Sevilla empató con Valladolid de local y todavía no despega

·3  min de lectura

Lo peleó hasta el final, pero tuvo que conformarse con un solo punto. Sevilla rescató un empate como local en el Ramón Sánchez-Pizjuán al igualar 1-1 frente a Real Valladolid por la segunda fecha de LaLiga y continúa sin poder ganar en este inicio de campeonato.

El equipo de Julen Lopetegui fue más que su rival y buscó la victoria a lo largo de los 90 minutos, pero le costó romper el bloque defensivo que propuso la visita, además que la buena tarea de Sergio Asenjo y el palo le impidieron quedarse con el triunfo en el barrio de Nervión.

Durante la primera mitad tuvo las mejores situaciones, y en casi todas ellas participó Erik Lamela, que se destacó. Precisamente, la primera llegada fue desde un lateral que el 11 asistió de taco a Oliver Torres, quien dentro del área definió de zurda y salió junto al primer palo.

Luego, el argentino interceptó un balón en mitad de cancha y salió rápido de contra, combinó con Rafa Mir y luego lo dejó de frente al arco con una gran asistencia, pero el delantero remató al cuerpo del arquero y desaprovechó una chance inigualable para convertir.

Incluso pudo haberla lamentado, debido a que Sergi Guardiola se perdió una gran chance para los dirigidos por Pacheta luego de un error en salida del Blanquirrojo. Y ya con el tiempo cumplido, Lamela tuvo su tanto con un disparo de derecha que dio en el palo y se fue.

En el complemento, el entrenador movió el banco y mandó a la cancha a Isco, Lucas Ocampos y Youssef En-Nesyri. Nunca dejó de intentar, pero le costó llevar peligro contra el arco contrario. Ocampos tuvo la más clara tras desvío de Lamela, pero no logró empujar a la red.

Monchu, que también entró en la segunda parte, casi adelanta a Valladolid con un remate a colocar desde el borde del área que en el camino dio en la espalda de un compañero y salió junto al palo derecho de Yassine Bounou. La única con riesgo para los Pucelanos.

Hasta que Anuar Mohamed ganó una pelota a 25 metros de espaldas al arco, encaró al área, esquivó un rival y definió casi desde el suelo con un derechazo al palo derecho para vencer al arquero y quebró la paridad. Sin embargo, un regalo le permitió al local llegar al empate.

Joaquín Fernández cubrió a Asenjo para que tomara el balón, pero al arquero se le escapó y le dejó servida la igualdad a Karim Rekik, que no perdonó y con el arco libre puso el 1-1 para recuperar el aire. Luego, tras una gresca y desde el banco, el árbitro expulsó a Marcos Acuña.

Por la jornada siguiente, Sevilla visitará el próximo sábado a Almería en el Power Horse Stadium con la intención de cambiar su racha y conseguir su primera victoria. En tanto, Real Valladolid será visitante de Barcelona en el Camp Nou el próximo domingo.

Foto: Fran Santiago/Getty Images