Sildenafilo: qué es y cómo actúa la Viagra incautada en casa de Rafael Amargo

Mónica De Haro
·8  min de lectura
(Foto:  Policía)
Material requisado por la policía en casa del bailarín Rafael Amargo: 100 gramos de metanfetaminas, 40 de ketamina, tres botes de Popper, varias bolsitas de mefedrona, una bolsita de 2CB (conocido como cocaína rosa, Nexus o Tucibi), dos botes de GHB o ‘éxtasis líquido’, una caja de testosterona de la marca Propandrol y un blíster de Viagra; además de un peso, 8 móviles y casi 6.000 euros. (Foto: Policía)

Vendido bajo la marca Viagra o Revatio (ambos de la farmacéutica Pfizer), el Sildenafil es un fármaco utilizado para tratar la disfunción eréctil y la hipertensión arterial pulmonar (HTP), una enfermedad que se confunde con el asma o ataques de pánico.

Combinado con otras sustancias o drogas de uso recreativo que contengan nitratos -como nitrato de amilo y nitrato de butilo o 'poppers' (otra de las sustancias decomisadas)- se convierte en una bomba de relojería. Es el caso del alijo requisado en casa del bailarín Rafael Amargo.

Esta nueva forma de consumo (mixta y vinculada al sexo) cada vez preocupa a los especialistas, quienes insisten en la importancia de utilizar este fármaco con sensatez dado que un consumo excesivo o mixto puede provocar daños permanentes tanto en el pene como en los ojos.

La pérdida repentina de audición o de la visión, una erección prolongada y dolorosa, o incluso la muerte por infarto en personas con problemas cardiacos son posibles cuando se hace un uso recreativo de los medicamentos para la disfunción eréctil. (Foto: BSIP/Universal Images Group via Getty Images)
La pérdida repentina de audición o de la visión, una erección prolongada y dolorosa, o incluso la muerte por infarto en personas con problemas cardiacos son posibles cuando se hace un uso recreativo de los medicamentos para la disfunción eréctil. (Foto: BSIP/Universal Images Group via Getty Images)

Qué es el Sildenafilo

Se trata de un principio activo que pertenece a un grupo de medicamentos denominados inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5). Desde su introducción, Sildenafilo ha dominado el mercado ya que se ha demostrado que es uno de los métodos terapéuticos más recomendados en aquellos pacientes sexualmente activos que han visto mermar su calidad de vida sexual.

Actualmente dos millones de españoles de entre 40 y 50 años sufre una disfunción eréctil, según el Estudio de Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina (EDEM), pero menos de un 35 por ciento consultan al médico. La mayoría prefiere actuar por su cuenta y recurre a Internet para comprar la famosa pastilla azul o sus sucedáneos.

Según diversas investigaciones el Sidenafil constituye en la actualidad el tratamiento de elección para la disfunción eréctil “por su eficacia, buena tolerancia, pocos efectos adversos y fácil uso”.

No obstante, su utilización debe estar autorizada y ‘controlada’ por médicos, expertos en salud sexual o terapeutas sexuales, con el fin de evitar la aparición de fracasos al hacer un mal uso de este medicamento, en cuyo caso podría causar problemas psicosociales.

Cómo actúa

Sildenafilo dilata los vasos sanguíneos del pene permitiendo la afluencia de sangre cuando se está sexualmente estimulado. Debido a estos efectos vasodilatadores, incrementa el riego sanguíneo al pene produciendo erecciones más duraderas y satisfactorias.

En los hombres con disfunción eréctil el medicamento tarda entre 30 y 60 minutos en ayudar a la erección. Por eso se recomienda tomarlo una hora antes de mantener relaciones sexuales.

No obstante, tomar solo Sildenafilo no causa una erección; necesitas estar excitado para que funcione. Por otro lado, la erección debería desaparecer una vez finalizada la relación sexual.

Se puede tomar Sildenafilo con o sin alimentos, pero hay que tener en cuenta que tras una comida con alto contenido de grasa, transcurrirá más tiempo para que el medicamento empiece a surtir efecto.

Además de esta indicación, también es útil para el tratamiento de la HTP, una enfermedad que produce un aumento de la presión arterial de los vasos que van en nuestros pulmones dificultando la respiración. Esto produce fatiga, dolor en el pecho, cansancio, mareos, falta de aire, tos seca e incluso desmayos. Por eso, se confunde fácilmente con patologías como el estrés, EPOC o asma. En este segundo supuesto, lo que se busca con el Sildenafilo es dilatar la arteria del pulmón para que le llegue suficiente sangre.

Cuánto se puede tomar

La dosis inicial en disfunción eréctil es de un comprimido diario de 50 miligramos administrado aproximadamente una hora antes de la relación sexual. “Si no hay respuesta, habría que subir a 100 mg. También se aconseja probar a bajar a 25 mg cuando con 50 mg se logra un buen resultado”, explica Javier Romero-Otero, responsable de Andrología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y coordinador de Andrología de la Asociación Española de Urología. La administración con alimentos puede retrasar el inicio de los efectos, pero no va a disminuir su intensidad.

Por su parte, en hipertensión pulmonar la dosis suele ser de 20 miligramos tres veces al día. Ojo porque Sildenafilo ejerce un intenso efecto vasodilatador, lo que va a dar lugar a una importante bajada de la presión arterial. Es importante que tengas precaución si tienes la tensión baja o si sigues un tratamiento con fármacos antihipertensivos.

La patente de Pfizer para el medicamento contra la impotencia Viagra expiró en julio de 2013, por eso otras farmacéuticas están fabricando tabletas similares para la disfunción eréctil con el nombre genérico de su ingrediente activo, Sildenafil. (Foto: Getty)
La patente de Pfizer para el medicamento contra la impotencia Viagra expiró en julio de 2013, por eso otras farmacéuticas están fabricando tabletas similares para la disfunción eréctil con el nombre genérico de su ingrediente activo, Sildenafil. (Foto: Getty)

Efectos adversos y contraindicaciones

Los efectos secundarios más comunes del Sildenafilo son dolores de cabeza, náusea, sofocos y mareos, pero muchos hombres no perciben ningún efecto adverso.

También puede causar acidez estomacal, diarrea, sangrado nasal y dificultad para dormir o permanecer dormido.

Como regla general, no deben tomar Sidenafilo los hombres que se quedan sin aliento o tienen dolor en el pecho al hacer ejercicio ligero, como subir dos tramos de escaleras.

El sistema de salud británico (NHS, por su siglas en inglés) recomienda no tomar Sildenafilo o Viagra:

  • Si tienes problemas graves de corazón o de hígado.

  • Si hace poco que sufriste un derrame.

  • Si tienes la presión sanguínea baja.

  • Si sigues un tratamiento con nitratos.

  • Si tienes una enfermedad genética hereditaria en los ojos llamada retinitis pigmentosa.

Lo peor que puede pasar

Como el resto de los medicamentos de su grupo, un mal consumo o un consumo elevado de Sildenafilo puede dar lugar a erecciones sostenidas y demasiado intensas que podrían dar lugar a daño en los tejidos del pene, haciendo que la disfunción eréctil sea ya irreversible. Por eso, debes acudir cuanto antes a tu médico si tras consumirlo notas erecciones dolorosas o con una duración superior a cuatro horas.

También debes pedir ayuda si notas una grave reacción en la piel, que puede ir acompañada de fiebre, descamación cutánea, hinchazón y ampollas; en caso de pérdida de visión (parcial o total); si tienes dolor de pecho, sufres convulsiones o una reacción alérgica grave.

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Frontiers in Neurology confirma que en los hombres que han tomado la dosis más alta recomendada del fármaco (100 mg) existe un riesgo de efectos secundarios visuales persistentes poco comunes como sensibilidad a la luz y deterioro de la visión del color.

Al combinarlo con nitratos (que a menudo se administran para aliviar el dolor de angina de pecho) puede causar una disminución de la presión sanguínea. Y está contraindicada la administración conjunta de Sildenafilo con fármacos liberadores de óxido nítrico como la nitroglicerina, ya que la relajación exagerada que provocan puede llegar a producir parada cardiaca e incluso la muerte.

Si se utiliza con otras drogas recreativas

En cuanto a su consumo para uso recreativo, el NHS advierte que Sildenafilo no ha sido puesto a prueba eficazmente en combinación con drogas estimulantes como el éxtasis o la cocaína, alucinógenas como el LSD o otras sustancias psicoactivas, por lo que su combinación podría ser también potencialmente peligrosa.

Los efectos secundarios severos pueden aparecer con más frecuencia si se mezclan inhibidores de la PDE5 con drogas de diseño, como la ketamina y el nitrito de amilo.

De hecho, adquirir fármacos para la disfunción eréctil sin receta te pone en riesgo de tomar un medicamento que podría no contener ningún ingrediente activo o contener el medicamento equivocado. Podrías ser víctima de una estafa, así que desconfía de los anuncios online o spams que promuevan tratamientos para la disfunción eréctil. Las falsificaciones son tan exactas que hace poco la multinacional Pfizer modificó el embalaje de las cajas de Viagra para ayudar a farmacéuticos y pacientes a poder distinguir fármacos falsos de los auténticos.

Muchos de estos productos no probados no funcionan porque contienen entre el 30 y el 50 por ciento de los niveles de ingrediente activo que anuncian en la etiqueta o contienen sustancia químicas inseguras en ellos. Se trata de medicamentos producidos sin garantías a partir de sustancias no autorizadas, de baja calidad, contaminadas o caducadas, que se fabrican en la clandestinidad sin medidas de control respecto a sus ingredientes ni al proceso de fabricación. Los genéricos sí son seguros, ya que para ser comercializados en farmacias deben mantener una calidad, seguridad y eficacia comparables al original.

Por otro lado, podrías volverte psicológicamente dependiente de la medicación. Las investigaciones sugieren que los hombres que usan medicamentos para la disfunción eréctil de forma recreativa podrían perder la confianza en su capacidad para lograr y mantener una erección sin estos. El uso recreativo de los medicamentos para la disfunción eréctil también puede hacer que los hombres desarrollen expectativas poco razonables para su rendimiento eréctil y tengan menos satisfacción global.

El que disminuya la autoconfianza puede producir a largo plazo una dependencia real de los fármacos y una verdadera disfunción eréctil cuando no se toman. Y esto puede significar tener que utilizar en el futuro tratamientos más agresivos como inyecciones en el pene o prótesis.

Por todo esto, se debe comprar Sildenafilo con receta médica y bajo supervisión del médico o farmacéutico con el fin de evitar este tipo de interacciones.

Más historias que pueden interesarte:

El boom de las fiestas blancas de alto riesgo prolifera en las páginas de citas

¿A qué se debe el repunte en los contagios de ETS?

Viagra en spray: ¿es peligroso?