Taylor Swift pierde los derechos de su música por Scooter Braun

Taylor Swift performs at the iHeartRadio Wango Tango concert in Carson, California, U.S., June 1, 2019. REUTERS/Mario Anzuoni

Scooter Braun es de sobras conocido por ser manager de Justin Bieber pero ahora le ha hecho una jugarreta a Taylor Swift, a la que también representó, quedándose con los derechos de su música.

La cantante Taylor Swift atraviesa el peor momento profesional de su vida y es que se acaba de quedar sin los derechos -y el dinero que eso conlleva- de su propia música. Parece increíble que un artista pueda perder los derechos legales sobre sus propias canciones pero, en la práctica, es cuestión de dinero.

El ex representante de Swift, Scooter Braun, es conocido por haber descubierto a Bieber y gestionar toda su carrera profesional siendo casi un segundo padre, además, también es el actual manager de Ariana Grande y, por lo tanto, sabe bien cómo funciona el mercado musical.

Taylor está destrozada ya que Scooter ha pagado nada menos que 300 millones de dólares a su antigua discográfica para poder así comprar todas las canciones de Swift y los derechos de las mismas.

A todo este drama se añade el aliciente de que la joven cantante acusa a Braun, su ex manager, de hacerle bullying y acosarla, quizá de esta acusación deriva la posterior jugarreta del representante.

Toda esta movida empeora porque Taylor lleva años intentando conseguir los derechos de su propia música pero, al negociar Scooter directamente con la discográfica y desembolsar los 265 millones de euros, Swift no ha tenido ni la opción de adquirir lo que, al menos moralmente, le pertenece.

Taylor explica en su comunicado oficial que ha colgado en Tumblr que cuando ella intentó comprar los derechos de su duro trabajo la discográfica le dijo que no y le ofreció la “solución” de volver con ellos y, por cada disco nuevo que sacara, le darían los derechos de uno de los antiguos, ¡de vergüenza vamos!

Y ahora llega Scooter y se los compra todos así, a toca teja. Taylor se define como “asqueada y triste” por la mala jugada de su ex manager el cual “me ha estado haciendo bullying durante años en mis momentos musicales más bajos”.

Swift se muestra realmente preocupada dado que el tema es extremadamente serio (e injusto): “Todo mi legado musical acaba de caer en las manos del hombre que ha estado intentando hundirme”.

Y añade: “Toda esa música que yo escribí en el suelo de mi habitación, los videoclips con los que siempre soñé y pude hacer realidad gracias a que los pagué con mi dinero de actuar en bares, clubs, arenas y estadios”.

Entiendo perfectamente el pesar de Taylor y su tristeza, imagínate cómo te debes sentir si te roban legalmente el trabajo de toda una vida. Con todo lo que eso conlleva. Tu creatividad, tu esfuerzo, tus horas de dedicación a componer, a ensayar, a hacer giras por todo el mundo… es fuerte.

Además Swift se siente traicionada también por Scott Borchetta que es el de su antigua discográfica y quién le ha vendido los derechos a Braun. “Cuando dejé mi legado en manos de Scott jamás imaginé, ni en mis peores pesadillas, que se lo vendería a Scooter porqué cada vez que le he hablado de este hombre ha sido llorando o a punto de hacerlo y él sabe todo lo que me ha hecho.”

2019 Billboard Music Awards- Arrivals - Las Vegas, Nevada, U.S., May 1, 2019 - Taylor Swift. REUTERS/Steve Marcus

Selena Gómez, Katy Perry, Miley Cyrus, Rihanna, Nicki Minaj, Lana del Rey, Joe Jonas han expresado su apoyo a Taylor dejando de seguir a Scooter Braun en redes sociales. En cambio Bieber ha mostrado su apoyo al manager diciendo que tanto él como Scooter están dispuestos a dialogar y a cerrar heridas, que ambos aprecian a Taylor.

Justin también ha subido una foto de cuando Swift y él eran pequeños junto a un texto que intentaba ser una disculpa pero que ha acabado siendo bastante decepcionante.

“Hola Taylor. Primero de todo me gustaría pedirte perdón por el antiguo post de Instagram (uno en el que aparece Bieber con Kanye West y Scott Braun y se titula ‘Qué pasa Taylor Swift) en aquel momento lo vi gracioso pero con el paso del tiempo me di cuenta de que fue desagradable e insensible. Tengo que ser honesto y, aunque en la captura de pantalla de título pusiera tu nombre, en toda la conversación te mencionamos y, de hecho, Scooter fue la persona que me dijo que no hiciera bromas de ese tipo. Scooter siempre te ha respaldado.”

Y prosigue con su enquistada relación: “Los años han ido pasando y nunca nos hemos sentado a comunicarnos nuestras diferencias, dolores, heridas o frustraciones. Que ahora uses las redes sociales para que la gente odie a Scooter no es justo. ¿Qué intentas conseguir con eso? Sabes de sobra que publicando eso tus fans van a ir a hacerle bullying a Scooter.”

Y se corona defendiendo al manager: “De todos modos, una cosa tengo clara, Scooter y yo te queremos. Creo que la única manera de solucionar el conflicto es la comunicación, una batalla online no soluciona nada. Estoy seguro de que Scooter y yo estaremos encantados de hablar contigo y resolver este problema, dolor o cualquier sentimiento que necesites expresar. No tenemos nada negativo que decir sobre ti y te deseamos lo mejor. No suelo entrar en este tipo de cosas pero cuando se le falta al respeto a alguien que amo.. eso ya es cruzar la línea.”

¿Qué te parece que Scooter haya comprado los derechos de la música de Taylor a su antigua discográfica sin que ella misma tenga la opción de haberlo comprado todo? ¿Y el texto de Justin Bieber en su defensa?