Podrían ser imputados pasajeros que grabaron una violación en un tren sin intervenir

·2  min de lectura

Bastiaan Slabbers/NurPhoto via Getty Image Tren SEPTA en una estación de Filadelfia

Los pasajeros de un tren en Pennsylvania que grabaron con sus teléfonos la violación de una mujer en lugar de ayudarla podrían ser imputados.

El superintendente del Departamento de Policía de Upper Darby Township, Timothy Bernhardt, declaró a The New York Times que estaba "consternado por aquellos que no hicieron nada para ayudar a esta mujer".

Por tanto, las autoridades afirmaron que cualquiera que haya registrado el ataque podría enfrentar cargos penales.

Bernhardt también declaró que esa decisión la tomaría la oficina del fiscal de distrito del condado de Delaware.

"Lo que esta mujer soportó a manos de este tipo, lo que él ha hecho, ha sido increíble", sostuvo.

El jefe de policía de la Autoridad de Trenes del Sureste de Pennsylvania (SEPTA), Thomas J Nestel III, aseguró al mismo medio que "la gente sostenía su teléfono en la dirección de esta mujer que estaba siendo atacada".

"Lo que queremos es que todos se enojen y se disgusten, y que estén decididos a hacer que el sistema sea más seguro", añadió.

Bastiaan Slabbers/NurPhoto via Getty Image Tren SEPTA en una estación de Filadelfia

El suceso tuvo lugar cuando hace unos pocos días el presunto violador, identificado como Fiston Ngoy, de 35 años, se sentó junto a la mujer en el tren que viajaba hacia el oeste en la línea Market-Frankford e intentó tocarla por 40 minutos, según las autoridades.

El portavoz de SEPTA, Andrew Busch, dijo al Times que Ngoy "procedió a arrancarle la ropa" a la mujer y que ningún pasajero intentó detener la agresión hasta que un empleado de transporte subió al tren e informó del incidente a la policía.

El incidente quedó grabado en las cámaras de vigilancia del tren, donde incluso se ve a las personas sin inmutarse en el vagón, mientras la mujer está siendo violada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ngoy fue arrestado y acusado de violación, atentado al pudor y otros delitos relacionados. Se encuentra internado en la cárcel del condado de Delaware con una fianza de $180,000.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.