Rubia: Ana de Armas dice que visitó la tumba de Marilyn Monroe y pidió permiso para interpretarla

Rubia: Ana de Armas dice que visitó la tumba de Marilyn Monroe y pidió permiso para interpretarla
Rubia: Ana de Armas dice que visitó la tumba de Marilyn Monroe y pidió permiso para interpretarla

Rubia (55%) es una de las propuestas más interesantes del año y un gran punto de cambio para Netflix. Además de ser la primera cinta de la compañía que termina con una clasificación para adultos, el escándalo mediático, las opiniones tan divididas y la posibilidad de que Ana de Armas gane un Oscar la han convertido en todo un suceso que el público ya quiere explorar. Detrás de todo esto está una visión muy especial que viene de la escritura de Joyce Carol Oates y que Andrew Dominik espera retratar con justicia. Aunque la cinta es ficción, toma una figura muy real para tocar estos escabrosos temas, y para la actriz protagonista era indispensable encontrar la forma de contactar con Marilyn Monroe.

Sigue leyendo: Rubia: Ana de Armas no entiende por qué recibió una clasificación para adultos

La vida de Marilyn Monroe siempre fue muy complicada y ahora se explica como un duro retrato de lo que la fama y Hollywood pueden hacerle a una joven promesa. Más allá de ser la gran rubia sensual que existía única y exclusivamente para atraer las miradas y las atenciones de los hombres, la actriz era una persona real con miedos, inseguridades, complejos y muchísimos traumas. Algunos creen que ella esperaba estar a salvo y feliz una vez que fuera popular, pero este estatus sólo logró acentuar más sus conflictos internos. Su trágica muerte, que muchos todavía consideran bastante sospechosa, terminó por sellar su etiqueta en la historia del cine.

Su figura ha sido muy analizada por expertos en la materia y por distintos creadores que han dado su visión al respecto. Tomar un rol así tampoco es nada sencillo para las actrices, incluso si con ello existe la posibilidad muy real de alcanzar la fama y el respeto de la industria. Lo cierto es que es una responsabilidad muy grande que puede afectar o levantar su carrera, y eso es algo que Ana de Armas tuvo muy presente cuando luchó por el papel.

A diferencia de otras actrices norteamericanas, Ana de Armas no conocía mucho de Monroe. Sabía que existía y que era un icono de Hollywood, pero no estaba al tanto de todo lo que tuvo que pasar en su vida. Cuando el papel quedó en sus manos ella decidió que haría lo posible por encontrar la verdad para respetarla en su trabajo y eso la llevó a investigar mucho sobre su persona más allá de la novela de Joyce Carol Oates en la que se basa Rubia.

También te puede interesar: Rubia: Ana de Armas asegura que el espíritu de Marilyn Monroe estaba en el set de filmación

Hace poco, durante una entrevista para promocionar la película en su paso por el circuito de festivales, Ana de Armas aseguró que el espíritu de Marilyn Monroe estuvo presente durante la filmación y que todos podían percibir su vibra y si algo no le gustaba. El propio director también explicó que al filmar en un departamento donde realmente vivió Monroe sintió que toda la producción funcionaba más como una sesión espiritista. Independientemente de si el público cree esto o lo considera parte de la sugestión natural de abordar una figura real, lo que se demuestra aquí es que existía un respeto importante para hablar de Monroe en Rubia.

Siguiendo este aspecto casi sobrenatural, Ana de Armas reveló en entrevista con AnOther Magazine (vía IndieWire) que ella misma pidió permiso a Marilyn Monroe para interpretarla por lo que acudió a su tumba junto al resto del equipo de producción:

Teníamos esta enorme tarjeta, y todos en el equipo le escribieron un mensaje. Luego fuimos al cementerio y lo pusimos en su tumba. Estábamos pidiendo permiso de alguna manera. Todos sentían una gran responsabilidad y estábamos muy conscientes del lado de la historia que íbamos a contar: la historia de Norma Jeane, la persona detrás de este personaje, Marilyn Monroe. ¿Quién era ella realmente?

Ana de Armas también explicó que aunque sentía una gran responsabilidad por dar vida a Monroe no tenía intención de sacrificar su paz mental para imitarla siguiendo el famoso método para meterse en un papel. La protagonista de Entre Navajas y Secretos (100%) dice que sí podía salir y entrar del personaje a su gusto, pero eso no la libró a un nivel sentimental, pues por mucho tiempo dedicó todo su tiempo a investigar sobre Monroe y a hablar sobre ella. Rubia ha recibido críticas mixtas, pero en general se considera que el trabajo de la protagonista es excelente y una opción muy fuerte para la próxima temporada de premios.

No te vayas sin leer: Rubia: Marilyn Monroe Estate defiende el casting de Ana de Armas tras reacción negativa por su acento