Renace el apetito por bonos que ajustan por inflación o siguen al dólar: cuáles mira el mercado

·6  min de lectura

Para enfrentar la volatilidad que muestra la economía argentina, los analistas bursátiles recomiendan refugiar los ahorros en la renta fija, donde existen algunos bonos interesantes debido a que sirven para cubrirse ante un posible salto en el precio del dólar o para ganarle a la indomable inflación nacional.

Sobre todo en un año electoral, en el que por decisión oficial el tipo de cambio se encuentra "anclado" hasta los sufragios, y además varias tarifas de los servicios públicos se encuentran prácticamente "congelados".

Por eso, en el mundo inversor existe la expectativa que luego de noviembre varios de estos precios se reacomoden un poco a la realidad inflacionaria doméstica.

En concreto, las recomendaciones apuntan a los bonos de deuda CER, que ajustan por inflación, y además a los llamados títulos "dólar linked", que son aquellos que se compran en pesos pero ajustan de precio en base a la devaluación del tipo de cambio oficial. Por lo que sirven como cobertura monetaria.

También se encuentran en plaza algunos bonos en dólares que también parecen tentadores.

Al respecto, iProfesional consultó a distintos analistas del mercado para conocer sus puntos de vista y cuáles son sus recomendaciones de compra.

Antes que nada, para ir descartando algunas de las propuestas, Mauro Mazza, analista de mercados de Bull Market, alerta que "está todo roto con los bonos de deuda ´AL30´, tratando de reducir la brecha con los títulos Global (GD) por las resoluciones de la CNV y el Banco Central que los igualaron en cupos".

Cabe recordar que los "AL" son los nuevos títulos en dólares que emitió el actual Gobierno el año pasado, con vencimiento más cercano al 2030, para renegociar la deuda que se le debía cancelar a los acreedores.

Se puede dolarizar un portfolio a través de la compra de bonos nominados en dólares.
Se puede dolarizar un portfolio a través de la compra de bonos nominados en dólares.

Se puede dolarizar un portfolio a través de la compra de bonos nominados en dólares.

Bonos en dólares

En cuanto a las recomendaciones concretas de los expertos, Carlos Fernández Berisso, analista en IEB, sugiere que dentro del "universo" de títulos en dólares, su visión es que "no da lo mismo cualquier bono, sino que hay algunos que ofrecen mejor relación riesgo retorno que el resto", sugiere.

En este sentido, si se simula la performance de los bonos tanto en un escenario negativo como en uno positivo, se sostiene que se encuentra que no todos los activos reaccionarían de la misma manera, "debido a que parten de distintos niveles de paridad, pagan distintos cupones y tienen distintas características de convexidad y duration", detalla este analista.

Bajo esta premisa, las recomendaciones de Fernández Berisso en títulos de ley local a más largo plazo, es decir, al 2035 (AL35) y al 2038 (AE38).

"La baja paridad del primero y los altos cupones pagados por el segundo los hacen más atractivos ante un escenario malo, mientras que su duration y convexidad permiten esperar mejores rendimientos, en caso de recuperación de los activos", sostiene.

En cuanto a los papeles nominados en ley internacional, sugiere los bonos Global con vencimientos al 2035 (GD35) y al 2041 (GD41).

Al igual que el bono local al 2035 (AL35), el emitido a ley internacional a ese mismo año (GD35), "se ve favorecido por su baja paridad, mientras que el Global al 2041 (GD41) también es recomendable por sus cupones y su paridad menor relativa al emitido al 2038 (GD38)", finaliza Fernández Berisso.

Desde la opinión de Javier Casabal, estratega de renta fija de AdCap, afirma que, dentro de la renta fija local, "lo más atractivo en este momento es el bono soberano que vence en 2038, ya que prácticamente va a duplicar su cupón a partir de julio de 2022. Creemos que el mercado se va a adelantar a eso, como ya ocurrió con el Bono 2041", afirma.

Entre los bonos provinciales en dólares, Lucas Caldi, analista de Portfolio Personal (PPi), recomienda el de ley local de Córdoba que vence en 2026 (CO26), que tiene un rendimiento aproximado de 9,6%.

"La provincia de Córdoba restructuró su curva de bonos de Ley Nueva York en enero, pero no generó ningún cambio de condiciones de este instrumento, al ser una pequeña emisión local que ya se encuentra parcialmente amortizada. Además, nos resulta atractivo el flujo de este bono caracterizado por pagos trimestrales de capital, y un cupón que aceleran los plazos de repago de la inversión", concluye Caldi.

Existen títulos llamados "dólar linked" que se compran en pesos pero siguen el movimiento del precio del dólar oficial.

Dólar linked

Por el lado de los títulos que ajustan en base a la variación del tipo de cambio oficial, las sugerencias son variadas.

"El tipo de cambio oficial se mantiene como ancla inflacionaria y se espera que así sea hasta las elecciones. Las expectativas de mercado de acuerdo a futuros y títulos dólar linked apuntan a una mayor devaluación después de las elecciones", grafica el panorama a iProfesional Juan Diedrichs, analista de Capital Markets.

Para agregar que la brecha entre la tasa de inflación y devaluación se sigue ampliando, por lo que "no es sustentable" que esto se mantenga en el tiempo.

Respecto a los títulos dólar linked soberanos, este experto recomienda a los bonos del Tesoro (Bonte) a noviembre de 2021 (T2V1), a abril de 2022 (TV22) y al 30 de noviembre del 2022 (T2V2).

"Igualmente, para las personas físicas y cuentas chicas que quieren hacer una apuesta directamente en títulos, recomendamos los fondos comunes de inversión (FCI)", resume Diedrichs.Estos instrumentos otorgan una cartera diversificada y administrada por expertos.

Por parte de Casabal, dice que es "atractivo" el trade sintético en pesos, pero utilizando el bono dólar linked que vence en abril de 2022 (TV22) y shorteando futuros de Rofex a noviembre de este año.

"De esta manera, devengamos tasa hasta las elecciones, mientras no se espera devaluación, y quedamos cubiertos después por el dólar linked", resume.

Por su parte, Mazza opina que, en la previa electoral, "nos gusta" el bono del Tesoro (Bonte) a noviembre de 2021 (T2V1), ya que, "como mínimo, nos aseguramos un mes de deuda CER, porque paga $97 y cotiza a menos de $93 de dólar implícito".

Y completa: "Si bien la expectativa es que no habrá salto cambiario de acá al 30 de noviembre, debemos prepararnos para una inminente aceleración cambiaria de ocurrir algún ajuste en el Banco Central. Sobre todo a partir de septiembre".

Bonos CER

Por el lado de los bonos que ajustan por la variación de los precios de la economía (CER), Diedrichs considera que el mercado espera que "se mantendrá alta" la inflación, con lo cual el Bono del Tesoro en pesos ajustado por CER a marzo de 2022 (TX22), y otros títulos que vencen entre 2022 y 2024, "pueden ser de interés para quien tenga que estar en pesos".

Desde la perspectiva de Casabal, ve "valor" en los bonos CER de mediano plazo. Por ejemplo, el que vence en 2024 (TX24) luce atractivo en tasas reales por encima del 5%.

"En le medida que la inflación esperada para 2022 siga aumentando, creemos que los inversores volverán a buscarlo como refugio", finaliza este analista.-

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.