‘Sex and the City’: el cuarteto femenino que revolucionó la TV hace 21 años

Kristin Davis , Sarah Jessica Parker, Cynthia Nixon y Kim Cattrall. Foto: Brian Ach/WireImage

‘Sex and the City’ es, sin duda, uno de los programas más populares en la historia de la televisión. La serie de HBO enfocada en las vidas de cuatro amigas inseparables en ‘la ciudad que nunca duerme’ está basada en una colección de ensayos de Candace Bushnell, y se ganó el corazón de miles de personas que se mantuvieron fieles durante seis temporadas – y más allá.

Un éxito revolucionario

La serie estrenó su primer episodio hace 21 años, el 6 de junio de 1998. Desde entonces, los nombres de Carrie (Sarah Jessica Parker), Miranda (Cynthia Nixon), Charlotte (Kristin Davis) y Samantha (Kim Catrall) se hicieron inmediatamente reconocibles para una audiencia que se multiplicó cada año y que hoy sigue creciendo. Además, le dio a HBO uno de sus primeros grandes éxitos y lo ayudó a crear su reputación.

Puede que la serie no se sienta especialmente revolucionaria en 2019, y muchas de las conversaciones y bromas demuestran que (afortunadamente) mucho ha cambiado. Sin embargo, en su momento, ‘Sex and the City’, tuvo una honestidad única. Revolucionó la televisión con la forma en la que se presentaba la sexualidad de mujeres que hablaban de relaciones y vibradores súper poderosos con la misma libertad y demostró el poder de la amistad a través de los inquebrantables lazos que unían a estos cuatro personajes.

Además de permitir a sus heroínas una vida sexual sin remordimientos, el programa fue uno de los primeros en tratar abiertamente temas como el aborto, el cáncer de mama, maternidad, infertilidad, menopausia, desigualdad laboral, infidelidad y las expectativas sociales a las que se enfrentan hasta las más sofisticadas mujeres neoyorquinas.

También te puede interesar: Las tendencias veraniegas que Brooke Shields llevó hace más de 20 años

De vuelta a la pantalla

La serie (cuyo éxito está basado, en gran parte, en esa amistad inquebrantable entre sus personajes) terminó después de su sexta temporada en 2004 con rumores de peleas entre Sarah Jessica Parker y Kim Catrall.

Durante años, la aparente enemistad entre las dos actrices impidió una reunión. En 2008, se estrenó la primera película de la franquicia, seguida por ‘Sex and the City 2’ en 2010. Sin embargo, los problemas entre las protagonistas parecen nunca haberse resuelto. A pesar de sus esfuerzos, las películas no lograron recapturar la esencia del programa y en 2017, se anunció que no habría una tercera.

Algunos reportaron que una vez más se trataba de problemas con Catrall, sin embargo, la actriz aclaró que simplemente no estaba interesada en aparecer en una tercera entrega. Después del desastre que fue la segunda, ¿quién puede culparla?

Más allá de ‘Sex and the City’

La influencia de la serie en la cultura popular es difícil de negar. El programa sirvió como un punto de partida para el surgimiento de series con formatos similares, enfocadas en grupos de mujeres y sus amistades, enemistades y relaciones sexuales.

‘Desperate Housewives’ (2004-2012)

‘The L Word’ (2004-2009)

‘S.O.S.: Sexo y otros secretos’ (2007-2008)

‘Girls’ (2012-2017)

También te puede interesar: Wonder Woman nos deja boquiabiertos con su nuevo look

Otras adaptaciones

En 2013, The CW intentó reconstruir la antigua gloria de la serie produciendo ‘The Carrie Diaries’, basada en la novela homónima de Candace Bushnell y siguiendo a una versión adolescente de Carrie Bradshaw en su camino a la ciudad de sus sueños. Pero en realidad a nadie le interesaba conocer a una Carrie más joven, y fue cancelada después de dos anticlimáticas temporadas.

En septiembre de 2014, se estrenó una adaptación llamada ‘Sexo e as Negas’ en Brasil. La serie brasileña tiene una premisa similar, pero se concentra en un grupo de amigas viviendo en los suburbios de Rio de Janeiro.

No sería raro volvernos a encontrar con alguna otra versión de estos personajes, después de todo, vivimos en la era del reboot. La original de HBO se mantiene como un clásico coleccionable para fans que aún organizan maratones y saben los diálogos de memoria. Fans que pueden sentirse algo viejos ahora que ‘Sex and the City’ ha alcanzado la edad para comprar sus propios Cosmos.