Serbia descubre una fosa común de la guerra de Kosovo

·2  min de lectura

KIZEVAK, Serbia, 4 dic (Reuters) - Restos humanos que supuestamente son los cuerpos de más de una docena de personas de etnia albanesa asesinadas durante la guerra de 1998-99 en Kosovo fueron encontrados en el sur de Serbia, dijo una autoridad serbia el viernes.

Más de dos décadas después de que el conflicto en Kosovo terminara, la búsqueda de las víctimas sigue siendo un gran obstáculo para la mejora de las relaciones entre Belgrado y Pristina.

Los investigadores utilizaron imágenes de satélite para encontrar la fosa común en una remota mina a cielo abierto en Kizevak.

Sus hallazgos sugieren que podría haber hasta 17 cuerpos, dijo a los periodistas Veljko Odalovic, jefe de la Comisión de Personas Desaparecidas de Serbia.

La experta forense Suzana Matejic dijo que la investigación posterior se verá obstaculizada a corto plazo por la cercanía del invierno y las restricciones del coronavirus.

Se cree que más de 13.000 personas murieron durante la guerra en Kosovo, la antigua provincia meridional de Serbia. Los combates terminaron en 1999 después de los ataques aéreos de la OTAN contra la ya desaparecida Yugoslavia. La mayoría de las víctimas eran de etnia albanesa y cientos de ellas siguen desaparecidas.

Ibrahim Makolli, representante de Kosovo para las personas desaparecidas, dijo que debería ser prioritario encontrar a los responsables de las muertes, añadiendo: "Deberían recibir el castigo que merecen".

La investigación que condujo al descubrimiento fue una iniciativa conjunta entre Serbia, Kosovo, el Comité Internacional de la Cruz Roja y EULEX, la misión de justicia y policía de la UE en Kosovo.

La mayor fosa común de la guerra encontrada hasta ahora, que contenía los cuerpos de más de 800 albaneses de Kosovo, fue encontrada en 2001 en un complejo policial cerca de Belgrado.

Kosovo declaró su independencia en 2008, pero Belgrado se niega a reconocerla. Serbia ha solicitado su pertenencia a la Unión Europea y Kosovo también quiere formar parte de la UE, pero ambos deben normalizar sus relaciones antes de que cualquiera de los dos pueda unirse al bloque.

(Información de Aleksandar Vasovic; editado por Kevin Liffey, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)