Salen a la luz los detalles sobre el altercado en el jet privado de Brad Pitt y Angelina Jolie

·2  min de lectura
Angelina Jolie y Brad Pitt credit:Bang Showbiz
Angelina Jolie y Brad Pitt credit:Bang Showbiz

Unos nuevos documentos legales han confirmado que Angelina Jolie era la mujer anónima que en 2016 presentó una demanda amparándose en una ley estadounidense que otorga acceso a la información federal del gobierno -el Freedom of Information Act- para solicitar que el FBI entregara todos los documentos relacionados con las acusaciones que ella había realizado contra su esposo, alegando que les había agredido tanto a ella como a sus hijos.

En 2016, en medio de los rumores que apuntaban a una crisis matrimonial entre la actriz y Brad Pitt, salió a la luz que él estaba siendo investigado por el FBI y el Departamento de Servicios Sociales de Los Ángeles a raíz de un altercado con su hijo mayor Maddox, que entonces tenía 15 años, que tuvo lugar en el jet privado del matrimonio.

En aquel momento se especuló con que el adolescente había intervenido en una discusión entre sus padres y las autoridades estaban tratando de determinar si había ocurrido algún tipo de maltrato físico. Pitt negó categóricamente haber agredido a su primogénito y finalmente no se presentaron cargos en su contra.

La demanda presentada por Angelina, que ahora puede consultarse, desvela que Pitt llevó supuestamente a Jolie a la parte trasera del avión, la agarró por los hombros y empezó a gritarle para acusarla, entre otras cosas, de estar destrozando su familia. Angelina alegó que en el mismo vuelo se produjo otro altercado físico que le causó lesiones, incluyendo una en el codo, y afirmó que su entonces esposo estaba bebiendo alcohol y que le había tirado cerveza encima.

El agente especial que se entrevistó con ella y le tomó declaración concluyó que no se presentarían cargos contra Pitt tras reunirse con un abogado el Departamento de Justicia. Según la demanda de Jolie, que fue modificada en agosto, ella considera que la información que tienen en su poder tanto el FBI como el Departamento de Justicia refleja los "daños sufridos" por sus hijos y contribuirían a que ellos reciban la "atención profesional" y el "asesoramiento" que necesitan.