#SABUESOGOURMET ¿Existe la adicción a ciertos alimentos?

·4  min de lectura

¿Se pueden tener problemas de adicción a ciertos alimentos? No solamente se puede ser adicto a sustancias como alcohol, tabaco y drogas, también lo puedes ser a apostar, a la pornografía o a las redes sociales, pero, ¿qué hay de los alimentos?

Existen innumerable controversias sobre este tema.

Te explico

Según el doctor Guillermo Arteaga Mac Kinney, Ingeniero Bioquímico en Alimentos, Maestro y Doctor en Ciencias de los Alimentos y Profesor investigador en la Universidad de Sonora:

“Comer y beber tiene varias funciones más allá de satisfacer el hambre, que es la señal biológica del cuerpo que motiva a la ingesta de alimentos. El típico comentario de ‘ya no puedo comer más, pero siempre hay lugar para el postre’, refleja que hambre no es necesariamente equivalente necesidad de comer”.

Considerando el grave problema de obesidad que existe a nivel mundial y específicamente en nuestro país, donde casi el 74.1% de los adultos y 38.2% de los niños la padecen, es evidente que los mecanismos biológicos que deberían de regular la ingesta de alimentos están siendo superados por los ambientes obesigénicos de la sociedad actual.

A que no puedes comer sólo una…

adicción alimentos
adicción alimentos

Según Arteaga, tenemos mecanismos aceleradores que fomentan el consumo de alimentos y mecanismos que frenan a éstos. Ambos deben de actuar en equilibrio, logrando un peso saludable.

“Sin embargo, la gran disponibilidad de alimentos ‘sabrosos’ junto con su mercadotecnia, entre otros factores, hace que sea todo un reto controlar nuestros antojos, pues comer es una compleja fuente de placer”.

Diversos estudios han comprobado que la ingesta de ciertos alimentos libera grandes cantidades del neurotrasmisor dopamina, lo que se asocia a sensaciones de placer. Un efecto similar lo producen ciertas sustancias que tienden a ser adictivas, como la cocaína.

Azúcares, grasas y carbohidratos… las bombas de tiempo

adicción alimentos
adicción alimentos

“Este efecto particular lo producen los alimentos ricos en azucares, grasas y carbohidratos simples. Además, el simple hecho de pensar en el alimento o recibir señales relacionadas con el consumo del alimento, también incrementan los niveles de dopamina en ciertas áreas del cerebro”.

“También se están desarrollando diferentes estudios sobre la recompensa de los alimentos, es decir los efectos en los centros de placer cerebrales que tiene cierta comida”.

Este sistema de activación es muy similar al que producen drogas y actividades potencialmente adictivas. Esta relación estimulo-placer puede, en ciertas personas y bajo ciertas condiciones, llevar a problemas de adicciones.

Continúa el doctor Arteaga: Una de las características básicas de una adicción es el desarrollo de tolerancia hacia el estímulo, esto hace que el adicto tenga que incrementar la dosis con el tiempo porque ya no recibe el mismo efecto que con la dosis inicial.

Se ha reportado que algunos sujetos con obesidad tienden a ser más sensibles a mensajes o señales relacionados con alimentos o con su carencia y requieren una mayor cantidad de alimento para satisfacer sus antojos.

Esto los pone con un mayor riesgo para presentar una sobrealimentación, lo que a su vez dificulta el manejo de su obesidad. Este círculo vicioso es muy difícil de romper.

Señales alarmantes de adicción a los alimentos

adicción alimentos
adicción alimentos

Aunque la adicción a los alimentos todavía no es oficialmente reconocida como una enfermedad, la ingesta descontrolada de cierta comida presenta varias similitudes a algunas adicciones reconocidas, por lo que algunos especialistas consideran que en un futuro se reconocerá como padecimiento.

Posiblemente, si esto sucede, algunos alimentos tendrán que implementar leyendas de advertencia como “Este producto puede ser adictivo, consumase con moderación”.

Es Importante destacar que, igual que en otras adicciones, hay personas que por diversas razones (incluyendo factores genéticos) son más susceptibles a sufrirlas.

Un ejemplo de esta adicción nos lo da un hombre que consumía diariamente 30 latas de refresco de cola; casi 10 litros diarios. Este volumen de refresco contiene el equivalente a 1 kilo de azúcar.

Y, hablando de ambientes obesigénicos, se estima que Tapachula, Chiapas, cada habitante consume diariamente más de 2 litros de refresco, el consumo per cápita de refresco más alto del mundo.

¿Cómo saber si tienes una relación peligrosa con algún alimento?

adicción alimentos
adicción alimentos

El doctor Guillermo Arteaga diseñó este cuestionario para que tengas un acercamiento a tu posibilidad de tener comportamientos adictivos hacia algún alimento, pero de ninguna manera sustituye una evaluación médica y/o psicológica personalizada.

  1. ¿Presentas frecuentemente deseos intensos de consumir ciertos alimentos, aun cuando ya te sientes satisfecho?

  2. ¿Cuándo comes ese alimento que deseas, generalmente lo terminas consumiendo en exceso al grado de sentirte excesivamente lleno y/o presentar algún malestar?

  3. ¿Te has sentido culpable por consumir cierto alimento en exceso?

  4. ¿Has tratado de dejar de consumir ese alimento en varias ocasiones, pero sin éxito?

  5. ¿Has ocultado el consumo excesivo de ese alimento para evitar críticas de tu comportamiento?

  6. ¿Piensas continuamente en consumir ese alimento durante todo el día?

  7. ¿Has sentido que no puedes controlar tus impulsos hacia ese alimento, aun cuando reconoces que esto te ocasiona problemas de salud y emocionales?

Si contestaste SI a tres o más preguntas, pudieras tener un problema tipo adicción con ese alimento. Busca ayuda con un experto en adicciones para encontrar estrategias que te ayuden a controlar y superar esta problemática.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Claves para lograr una fritura saludable

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.