Rihanna sueña con una infancia que no podrá darle a su hijo

·4  min de lectura
LOS ANGELES, CALIFORNIA - FEBRUARY 11: Rihanna poses for a picture as she celebrates her beauty brands fenty beauty and fenty skin at Goya Studios on February 11, 2022 in Los Angeles, California. (Photo by Mike Coppola/Getty Images)
Rihanna planea criar a su hijo en Barbados pero no entiende que su fama lo puede impedir (Photo by Mike Coppola/Getty Images)

El bebé de Rihanna acaba de nacer y, aunque ella no ha subido ninguna fotografía a sus redes sociales para conservar la privacidad de su primer hijo recién nacido. Sin embargo ha ocurrido lo inevitable y una foto de RiRi con su bebé apoyado en el pecho al poco de nacer ya se ha hecho viral.

La prensa ha pillado a la artista con ropa ancha, gorra y en plan camuflaje por la ciudad de Los Ángeles unos días después de haberse convertido en mamá pero, según apunta el Sunday Mirror, sus días en Hollywood están contados.

Ahora que Rihanna es madre quiere que su hijo crezca como ella lo hizo, en un entorno natural, tranquilo y alejado del star system que a ella tantos éxitos le ha brindado, siendo la cantante más rica del mundo gracias a su firma de ropa y cosmética ‘Fenty’, según recogió Forbes en su último listado anual.

Rihanna, apodada la diosa de Barbados, no debe querer que su bebé tenga que aguantar el constante acoso de la prensa, las fotos robadas, las persecuciones en la calle, que le conozcan como ‘el hijo de Rihanna’ en la escuela y por eso se larga de Los Ángeles.

El citado medio dice que en tres meses, período prudencial porque su niño aún es muy chiquitín, hará las maletas rumbo a la isla del mar Caribe que la vio nacer porque es allí donde quiere criar a su hijo junto al rapero ASAP Rocky al cual ya habría convencido para mudarse.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La idea de la pareja es empezar de cero en Bridgetown y la fuente asegura que: "Rihanna adora Barbados y le encantaba crecer allí. Quiere darle a su bebé exactamente la misma experiencia que ella tuvo, alejado de todo el mundo del espectáculo”.

Este sueño bohemio de que el niño crezca rodeado de paz y calma es idóneo y demuestra cuánto le ama su madre pero, seamos realistas, cuando Rihanna era pequeña era completamente anónima, este niño ya ha nacido siendo el hijo de una de las mayores estrellas del pop del mundo, la cosa cambia, ¿no?

Cuando Rihanna ha recordado en más de una ocasión en sus redes sociales cómo fue su infancia, lo hace con un amor incondicional hacia Barbados y sus gentes: “Todas esas lecciones, corriendo por ahí descalza, vecinos cotillas, haciéndonos trenzas en el pelo en las puertas de las casas, jugando en el cementerio, caminando por la playa, el karaoke de la tienda de ron manteniendo toda la calle en vilo hasta las cuatro de la mañana (Only the Lonely de Roy Orbison suena en mi cabeza mientras escribo esto), robando granadas del árbol de Sammy, suplicando a mi madre que me dejara ir a la tienda de Jan porque ella tenía snacks de Estados Unidos,…”

Y prosigue relatando instantes: “Vendiendo botellas de plástico y cristal a Peter para así poder comprar esos snacks, moldeando mi pelo con tenacillas para ir a la fiesta de la cosecha en la iglesia, haciendo mis deberes en el escalón de la puerta de casa mientras Miss Hyacinth me grita 'vas a hacerte daño en la barriga con ese escalón frío' desde su balcón, viendo pasar arrastrando sus rastas por el suelo como si fuera un vestido de alta costura, todas las veces que pensé que Melissa venía a pasar el rato conmigo y al final resultó que estaba saliendo con mi vecino de al lado, dándome prisa por fregar los platos cuando los altos tacones de mi madre comenzaban a resonar en el asfalto al bajarse del autobús del trabajo ¡Todo en esta calle!”

Este hermoso texto recoge grandes momentos íntimos de la vida de la artista pero mucho me temo que su hijo no va a poder vivir en este ambiente idóneo de libertad que relata y es que un séquito de guardaespaldas rodea a ella las 24 horas de día y obviamente su hijo también es alguien importante a proteger.

La romantización que Rihanna tiene de la infancia que desea para su retoño puede convertirse en una decepción tremenda y es que, aunque se mudara a Barbados, eso de jugar libre en la calle o de no ser perseguido por la prensa… seguirá siendo un sueño.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.