Sara Evans solicitó el divorcio meses antes de que su esposo intentara estrellarse contra su coche

·1  min de lectura
Jay Barker, marido de la cantante Sara Evans, detenido por intentar atropellarla credit:Bang Showbiz
Jay Barker, marido de la cantante Sara Evans, detenido por intentar atropellarla credit:Bang Showbiz

El antiguo jugador de fútbol americano Harry 'Jay' Barker fue arrestado en la madrugada del pasado sábado en Nashville por tratar de embestir supuestamente el coche en el que viajaba su esposa, la estrella country Sara Evans. El deportista retirado, de 49 años, fue puesto en libertad unas horas más tarde tras pagar una fianza de 10.000 dólares y se enfrenta a un cargo por un delito grave de agresión con un arma mortal, según figura en el informe de su detención.

Ahora ha salido a la luz que Sara solicitó el divorcio en agosto del año pasado citando "diferencias irreconciliables" y "comportamiento marital inapropiado", aunque el acuerdo prenupcial que ambos firmaron antes de casarse en 2008 especifica que las razones de una hipotética separación deberían mantenerse en privado siempre que resultara posible, por lo que no se conocen más detalles al respecto.

En la cuenta de Instagram de su programa de radio para la emisora 100.9 FM. titulado ‘The Jay Barker Show’, el deportista ha afirmado que la información que ha trascendido no refleja "el contexto" de lo ocurrido, añadiendo que "todos nos enfrentamos a desafíos en nuestras vidas".

El supuesto intento de colisión habría ocurrido cuando Sara, de 50 años, regresaba a casa en el coche de un amigo tras acudir a una fiesta en su vecindario de Norwood Drive. Barker la estaba esperando estacionado cerca de la entrada y, al verla llegar, habría dado marcha atrás a toda velocidad con la intención de estrellar su vehículo contra el suyo, pero se dio a la fuga al no conseguirlo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.