Renault 18: lo que no sabías del auto que tuvo que pelear contra la fama del Torino

·5  min de lectura

Los autos son parte de la historia, y cada modelo guarda en su haber un sinfín de anécdotas de las personas contemporáneas a su comercialización, quienes al ver uno de esos vehículos se remonta a algún momento de sus vidas y se emociona con los recuerdos. El Renault 18 es uno de esos casos, es un auto que sencibiliza, hace ejercitar la memoria y a muchos traslada a otras décadas que han vivido.

Este modelo diseñado en Francia, es un sedán mediano que comenzó a comercializarse en la Argentina en los años 80, y que tuvo tantas cosas a favor como en contra. La primera, que como sucesor del Renault 12 era más lujoso y de categoría; la segunda, que tuvo que luchar con las sombras del Torino, producido a nivel local y una verdadera revolución para la industria automotriz,

Fue en ese momento que la francesa dio un paso fuerte y posicionó al Renault 18 como un auto mejor equipado y competitivo, ideal para pelear en un segmento de modelos que estaban un escalón por encima de la media.

Renault 18, el sedán mediano que marcó los '80.
Renault 18, el sedán mediano que marcó los '80.

Renault 18, el sedán mediano que marcó los '80.

Con gran esfuerzo y objetivos claros, así fue como este auto se arraigó tanto a la cultura argentina que aún discontinuado en Europa, donde nació, sumó varios años más a su comercialización en el mercado local.

Renault 18, sus orígenes

El Renault 18 fue un auto producido por Renault desde 1978 hasta 1993. Diseñado por Gaston Juchet, un ingeniero que trabajó para la marca francesa en diferentes etapas, se lanzó bajo un eslogan publicitario que decía "Une exigence internationale" (un requisito internacional).

Con ese impulso debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1978 y a los pocos meses ya estaba a la venta con cuatro versiones diferentes: TL, GTL, TS y GTS. Al año siguiente, en el mismo salón, se dio a conocer la variante familiar o "break" de cinco puertas, bajo los acabados TL y TS.

Como un dato importante de sus órigenes, cabe destacar que el Renault 18 se conoció internamente como "Proyecto 134" (sedán) y "Proyecto 135" (familiar). Además de haber sido producido y vendido en Europa y América, también se fabricó y se vendió en Irán, Indonesia, Armenia y Australia.

El fin del Torino y la necesidad de un sucesor

La llegada del Renault 18 a la Argentina no fue nada fácil, ya que a finales de la década de 1970 y comienzos de los 80, Renault decide poner fin a la producción del Torino en Argentina.

Para ello, debía cubrir la franja de vehículos de alta gama con un modelo de clase superior. Es entonces cuando decide presentar este modelo que ya se vendía desde hacía 3 años en Europa.

Encontrar un sucesor que pueda cargar con semejante responsabilidad no era fácil, pero finalmente los directivos de la marca francesa tomaron la decisión de que sería el 18, el encargado de lidiar con tal desafío. Muchos fueron los que mostraron su descontento ante la desaparición del "toro embravecido". Si bien era notorio el salto que daba el producto francés tanto en diseño como en tecnología, se perdía mucha potencia, torque y deportividad.

La versión familiar del Renault 18, otro innovador.
La versión familiar del Renault 18, otro innovador.

La versión familiar del Renault 18, otro innovador.

En una primera etapa se comercializaron solamente las versiones con el equipamiento más completo denominadas TX. Estas disponían de todos los elementos de confort pertinentes a la época: levanta vidrios eléctricos para las puertas delanteras, cierre centralizado y una luz específica para la lectura de mapas. El aire acondicionado y la dirección asistida se encontraban disponibles como opcionales.

La mecánica del R18

El Renault 18 se lucía en aquel momento por tener un motor dos litros construido en aleación liviana, con árbol de levas a la cabeza y encendido electrónico. La caja de cambios de cuatro marchas enviaba la potencia a las ruedas delanteras.

En el año 1982 se amplía la gama incorporando la versión GTX, que dispone de caja manual de cinco velocidades, aumenta la potencia del impulsor dos litros y se transforma en equipo de serie el aire acondicionado y la dirección asistida.

También aparece en ese año la versión GTL, que representa la opción más económica del modelo, ya que no dispone del motor dos litros, sino que adopta el conocidísimo 1.4 que utilizó tanto tiempo el emblemático 12.

En el año 1985 recibió un "restyling", una lavada de cara que cambió sus detalles estéticos superficiales y remplazó el panel de abordo por uno más moderno. En esta intervención, la gente de Renault aprovechó para cambiar el nombre de la versión GTX a GTX II.

Para 1988 apareció la versión más equipada en la historia del modelo nacional. Se llamó TXE y disponía de espejos exteriores eléctricos, una nueva gama de tapizados y nuevos colores exteriores. Además, podía equipar como opcional techo solar.

Así es por dentro el Renault 18.
Así es por dentro el Renault 18.

Así es por dentro el Renault 18.

En 1991 se realizó una nueva actualización estética que consistió en la incorporación de paragolpes envolventes de plástico y zócalos del mismo material. Ya finalizando su vida comercial y de un modo ciertamente inesperado, en 1992 se le incorpora la motorización 2.2 litros, con 110 HP.

El Renault 18 "Break" de 1980

Una de las características que destacó a este modelo es que, además de la versión sedán de cuatro puertas, se presentó una en forma de familiar o station wagon, la cual fue conocida como "break".

Dentro de la versión familiar, hubo un acabado de tracción integral, convirtiéndose en el primer Renault en equipar este sistema.

El Torino, un clásico jamás olvidado.
El Torino, un clásico jamás olvidado.

El Torino, un clásico jamás olvidado.

Ese fue uno de los últimos pasos de Renault con el 18. En 1986, el Renault 21 fue lanzado al mercado como sustituto del Renault 18, el cual se dejó de fabricar en Francia en 1987, tras 2.028.964 unidades vendidas.

Sin embargo, el Renault 18 se mantuvo en producción en América del Sur, específicamente en Argentina, hasta noviembre de 1993. Después de esa fecha, el modelo fue solo un recuerdo en los libros de historia de la marca francesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.