Salma Hayek denuncia a Harvey Weinstein de "acosarla" y "amenazarla de muerte" y él contesta

Nadie lo sabía, pero muchos lo sospechaban. Salma Hayek fue otra de las decenas de víctimas que sufrieron los abusos de poder de Harvey Weinstein. Lo confirmó ella misma en un revelador artículo publicado en The New York Times, confirmando que el ex mogul del cine la acosó durante el rodaje de Frida en 2002.

Salma desvela su verdad (©Gtres)

La mexicana relata la trágica experiencia que vivió durante la producción de la película que la puso en el mapa hollywoodense, revelando este miércoles que Weinstein la acosó en varias ocasiones, la amenazó de muerte y la presionó para grabar escenas de sexo con una mujer. Salma define a su acosador como un “apasionado cinéfilo, un hombre atrevido, un mecenas de la industria del cine, un padre cariñoso y un monstruo“.

En la columna escrita por ella misma, y titulada “Harvey Weinstein también es mi monstruo”, la estrella latina recuerda la felicidad que sintió cuando Weinstein accedió a pagar por los derechos del trabajo que ella llevaba años desarrollando para Frida. “Se arriesgó conmigo – una don nadie. Me dijo que si, pero poco sabía yo que se convirtiría en mi turno de decir que no“.

A continuación, Salma afirma que tuvo que decir “no” a Weinstein cuando le proponía ducharse juntos, le ofrecía masajes o, incluso, practicarle sexo oral. La actriz va más allá y enumera todas las veces que tuvo que decirle “no” al -por entonces- poderoso productor:

No a una ducha con él. No a dejar que me viera mientras me duchaba. No a que me diera un masaje. No a que una amiga de él desnuda me diera un masaje. No a dejarlo que me hiciera sexo oral. No a que estuviera desnuda con otra mujer. No, no, no, no”.

En ocasiones, Weinstein intentaba persuadirla con “palabras dulces”, pero en otras le decía “cosas terribles”, como cuando en una ocasión le espetó:

“Te mataré, no creas que no soy capaz de hacerlo”.

A su vez, Hayek recuerda cómo en una ocasión el productor obligó a que todo el equipo abandonar el set, excepto ella, cuando, a solas, aprovechó para recriminarle que interpretase a Frida Kahlo con su famosoa uniceja. ¿Por qué? Porque, según el magnate, “la hacía menos atractiva” y su única valía como actriz era su “sex appeal”.

Ante las negativas y esta última discusión, Salma cuenta que Harvey le dijo que cancelaría la película, pero aceptó continuar a cambio que ella accediera a grabar una escena de sexo con la actriz Ashley Judd -curiosamente, otras de las víctimas de Weinstein.

Pero el día que tuvo que grabar la escena de sexo, sufrió un ataque de ansiedad “por primera y última vez” en su carrera. Lloró tanto que su cuerpo temblaba de forma descontrolada. “No estaba así porque fuese a estar desnuda con otra mujer. Lo estaba porque iba a estar desnuda con una mujer para complacer a Harvey Weinstein“, añade.

Y como era de esperar, la actriz está recibiendo el apoyo unánime de la industria:

Pregunto a todos nuestros aliados masculinos en esta industria, ¿Por qué sus viajes han sido tan diferentes a los nuestros? Gracias Salma Hayek por compartir tu historia. Tu voz es importante y necesitada ahora mismo. Estás creando un lugar de gran sanación“, Jessica Chastain.

Saludo a Salma Hayek por compartir sus profundamente perturbadores encuentros con Harvey Weinstein“, Lupita N’yongo.

Nunca se ha dicho algo más cierto. Estoy asombrada dela fuerza, pasión y compostura de mi querida amiga Salma Hayek durante su horrible experiencia“, Reese Witherspoon.

Valentía“, Gina Rodríguez.

Salma es consciente que debería haber dado su testimonio hace tiempo pero, quizás adelantándose a las críticas, confiesa que en un primer momento pensó que no sería necesario debido a la cantidad de mujeres que estaban alzando la voz contra los acosos de Weinstein y la industria, pero finalmente decidió que contarla sería el único modo de “resolver” ese “capítulo” de su vida.

Los hombres han acosado porque podían. Las mujeres están hablando ahora porque, en esta nueva era, al fin pueden“, concluye.

WEINSTEIN RESPONDE
Tras casi dos meses de silencio absoluto, Harvey Weinstein envió un comunicado negando las acusaciones de Salma Hayek.

(©Gtres)

La vocera del ex productor, Holly Baird, afirmó a la BBC que “El Sr. Weinstein no recuerda presionar a Salma a hacer una escena de sexo gratuita con otra mujer co-protagonista, ni estaba allí para el rodaje“.

Todas las acusaciones sexuales relatadas por Salma no son correctas y otros que fueron testigos de los eventos tienen un recuerdo diferente de lo sucedido“.

Pero Weinstein ya no tiene defensa. Se ha convertido en el monstruo de Hollywood y en persona non grata de la industria.