anunció su compromiso con el fotógrafo y cineasta británico Antony Armstrong-Jones. Margarita llevaba un tiempo manteniendo una relación con el artista, pero el súbito anuncio del compromiso llamó mucho la atención. Hubo quien vio en este enlace cierta venganza hacia Peter Townsed por casarse. Lo cierto es que, a pesar de que su matrimonio con Antony duró 16 años, pronto la pareja ya no se entendía demasiado bien. Fueron años de mucha fiesta y alcohol. La princesa Margarita acabó divorciándose y fue el primer divorcio de un importante miembro de la Familia Real británica. Entonces Margarita se volcó en lo que sería su segundo gran amor. Y de nuevo vino la tragedia.

Photo taken on September 10, 1965 in Windsor, Berkshire shows The British Royal Family: (from L to R) Prince Philip, Duke of Edinburgh, Britain's Queen Elizabeth II, her mother Elizabeth, Duchess of York, Charles, Prince of Wales, Princess Anne, Princess Margaret, Countess of Snowdon, and Lord Snowdon, Antony Charles Robert Armstrong-Jones.  AFP PHOTO (Photo by STRINGER / CENTRAL PRESS / AFP) (Photo by STRINGER/CENTRAL PRESS/AFP via Getty Images)
Photo taken on September 10, 1965 in Windsor, Berkshire shows The British Royal Family: (from L to R) Prince Philip, Duke of Edinburgh, Britain's Queen Elizabeth II, her mother Elizabeth, Duchess of York, Charles, Prince of Wales, Princess Anne, Princess Margaret, Countess of Snowdon, and Lord Snowdon, Antony Charles Robert Armstrong-Jones. AFP PHOTO (Photo by STRINGER / CENTRAL PRESS / AFP) (Photo by STRINGER/CENTRAL PRESS/AFP via Getty Images)

El otro gran amor en la vida de Margarita fue el caribe. En la pequeña isla de Mustique la princesa había encontrado un refugio donde sentirse libre y feliz. Construyó su mansión “Les Jolies Eaux” y en ella daba fiestas sin parar. Fiestas a las que acudía desde Mick Jagger a David Bowie, pasando por aristócratas y artistas de lo más granado. Hubo un momento en que si no estabas invitado a una de las fiestas de la princesa Margarita en su mansión de Mustique, era porque no estabas entre las personas influyentes de la época. Allí Margarita volvió a ser feliz. Pero, también fue en Mustique donde los 60 cigarrillos que la princesa fumaba diariamente le pasaron la primera factura. En la isla Margarita tuvo un accidente cardiovascular. Además, en la isla la princesa se quemó los pies por un accidente en un termostato y tuvo que estar un largo tiempo en silla de ruedas. Pero, aún no se habían terminado las desgracias para la hermana menor de la Reina.

Princess Margaret and Antony Armstrong-Jones, the Earl of Snowdon, with their baby daughter Lady Sarah Armstrong-Jones.
Princess Margaret and Antony Armstrong-Jones, the Earl of Snowdon, with their baby daughter Lady Sarah Armstrong-Jones.

En 1996, Margarita donó la propiedad de “Les Jolies Eaux” a su hijo. Era sólo un tema económico, por el impuesto de sucesiones. Margarita pensaba seguir residiendo en su isla. Pero, su hijo, el vizconde Linley vendió la propiedad a un multimillonario norteamericano. Cuentan que la princesa se volvió a sentir traicionada, esta vez por su propio hijo. La princesa había perdido su reducto de felicidad. El único que le quedaba. La depresión de la princesa Margarita se agravó y su estado físico también empeoró y sufrió otros dos accidentes cardiovasculares. En 2002, la princesa Margarita murió a los 71 años. Recordemos que tanto su madre La reina madre, como su tía la princesa Alicia, superaron la frontera de los 100 años. Recordemos también que su hermana, la Reina Isabel II cumplió el pasado mes de abril 94 años. Una familia de mujeres muy longevas, salvo Margarita.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.