Respiran los Jets: La lesión de Wilson no parece tan mala como temían

·1  min de lectura

New York Jets y sus fanáticos pueden respirar aliviados después de que una resonancia magnética en la rodilla derecha de Zach Wilson mostró un ligamento cruzado anterior saludable, evitando el peor de los casos.

Los escaneos mostraron que el mariscal de campo de segundo año está lidiando con un hematoma en un hueso y un menisco desgarrado, según varios informes de los medios, por lo que se someterá a una cirugía artroscópica y se espera que se pierda el resto de la pretemporada.

Su estatus para el partido inaugural de la temporada de la organización neoyorquina frente a Baltimore Ravens el 11 de septiembre está en duda, pero hay cierto optimismo de que podría aparecer.

El joven jugador sufrió la lesión el viernes por la noche mientras disputaba en el primer partido de pretemporada de la franquicia contra Philadelphia Eagles: realizó una finta incómoda durante una carrera de siete yardas y cayó al suelo.

Dada la naturaleza de la lesión sin contacto, los Jets temían que se hubiera desgarrado el ligamento cruzado anterior, lo que habría puesto fin a su temporada. Cabe destacar que Wilson, segunda selección general del Draft del 2021, tuvo marca de 3-10 como titular en su temporada como rookie con nueva pases de touchdown y 11 intercepciones.

Foto: Getty Images