'El quinto elemento' y una secuela que se quedó en el olvido

Cine 54
·5  min de lectura

A finales de los 90 Luc Besson nos sorprendió con El quinto elemento, una cinta de ciencia-ficción protagonizada por Milla Jovovich y Bruce Willis que no tardó en convertirse en un clásico del género. Pero en el momento de su estreno no funcionó todo lo bien que se podría esperar, porque mientras arrasaba a nivel internacional, en EE.UU. fue un fracaso rotundo de taquilla. Esto llevó a que el director francés decidiera no seguir adelante con su secuela, una película de la que ya tenía preparada el guion.

El quinto elemento (Gaumont)
El quinto elemento (Gaumont)

Robert Kamen, el guionista de Karate Kid que co-escribió El quinto elemento, ha hablado con Uproxx de esta secuela que nunca llegamos a ver. Y aunque no haya entrado en detalles de su argumento, ha explicado que el guion original de 180 páginas incluía originalmente una segunda parte de una extensión similar que Luc Besson quería convertir en secuela. Sin embargo, terminaron considerando que “no tenía sentido” realizarla dado los malos resultados de la cinta de 1996. 

El escritor recibió el guion original en 1993 cuando el vicepresidente ejecutivo de Warner Bros. por aquel entonces, Bill Gerber, se lo envió pidiéndole ayuda porque no lograban comprender la idea. “Tenemos este guion. No podemos encontrarle el sentido pero pensamos que el tipo es un visionario” le dijeron sobre Besson. Y como a Kamen le había encantado La Femme Nikita, se puso manos a la obra.

Los dos creadores mantuvieron una reunión en la que casi no lograron comprenderse debido a la falta de fluidez del director con el inglés, y en la que Besson acabó enfadado por culpa de las críticas que Kamen vertió sobre su guion. Pero una semana más tarde Luc recapacitó y le pidió que trabajaran juntos moldeando el libreto. Kamen se fue a París a pasar tres semanas trabajando con él, descubriendo que tenía todas las ideas, las criaturas, el vestuario pero nada de coherencia.

Una vez completado, Besson añadió una segunda parte que repetía el mismo error del principio. Según Kamen, iba a ser la base de la secuela pero no tenía sentido alguno y como El quinto elemento tan solo hizo $75 millones en la taquilla estadounidense, ni siquiera dedicaron tiempo a repetir la labor conjunta de darle forma a la idea.

Se adelantó a su tiempo. Así que nunca hicimos la secuela, que habría consistido en coger las otras 180 páginas que tenía [el libreto original] y convertirlas en un guion. Él y yo trabajamos durante mucho tiempo, desde entonces hemos hecho 15 o 16 películas juntos”, relata Kamen.

Y a pesar de criticar su guion original, Kamen aplaude a Lux Besson como un “visualista”, describiéndolo como “una cámara con piernas”.

Pero... ¿se sabe algo sobre la trama que habría tenido la secuela? Lamentablemente ni Kamen ni Besson desvelaron detalles de ese libreto incomprensible de 180 páginas. Pero teniendo en cuenta el tiempo que dedicó a crear el personaje de Milla Jovovich, inventando un lenguaje específico solo para ella, no sería de extrañar que hubiera continuado su historia de alguna manera. De todos modos, durante un tiempo exisitó un rumor que apuntaba a que la secuela podría haberse titulado Mr. Shadow, en referencia al planeta que sirve como villano añadido a la historia. 

La película original nos contaba como un taxista, al que daba vida Bruce Willis, debía encargarse de proteger la vida de una extraña criatura humanoide, interpretada por Milla Jovovich, de quien dependía la supervivencia de la raza humana. Y si bien El quinto elemento hoy es recordada como un clásico de culto dentro del género de ciencia ficción, al momento de su estreno no fue recibida con los brazos abiertos. Es más, el propio equipo del filme siempre ha considerado que si esta historia se hubiera realizado unos pocos años después su repercusión hubiera sido mucho mayor.

En una entrevista con Indiewire durante la promoción de Malavita, Besson afirmó sentirse “frustrado” por hacer la película “justo antes de que llegaran los nuevos efectos especiales”. “Todo era pantalla azul, seis horas de rodaje, puntos en la pared, una eternidad en hacer las tomas. Ahora básicamente pones la cámara en tu hombro y luego corres y agregas un par de dinosaurios y naves espaciales”, explicaba. 

En aquel momento el director también reconocía que se “vengaría” y “utilizaría todas las nuevas herramientas para hacer una película de ciencia-ficción”. Esa película nos llegó en 2017 cuando adaptó las novelas gráficas de Valerian en Valerian y la ciudad de los mil planetas. Curiosamente esta ambiciosa producción corrió la misma suerte que El quinto elemento, siendo un éxito en taquilla en Francia que condenada al fracaso tras no funcionar en mercados clave como Estados Unidos.

Este último traspiés económico con la ciencia ficción haría muy improbable que el director se decidiera a recuperar el guion de la secuela de El quinto elemento. Además, también hay que tener en cuenta el factor de la relación entre Besson y Milla Jovovich, quienes fueron pareja durante los 90 y se separaron a finales de la década. Muy posiblemente esta fuera otra de las razones por las que esta secuela no salió adelante, aunque durante la reciente promoción de Monster Hunter la actriz que dio vida a Leeloo ha calificado como “una lástima” el no haber podido conocer más de las aventuras de su personaje en la gran pantalla. 

Más historias que te pueden interesar: