'Sálvame' traspasa varios límites al cubrir la muerte de Mario Biondo

·5  min de lectura

Hace unos días Sálvame recibía una oleada de críticas en las redes sociales por su tratamiento del caso de Rocío Wanninkhof. Y es que después de que Telecinco emitiera un episodio de la serie de HBO Max Dolores: la verdad sobre el caso Wanninkoff, el magacín quiso aprovechar el tirón desarrollando un especial durante varios días en el que los colaboradores analizaron punto por punto uno de los sucesos más famosos de la crónica negra de España.

Si bien el público señaló que el programa estaba realizando un análisis muy amarillista, lo cierto es que el formato producido por La Fábrica de la Tele ha vuelto a tropezar con la misma piedra.

En la última entrega emitida se volvió a este tratamiento superficial y sensacionalista en relación con otro caso mediático: la muerte de Mario Biondo. Si bien el marido de Raquel Sánchez Silva falleció el 30 de mayo de 2013, Todo es verdad ha sembrado la duda sobre su pérdida dando voz a Santina, la madre del cámara de televisión, quien insiste que su hijo no se suicidó como dictaminó la justicia española. En este contexto, Sálvame ha traspasado varios límites en pleno directo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Después de que Todo es verdad abriera la veda con Raquel Sánchez Silva, Sálvame se ha sumado a la cobertura con la misión de discernir si el camarógrafo italiano se suicidó o fue asesinado como sostienen los familiares. Sin embargo, el programa presentado por Carlota Corredera quedó en entredicho por un detalle que ha desatado la indignación de los usuarios de la red social del pájaro azul.

El programa se transformó por enésima vez en una tertulia de sucesos para analizar los cabos sueltos de la investigación sobre la muerte de Mario Biondo. Y si bien el tono y las insinuaciones de los colaboradores ya dejaron mucho que desear para algunos espectadores, lo cierto es que el formato producido por La Fábrica de la Tele traspasó varios límites con la recreación de la escena de la autopsia.

Al cuerpo de Mario Biondo, que ha sido exhumado en dos ocasiones, se le realizaron tres autopsias que se centran en la hipótesis del suicidio. No obstante, teniendo en cuenta que no todas las pruebas coinciden en todos los puntos analizados, en el programa de Telecinco quisieron recoger las supuestas incongruencias con la médico forense Patricia Alcaraz.

Y es que en el primer informe el forense reflejó que el estómago del fallecido estaba vacío y simplemente se destacaron las lesiones producidas por una pasmina anudada al cuello. Sin embargo, en el segundo examen se hallaron fragmentos de carne en el estómago y una mancha de pigmento parduzco en el cerebro. Asimismo, en la tercera autopsia, se concluyó que la hipótesis del suicidio no está respaldada completamente justificando que Mario Biondo no hubiese podido permanecer voluntariamente en la posición en que fue hallado.

Si bien las explicaciones de la médico forense hubiesen justificado las incoherencias entre las autopsias, el programa apostó por recrear la escena en pleno directo con tal de analizar las diferencias en las investigaciones al cuerpo de Mario Biondo. Para ello, en el plató se dispuso un maniquí tapado con una sábana sobre una camilla que simulaba ser el fallecido.

"La cabeza tenía un golpe. Y eso se sabe después. Si tiene un golpe eso se ve también fuera. De hecho, en la primera foto que hay de él sí que se ve que tiene un golpe en el otro lado”, valoró Patricia Alcaraz a la par que añadió “tenían que haber abierto la cabeza”, mostrándose contundente en el programa de las tardes de Telecinco.

La experta fue más allá y sentenció que "a mí no me cuadra absolutamente nada". De igual manera, con la médico forense todavía presente en el plató, también se compartieron detalles sobre el informe toxicológico del cuerpo de Mario Biondo.

La cobertura desató una oleada de críticas de espectadores que no olvidaban que Sálvame se emite en horario infantil. Asimismo, el programa traspasó otro límite dado que el público se quejó del mal gusto de esta recreación que sigue en la línea del tratamiento amarillista de hace unos días cubriendo la repercusión de la serie protagonizada por Dolores Vázquez quien rompió su silencio tras ser condenada de forma injusta.

A juzgar por los comentarios, a la audiencia no le gustó un pelo que en Sálvame se recreara la autopsia de Mario Biondo en plató como tampoco le pareció bien la manera en la que el magacín trató un asunto tan delicado como es la muerte del camarógrafo. Y es que a los espectadores les pareció totalmente innecesario que se recurriera al morbo con un maniquí en la camilla para ofrecer un conjunto de detalles que se podrían haber abordado de otra forma menos escabrosa si lo único que pretendía el magacín era conocer cómo la invitada elaboraría el informe.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.