Soraya no descarta raparse la cabeza para recuperar su rubio natural

Soraya Arnelas con su peinado más característico durante un concierto de 2015

La cantante Soraya Arnelas ha venido sorprendiendo a propios y ajenos en los últimos tiempos con llamativos cambios de peinado que, entre otras cosas, le han llevado a lucir una cabellera más corta de lo habitual o a optar por un tono moreno azabache que sin duda resaltaba sus intensos ojos azules.

Sin embargo, la intérprete extremeña ha puesto ahora de manifiesto su deseo de recuperar el rubio ceniza que constituye su color de pelo natural, hasta el punto de que no descarta raparse completamente la cabeza para permitir que este vuelva a crecer como siempre lo había hecho. Sin embargo, antes de tomar una decisión definitiva al respecto, la artista no ha dudado en pedir opinión a sus seguidores.

"Llevo ya un tiempo con ganas de volver a mi color natural, el rubio ceniza... Pero solo hay una manera: ¿Y si...? ¿Qué opináis vosotros", ha escrito la que fuera finalista de 'Operación Triunfo' en su cuenta de Instagram. El debate entre sus fans no se ha hecho esperar: mientras que algunos le han animado a que se marque un 'teniente O'Neill', en referencia al personaje que interpretó Demi Moore en el cine, otros le han sugerido que eche mano de una útil peluca.

La afamada artista, madre de la pequeña Manuela Grace junto a su marido, el modelo Miguel Herrera, ya dejó patente hace unas semanas que no le tiembla el pulso a la hora de recuperar ciertos hábitos o accesorios del pasado cuando es necesario. De hecho, Soraya anunciaba orgullosa que había sacado del baúl un gorrito rosa que se había comprado en Ámsterdam hace más de una década -y que nunca se había puesto antes- para combatir las bajas temperaturas invernales.

"Hace 12 años me compré este gorrito de tricot en Ámsterdam. Se lo veía a las niñas por la calle y me recordaban a las muñecas antiguas, había algo en ese gorro que me encantaba y me lo compré. Lo compré para no usarlo, ¡pero lo he recuperado! Y ahora que estoy con el pelo a medio crecer, me viene genial. Vuelven los gorritos de muñeca", explicaba claramente satisfecha en su espacio personal.