Salma Hayek confiesa por qué lloró en la escena sexual de 'Desperado' con Antonio Banderas

·3  min de lectura

El rodaje de Desesperado no fue nada fácil para Salma Hayek. Aquel film dirigido en 1995 por Robert Rodríguez suponía la presentación oficial de la mexicana ante el público estadounidense, por lo que la presión de su salto a Hollywood, su aun pobre dominio del inglés y la incomodidad de tener que rodar una escena de sexo que desconocía no acabó por ponerle las cosas sencillas.

Ya les contamos en otro artículo que ella misma reconoció haber vivido un infierno filmando esta segunda entrega de la trilogía sobre México de Rodríguez, sin embargo ha vuelto a recuperar el tema en el podcast Armchair Expert. En esta ocasión ha querido centrarse en la experiencia de rodar aquella incómoda escena de sexo con Antonio Banderas, a quien califica como un “absoluto caballero” y de quien señala que se sintió asustada por ser un actor “muy libre”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Una de las cosas a las que tenía miedo era a Antonio, era un absoluto caballero, muy agradable, y todavía somos amigos muy cercanos, pero era muy libre. Me asustaba que para él fuera como si nada. Empecé a llorar y él me dijo: «Dios mío, me estás haciendo sentir terrible». Y estaba tan avergonzada que estuve llorando" relata la actriz.

Hayek también enfatizó que Robert Rodríguez “nunca la presionó” durante el rodaje y que tanto Banderas como él estuvieron de su lado para que se sintiera lo más cómoda posible en las grabaciones. Además, también explica que cerraron el set para que solo estuvieran el director, su mujer y Banderas presentes y así evitar que se sintiera incómoda.

"Intentaban hacerme reír. Paraba durante dos segundos y empezaba a llorar de nuevo. Pero lo superamos. Hicimos lo mejor que pudimos hacer en ese momento", admite.

Este apoyo fue clave para Hayek, puesto que su confianza con Banderas y Rodríguez la llevó a volver a trabajar con el director texano y el actor español en múltiples ocasiones y a poder abrirse hueco en la industria. Con Rodriguez no dudó en ponerse de nuevo bajos sus órdenes en Abierto hasta el amanecer o The Faculty, películas que la consolidarían dentro de Hollywood y que la llevaron a trabajar con directores como Kevin Smith o Steven Soderbergh en Dogma o Trafficy a obtener el papel protagonista en Frida.

Con Banderas llegó a trabajar hasta en cinco películas, incluyendo El Mexicano o Spy Kids 3D: Game Over de Rodriguez. De aquí surgió una gran amistad que han mantenido a lo largo de los años, puesto que el malagueño sigue siendo alguien muy cercano a la actrizy nunca ha dudado en demostrarle su apoyo.

Cuando en 2017 Hayek acusó a Harvey Weinstein de acosarla sexualmente y de obligarla a rodar una escena de sexo lésbico en Frida, Banderas no tardó en escribir una publicación en Instagram calificando de “terribles” los hechos y mostrando toda su credibilidad hacia su compañera. “Su integridad, su honestidad como mujer y como profesional me hacen dar absoluto crédito a sus palabras”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hayek también ha demostrado frecuentemente el aprecio que tiene a Banderas. Sin ir muy lejos, el pasado año fue la encargada de entregarle el Star Award en el Festival Internacional de Cine de Palm Springs en reconocimiento de su actuación en Dolor y Gloria.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.