Schwartzman se despidió de Tel Aviv en octavos con la caída ante Rinderknech

Steve Bardens/Getty Images

Luego de haber sido partícipe del triunfo en la Laver Cup junto al equipo del Resto del Mundo, Diego Schwartzman (17°) sufrió una dura caída contra Arthur Rinderknech (58°) en octavos de final del ATP 250 de Tel Aviv: fue 3-6, 6-2 y 6-7 (7-9).

El inestable presente del Peque tuvo un nuevo capítulo en esta instancia, en la que padeció una caída 6-2 y 6-1 a manos de Stefanos Tsitsipas en Londres y, anteriormente, en la Copa Davis con la dura derrota sufrida ante el sueco Mikael Ymer. Con un sólo ace y cuatro dobles faltas, el argentino otorgó muchas ventajas a su colega galo.

Tras un primer set con más dudas que certezas, Schwartzman se metió en el juego en el segundo episodio y se quedó con un contundente 6-2 que mostró una faceta positiva, con golpes certeros y precisos.

Sin embargo, todo lo que el número 17 del mundo había cimentado en el segundo parcial, se derrumbó en el último. Tras seis games consecutivos ganados y un 2-0 que ilusionaba, el bonaerense llegó al tie-break ante Rinderknech y, tras desperdiciar un match point a favor, quedó eliminado del certamen israelí.

Nicolás Jarry no pudo con Ruud y se despidió del ATP 250 de Seúl

El chileno (111º) cayó en tres sets frente al número dos del ranking mundial, en octavos de final, y concluyó su participación en Asia. Fue derrota frente al 2 del mundo por 2-6, 6-3 y 3-6 en un encuentro en el que el tenista de 26 años padeció, tanto en el inicio como en el cierre.

El primer set se lo llevó el noruego de forma contundente: el oriundo de Santiago sufrió la ruptura de su servicio en dos oportunidades consecutivas y supo estar 0-4. Sin embargo, una leve remontada le permitió finalizar de manera decorosa.

El segundo capítulo fue el mejor del nacido en Santiago, quien quebró en el cuarto game y se puso 3-1 por encima del subcampeón del US Open. Pese a las aproximaciones de Ruud, Jarry sostuvo su saque y emparejó el trámite.

Sin embargo, el europeo sacó a relucir toda su jerarquía en el episodio final: tras un sexto juego disputado, Ruud logró romper el servicio de Jarry y se colocó 2-4, distancia que mantuvo hasta la conclusión del duelo para avanzar a cuartos de final en la capital surcoreana.

Foto: Getty Images