En salsa verde, a la romana, al horno... ¿a ti cómo te gusta más la merluza?

Susana Baticón
·5  min de lectura

Las técnicas de cocinado que admite este pescado de carne blanca y tersa son numerosas: al horno, al vapor, rebozada y frita, con diferentes tipos de salsas, en papillote e, incluso, cruda y marinada. Entera o despiezada (la cola es perfecta para asar o rellenar; el cogote se suele hacer a la brasa; la ventresca es ideal para hornear; las cocochas para rebozar y freír o preparar en salsa verde o al pilpil; mientras que las rodajas, los filetes y los lomos los puedes hacer de infinidad de maneras...), la merluza es uno de esos productos que gusta a un amplio espectro de consumidores, especialmente a los más peques por tener pocas espinas, por la textura de su carne y por la suavidad de su sabor.

Recibe distintos nombres en función de su tamaño

En función de su tamaño, esta especie de agua salada recibe distintos nombres como: pitillo, que ya no se comercializa bajo ningún concepto por su tamaño muy pequeño; la carioquilla, que alcanza como máximo los 14 cm.; la carioca, que no puede exceder de los ¾ de kilo; la pescadilla, que alcanza un máximo de un 1¼ kilo; la medianilla, que pesa entre 1½ -1¾ kilos.; la mediana, que está entre los 1.800 y los 2.200 gramos.; y, por último, la merluza, que pesa más de 3 kilos.

La merluza más apreciada es la europea común por tener la carne de mayor calidad, sabor y textura más firme, frente a las americanas y las africanas. La distinguirás por su piel de un tono gris azulado o metálico en el dorso, más claro sobre los costados o flancos y blanco plateado en el vientre. La gallega es la mejor pero no es fácil de encontrar frente a la argentina, la chilena, la senegalesa, la americana, la neozelandesa o la del Cabo, que son más abundantes en nuestros mercados.

Un pescado muy saludable

Fresco o congelado, este pescado blanco semigraso también desde un punto de vista nutricional tiene muchos puntos por la calidad de sus proteínas, su baja cantidad en grasa y su notable porcentaje en vitaminas, sobre todo del grupo B, y en minerales, como el potasio, el fósforo o el magnesio. Contiene ácidos omega 3, que ya sabes que tienen efecto cardiosaludable.

Eso sí, es uno de los pescados más propensos a contener anisakis, por lo que se recomienda cocinarlo muy bien o congelarlo previamente.

Experimenta con las guarniciones y prueba nuestras 10 recetas y muchas otras

Además, te animamos a experimentar con las distintas guarniciones con las que puedes 'adornar' este pescado: patatas, verduras, legumbres, pastas, arroces, cuscús... Muchas veces, los acompañamientos 'elevan' la calidad de un plato desde distintos puntos de vista: sabor, presentación, nutrición, etc y nos permiten crear las combinaciones más deliciosas y completas.

En ¡Hola! Cocina hemos preparado una selección de 10 de las recetas con merluza más habituales: salsas, horno, a la romana, a la gallega, etc. Y, sobre todo, nos hemos fijado en su sencilla elaboración y en que gusten a todos los públicos. Haz clic en cada imagen para conocer los ingredientes y el paso a paso para prepararlas.

Paso a paso: merluza con almejas en salsa verde

La salsa verde, a base de perejil, ajo, vino blanco y, en ocasiones, caldo de pescado, es ideal para preparar todo tipo de pescados y, en especial, merluza. En este caso también la acompañamos con unas almejas. Un segundo plato sencillamente perfecto.

VER RECETA

Merluza con almejas en salsa verde
Merluza con almejas en salsa verde

Paso a paso: merluza a la cazuela con patatas y piñones

Otra forma de cocinar este pescado blanco es a la cazuela. Así la preparamos en la siguiente receta, a la que también pondremos rodajas de patata y piñones.

VER RECETA

Merluza a la cazuela con patatas y piñones
Merluza a la cazuela con patatas y piñones

Paso a paso: merluza a la gallega

Cuando un producto se cocina 'a la gallega' -el caso más emblemático es el pulpo- suele implicar que incluye ajo, vinagre, aceite y pimentón. De esta forma elaboramos la siguiente propuesta a la que añadimos unas patatas cocidas.

VER RECETA

Merluza a la gallega
Merluza a la gallega

Paso a paso: cocochas de merluza al pil pil

Una de las partes más apreciadas de la merluza son las cocochas, una pieza muy jugosa por su gelatina que está en la zona de la barbilla, justo antes de las branquias. Tres son las maneras más habituales de cocinarlas: rebozadas y fritas, en salsa verde o al pilpil.

VER RECETA

Cocochas de merluza al pilpil
Cocochas de merluza al pilpil

Paso a paso: cocochas con almejas en salsa verde

También te mostramos una de las formas por excelencia de cocinar las cocochas, en este caso en salsa verde. También les pondremos unas almejas para preparar esta receta que te servirá como primer, segundo e, incluso, como plato único.

VER RECETA

Cocochas con almejas en salsa verde
Cocochas con almejas en salsa verde

Paso a paso: merluza en papillote con jamón serrano

Nos gusta mucho la técnica del papillote para cocinar pescados, porque al envolverlos en papel (aluminio, parafinado, silicona...) se hacen en su propio jugo y mantienen más sus nutrientes que con otras elaboraciones.

VER RECETA

Merluza en papillote con jamón serrano
Merluza en papillote con jamón serrano

Paso a paso: canelones de merluza y espinacas

La merluza también la puedes incorporar a numerosos platos de pasta, especialmente como relleno junto a otros ingredientes de canelones, lasañas, etc. Optamos por juntarla con espinacas cocidas.

VER RECETA

Canelones de merluza y espinacas
Canelones de merluza y espinacas

Paso a paso: merluza al horno con refrito de almejas

Otra de las maneras más sencillas, saludables y deliciosas de cocinar la merluza es en el horno. No te pases con la cocción para que no quede muy seca. Al sacarla, le vamos a añadir un refrito de almejas, vino blanco, aceite, ajos picados y guindilla.

VER RECETA

Merluza al horno con refrito de almejas
Merluza al horno con refrito de almejas

Paso a paso: merluza a la romana con hilos de puerro y huevas

Además de en salsa verde y con pilpil, hay otra técnica estrella para aplicar a la merluza que es albardada, esto es con harina y huevo y que recibe el nombre de 'a la romana'. La servimos con hilos de puerro frito y unas huevas.

VER RECETA

Merluza a la romana con hilos de puerro y huevas
Merluza a la romana con hilos de puerro y huevas

Paso a paso: merluza a la sidra con almejas y huevo duro

Terminamos con otro clásico, que se hace sobre todo en el norte de España, como es la merluza a la sidra para la que también utilizamos caldo de pescado. La acompañamos con almejas y huevo duro. ¡Un plato tradicional que nunca falla!

VER RECETA

Merluza a la sidra con almejas y huevo duro
Merluza a la sidra con almejas y huevo duro