RRDT: el día que Carlos Calvo y Diego Maradona compartieron una escena y la mentira piadosa de Mariano Martínez

·9  min de lectura
Carlos "Calvín" Calvo.
Carlín Calvo, el gran protagonista de RRDT

R.R.D.T. o Rodolfo Rojas Director Técnico fue uno de los programas más visto de fines de los ‘90. Tuvo dos temporadas que emitió eltrece, los jueves a las 21, en 1997, y los lunes a las 22, en 1998. Con el sello de Carlín Calvo, la trama mezcló actores exitosos y jugadores de fútbol, lo cual garantizaba picos de rating altísimos. En el primer capítulo aparecía Diego Armando Maradona en el partido despedida de otro número uno, Rodolfo Rojas. Y a lo largo de los 33 episodios pasaron Sergio Batista, el Negro Enrique, el Chino Tapia, el Turco García, Adrián Domenech y Jorge Gordillo, entre otros. Además se lucían actores de la talla de China Zorrilla, Pepe Soriano y Alfredo Iglesias, que enriquecían la historia y le daban prestigio. Con dirección de Jorge Nisco, acompañaban a Calvo: Nancy Dupláa, Patricia Sosa, Andrea Campbell, Osvaldo Santoro, Diego Peretti, Mariano Martínez, Laura Azcurra, Rita Cortese, Raúl Rizzo, Guadalupe Martínez Uría, Manuel Vicente, Gabo Correa, Héctor Anglada, Mario Sánchez, Luciano Castro, Carlos Belloso, Antonio Ugo, Fito Yanelli, entre otros.

Con la pluma de Ernesto Korovsky, RRDT contaba la historia de Rodolfo Rojas, un número uno del fútbol que se retiraba como jugador y empezaba a trabajar como director técnico de Excursionistas, equipo rival de Defensores de Belgrano, club que lo vio nacer y en el que jugó durante gran parte de su vida. Esta decisión le traía muchos problemas porque era vivida como una traición, por socios y vecinos. Además se enamoraba de Carolina (Dupláa), pero también coqueteaba con Paula (Martínez Uría), la mejor amiga de Carolina. Separado de Lucía (Sosa), a quien Rojas todavía seguía queriendo, y padre de Georgina (Azcurra), decidía volver a vivir con su abuela Tina (Zorrilla) y retomaba el contacto con su padre, Isidro (Soriano), luego de veinte años de enemistad y rencor. A partir de este reencuentro, se enteraba de que tenía un medio hermano, mucho menor que él, Miguel (Martínez), que también soñaba con ser un exitoso jugador de fútbol. Por otra parte, Rojas debía enfrentarse a una hinchada violenta y desconfiada, comandada por el Goma (Peretti). En la segunda temporada, Carolina viajaba a Europa por tiempo indeterminado y un nuevo amor llegaba a la vida de Rojas: Polvorita (Campbell), una periodista de un diario deportivo, de quien se enamoraba. Y los problemas en la vida del director técnico, claro, no dejaban de reproducirse.

El día que Carlín y Maradona se cruzaron en una cancha

Muchas de las escenas en exteriores se grabaron en la cancha de Excursionistas, aunque algunas imágenes son de Casa Amarilla. En el primer capítulo, emitido el 7 de agosto de 1997, se muestra a Rojas, figura de Defensores de Belgrano, en el vestuario antes de salir a la cancha en su último partido. Melancólico, recibe a Diego Maradona, que se acerca a darle consuelo mientras, de fondo, se escucha la voz de Víctor Hugo Morales.

Otra de las escenas del unitario es una en la que el personaje de Carlín va a pedirle consejos a un DT de Boca, quien le comparte tácticas y estrategias del oficio. “Vos quedate tranquilo que tenés mi apoyo... Lo fundamental es mantener el equilibrio. En el triunfo y en la derrota, nunca le falles al jugador, nunca le mientas. Y grabate esto en la cabeza: por más que entrenes doble turno durante toda la semana, por más que concentres a los jugadores tres días antes de los partidos, si no ganás, no te sirve de nada”, le decía el Bambino Viera a Rojas. Y en la cancha, claro, estaba el Diez.

Carlín y Diego se tenían mucho cariño, además de compartir la pasión por el fútbol. Se conocieron a finales de los ‘80 y la primera vez que se los vio juntos fue en la Bombonera, alentando al equipo de sus amores. Quienes conocieron íntimamente a Calvo decían que tenía condiciones para ser jugador de fútbol, y tal vez también de entrenador. De joven y antes de ser actor, se probó en Platense y Deportivo Morón. Años después, Carlín se lució varias veces en el equipo de los Galancitos, en partidos a beneficio o por el puro placer de patear la pelota. En una entrevista de ese entonces, Calvo detalló: “En una oportunidad jugamos con Diego un partido de Papi fútbol. Ganamos 16 a 6 y Diego me hizo hacer 11 goles. En una de las jugadas me quedé mirándolo y me olvidé de la pelota”.

Un recuerdo para Calvo

Una mujer
Nancy Dupláa recordó los tiempos de RRDT: "Fue una hermosa experiencia, una historia preciosa, y en el primer programa apareció Diego Maradona. O sea, con todo” - Créditos: @Archivo

Raúl Rizzo era el antagonista de Carlín en la ficción: era el director técnico del equipo archirrival y tenían una pésima relación. Sin embargo, en la vida real se adoraban. “Haberme encontrado con Carlín Calvo en ese unitario fue maravilloso. Al comienzo de nuestras carreras, poco más poco menos, coincidimos en una obra infantil y nunca más volvimos a trabajar juntos hasta RRDT, así que fue un hecho grato, emocionante haber compartido con él un programa tan exitoso; era un poco el derrotero de él, que hizo muchos éxitos en televisión”, rememora el actor para LA NACION. Y cierra: “Por otra parte, me encantaba la propuesta del programa que era básicamente estar enfrentado con Carlín. Los dos éramos fanáticos del fútbol, los dos éramos técnicos y rivalizábamos tanto en la cancha como en lo sentimental porque los dos pretendíamos a la misma mujer. Mi personaje tenía varios matices y me sirvió mucho haber participado en un ciclo tan exitoso. Después vinieron otros programas con Carlín, este no fue el único. Un grato recuerdo”.

Nancy Dupláa era la heroína de la historia, que enamoraba locamente al protagonista. “Cuando me convocaron, venía de hacer la película Comodines, con Adrián y con Carlín. Estuve un año en RRDT y después me fui en la segunda temporada porque me llamaron de Verano del ‘98. Me dio mucha pena irme, pero fue un gran cambio trabajar en Telefe. Lo recuerdo como uno de los programas que quedaron en mi corazón” , le confiesa a LA NACION la actriz. “Era espectacular por el elenco con Pepe Soriano, Marianito Martínez, Diego Peretti, Cacho Santoro y la frutilla de la torta era China Zorrilla. Además participaron un montón de jugadores. Era espectacular desde todo punto de vista y si bien iba una vez por semana, trabajábamos muchísimo en la cancha de Excursionistas. Fue una hermosa experiencia, una historia preciosa, y en el primer programa apareció Diego. O sea, con todo”, se emociona.

Osvaldo Santoro disfrutó que el programa estuviera tan ligado al fútbol: “RRDT coincidía con el Mundial ‘98 de Francia y eso tenía un valor simbólico interesante. Carlín pidió viajar al mundial, pero no pudo porque estábamos grabando y ahí hubo una primera controversia. En un momento tuvo ganas de dejar la serie y lo hablamos con Peretti y otros compañeros y finalmente seguimos. Me parecía muy atractivo que se mostrara el backstage del fútbol, le daba un carácter que no habíamos visto en ninguna otra serie. Y teníamos cerca al Chino Tapia y al Turco García, que tiraban tips referidos a los comportamientos de los jugadores. Era un planteo interesante y también grabar en la cancha de Excursionistas, en donde a veces nos encontrábamos con la barra brava, que venía a preguntarnos cosas y a pasar un tiempo con nosotros. También recuerdo a Adrián Suar viniendo a controlar las grabaciones. Pasamos buenos ratos grabando con compañeros como Peretti y Belloso que años después se hicieron muy conocidos, y eran divertidos sus trabajos referidos a la barra brava, fundamentalmente. Fue una de las series más queridas para mí”.

Un debut a lo grande

Mariano Martínez y Laura Azcurra dieron sus primeros pasos en el mundo de la actuación en RRDT
Mariano Martínez y Laura Azcurra dieron sus primeros pasos en el mundo de la actuación en RRDT

Para Mariano Martínez y Laura Azcurra, RRDT fue su primera experiencia en televisión. “Ya era estudiante de teatro y había filmado con Eliseo Subiela, pero no tenía experiencia en el lenguaje televisivo- recuerda Azcurra-. Pol-ka era una productora que estaba empezando y el laburo era muy artesanal, con gente que venía del universo del cine y había dedicación en la puesta de cada escena, con dirección de Jorge Nisco, un gran director y muy buen ser humano. Tuve mucha suerte de estar guiada por gente buena en el inicio de mi debut. Tenía 16 años y mi primera escena fue con China Zorrilla. Me acuerdo que estaba con la China y temblaba, no podía creerlo; todavía me emociona porque ella tenía una gran potencia de energía, era tan solidaria, gran compañera. Fue una escena muy linda de nieta y abuela. Un buen presagio. Y con Mariano éramos los dos muy chicos y todo el equipo nos tuvo mucha paciencia. Estoy muy agradecida a ese amor y esa compresión con los actores jóvenes del equipo y por cómo nos enseñaron. Fue una muy linda aventura, con un hermoso clima de trabajo”.

En tanto, Martínez se animó a una mentira piadosa para ser aceptado en el ciclo. “Hice un casting con otros quince actores, todos conocidos, y yo venía de Mendoza de un viaje que había hecho a dedo. Estaba haciendo bolos en Mi familia es un dibujo, pero no tenía contrato. Quedé en RRDT y me hicieron contrato, cosa que fue muy importante para mí porque fue el comienzo de todo, de una carrera tremenda. Y tuve la posibilidad de compartir escenas con Pepe Soriano, China Zorrilla y Carlín Calvo; todas clases de actuación, encima trabajaba y mi personaje era espectacular, con un trabajo minucioso de diez escenas por día, cosas que hoy ya no se logran por un tema de costos. En el casting me preguntaron si jugaba bien al fútbol y yo mandé que sí, que prácticamente era Messi y Maradona juntos (risas). Claramente no tenía esa habilidad y me hicieron hacer jueguito, que sí sabía y fue un plus. Ya el primer día de grabación el director me pidió que, mientras decía mi texto, viniera haciendo jueguito con el hombro y la cabeza, y hacer un taquito. Ahí se dieron cuenta de que yo no tenía esa habilidad, pero ya era tarde, y se pusieron la Diez ellos y la magia de la tele hizo el resto”.