La reina Paola de Bélgica se sincera sobre la crisis de diez años que tuvo con su marido: 'No era realmente feliz'

·3  min de lectura

La reina Paola de Bélgica se sincerará en un documental acerca de las dificultades que atravesó su matrimonio con el príncipe Alberto. “Entre 1970 y 1980 no estaba realmente feliz” asegura en las imágenes de Paola, côté jardín, que se emitirá próximamente en la cadena pública belga RTBF La Une. En aquella época, recuerda el documental había nacido Delphine Boël (fue reconocida como hija legítima del exmonarca en 2020 después de años de litigios). “Mi vida era un completo desastre y me sentía miserable. No sabía a dónde ir. Nuestro divorcio estaba en el aire. Durante diez años me distancié de mi relación” asegura la reina. En este documento abre su corazón para explicar que entonces se sentía muy sola y también triste.

Las consecuencias que el reconocimiento como princesa de Delphine Boël han provocado en Alberto y Paola de Bélgica

¿Divorcio en la Familia Real belga?

VER GALERÍA

Paola y Alberto de Bélgica
Paola y Alberto de Bélgica

“Hasta que Alberto en un momento dijo: ‘Siempre te he amado’. Fue muy bueno escuchar eso de nuevo” asegura. Con cierta nostalgia, asegura que le gustaría hacer retroceder el tiempo y cambiar las cosas que pasaron entonces. “Solo ahora me doy cuenta de lo importante que es mostrar suficiente afecto. Estoy cada vez más fascinada por el amor que siento ahora. Es el amor que quería cuando tenía 20 años, sin limitaciones sociales, sin fronteras” añade. Estos son los primeros fragmentos que han transcendido del documental que recorrerá la vida de la reina desde su infancia y hablará de su pasión por la naturaleza y la cocina. “Los nietos siempre dicen: 'Nonni' comemos bien'”.

VER GALERÍA

Paola y Alberto de Bélgica con Delphine
Paola y Alberto de Bélgica con Delphine

Una larga lucha en los tribunales

La historia de Delphine Boël salió a la luz en el año 1999, cuando se publicó una biografía no autorizada de Paola de Bélgica. En 2013, la belga, ayudada por su madre la baronesa Sybille de Selys Longchamps -que mantenía haber tenido una relación con el entonces soberano del país durante varios años- reclamó una prueba de ADN a Felipe y Astrid de Bélgica. Comenzó entonces un litigio en los tribunales que duró siete años.

El exmonarca se sometió a unas pruebas de ADN que determinaron que era el padre biológico de Delphine Boël. Esto implicó que fuera reconocida como Princesa y que llevara los apellidos de la dinastía. Tras un encuentro privado, Delphine conoció de manera oficial a su padre y a la reina Paola, en una reunión en el castillo de Belvédère. Palacio informó tras esta reunión que “se ha abierto un nuevo capítulo, lleno de emociones, tranquilidad, comprensión e, igualmente, esperanza”.

No es la primera vez que los reyes Alberto, de 87 años, y Paola, de 84, hablan sobre las dificultades que atravesaron durante su matrimonio, que comenzó el 2 de julio de 1959 en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas. En 2014 en una entrevista con el canal RTL (no fue autorizada entonces por Palacio lo que generó una gran polémica), el Rey reveló que el divorcio de su esposa no se produjo porque no quería que sus hijos estuvieran separados de su madre. La Reina afirmó que al principio del matrimonio el rey Alberto buscaba una figura maternal, mientras que ella buscaba un hombre que la protegiera. No obstante con el paso del tiempo la relación fue mejorando como admitieron entonces. "Ahora nos llevamos mejor", concluyó Paola.

Haz click para ver el documental de Paola de Bélgica, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.