Siete señales de que un perro te va a morder que todos deberían saber

Una mujer de unos 20 años ha fallecido tras ser atacada por un perro en un parque en Surrey, Inglaterra, el jueves por la tarde.

Según la policía local, ella no ha sido identificada formalmente, pero se ha notificado a sus familiares más cercanos.

Una segunda mujer fue llevada al hospital con mordeduras, pero se encuentra estable, aclararon los oficiales.

Junto con el Servicio Aéreo de la Policía Nacional, los agentes atraparon a siete perros en el lugar del incidente en Gravelly Hill. Los animales permanecen bajo custodia policial.

Según la ley del Reino Unido, los dueños de perros que matan a alguien pueden ser encarcelados por hasta 14 años o enfrentar una multa ilimitada o ambas cosas.

Los dueños de perros que hieren a alguien pueden ser enviados a prisión por hasta cinco años o multados o ambas cosas.

Cualquier persona condenada por tener un perro “peligrosamente fuera de control” puede enfrentar una multa ilimitada o ser encarcelada por hasta seis meses o ambas cosas.

Afortunadamente, este tipo de ataque es poco común dado que la mayoría de los perros están cuidadosamente adiestrados por sus dueños y están acostumbrados a encontrarse con otros animales cuando salen a caminar.

Sin embargo, incluso la mascota mejor comportada puede volverse hostil si se siente amenazada o obligada a defender su territorio.

“Un perro socializado normalmente no será activamente agresivo con otros perros y los perros no suelen atacar a otros. Pero cualquier perro puede volverse agresivo si tiene miedo y se siente acorralado,” informa la organización benéfica veterinaria People’s Dispensary for Sick Animals (PDSA).

“Es posible que reaccionen frente a algo que perciben como una amenaza o incluso a una experiencia pasada que los hace sentir incómodos.”

La organización benéfica informa que los perros rara vez atacan sin dar algún tipo de señal, por ejemplo, al adoptar una postura agresiva típicamente indicada por gruñidos, mordiscos, mostrando los dientes y embestidas, aunque cualquier ansiedad que puedan llegar a sentir probablemente se hará evidente mucho antes.

Las señales de que un perro no está contento incluyen lamerse los labios, aplanar las orejas contra la cabeza, bostezar, mostrar el blanco de los ojos, voltear la cara, tratar de alejarse de otros perros, sentarse en cuclillas o caminar pegado al suelo.

Al percibir este tipo de comportamiento, es mejor alejar a tu mascota y darle tiempo para recalibrarse y tranquilizarse.

También se recomienda preguntar a otros dueños de perros si los animales pueden “conocerse”, ya que la otra parte puede tener motivos para temer un encuentro agresivo entre los dos animales.

Incluso si estás de acuerdo en que es probable que el encuentro sea amistoso, es esencial que ambas partes presten atención al lenguaje corporal de los perros para estar atento a un cambio repentino de actitud.

Si sales con tu perro y otro perro se pone agresivo, habría que alejar a tu mascota “con calma, pero de forma rápida”, según la PDSA, evitar acercarte demasiado e, idealmente, colocar una barrera física entre tú y el animal, como una puerta, una cerca o un auto, para dejar en claro que no tienes intención de acercarte demasiado.

Si tu perro es atacado, el consejo de la PDSA es, en primer lugar, no entrar en pánico y no intentar separar a los animales, ya que podrías sufrir lesiones graves, aunque puede resultar difícil ya que instintivamente querrás intervenir para proteger a tu mascota.

Sin embargo, deberías guardar distancia e intentar distraer al perro agresor con un ruido fuerte (es de esperar que el otro dueño también intente poner fin a la pelea) y llamar a tu propio perro para alentarlo a que se retire.

Si tu perro está herido, puedes informar a la policía llamando al 101 y también deberías informarlo al guardián de perros de tu municipio.

La PDSA también recomienda que obtengas los datos de contacto del otro dueño de perro e, idealmente, una fotografía de su animal (y, potencialmente, los detalles de los testigos) además de averiguar si tiene un seguro para mascotas que cubra cualquier atención veterinaria que tu animal pueda necesitar.

Finalmente, deberías llevar a tu perro al veterinario para que lo revisen, incluso si no parece estar gravemente herido, para estar seguro.

Gran parte de dichos consejos también se aplican si tu perro es el agresor: debes volver a ponerlo con correa lo antes posible sin ponerte en peligro ni empeorar la situación.

Si tu perro suele ser agresivo con los demás, puedes considerar el uso de un bozal cuando sales a caminar e incluso inscribirte en un curso de adiestramiento canino.

Si un perro agresivo te muerde, la PDSA recomienda que primero coloques la herida bajo agua corriente fría durante 10 minutos para limpiarla a fondo, incluso si la mordedura no parece haber perforado la piel, y que busques atención médica profesional lo antes posible.

Luego, habría que informar el incidente para que las autoridades puedan tomar medidas para garantizar que no vuelva a suceder.

Traducción de Anna McDonnell

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Perritos pintados, la atroz estafa para subir su precio y que puede matarlos