Un sospechoso de la masacre de Goshen comparece ante el tribunal

Uno de los dos hombres arrestados en la masacre de una familia de Goshen relacionada con pandillas se declaró inocente el martes de seis cargos de asesinato.

Noah Beard, de 25 años, a través de un abogado, también negó la circunstancia especial de múltiples asesinatos, lo que podría resultar en la pena de muerte si es declarado culpable.

El también acusado Ángel Uriarte, de 35 años, permanece hospitalizado y no fue procesado. Disparó contra los agentes federales cuando intentaban detenerle y resultó herido de bala durante un tiroteo con agentes de ATF, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Beard y Uriarte están detenidos sin fianza. Beard y Uriarte podrían enfrentarse a la pena de muerte o a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional en caso de ser declarados culpables, de acuerdo con lo que informó la fiscalía del condado de Tulare.

La comparecencia tuvo lugar en Porterville, en el Centro de Justicia del Sur del Condado, en el Condado de Tulare. Beard no estaba en la sala del tribunal: apareció a través de video desde el Correccional Bob Wiley al norte de Visalia.

El comisionado del Tribunal Superior del Condado de Tulare, Mikki Verissimo, fijó una fecha de audiencia preliminar del 21 de febrero para Beard y nombró a la oficina del defensor público para que lo represente. Una conferencia audiencia preliminar se fijó para el 16 de febrero.

Los asesinatos ocurrieron hace menos de un mes

Los homicidios ocurrieron en la madrugada del 16 de enero, adentro y afuera de una casa en Goshen. Alissa Parraz, de 16 años, podía verse huyendo con su hijo Nycholas, de 10 meses, en un escalofriante vídeo publicado la semana pasada por la Policía del Condado de Tulare.

Conforme a las autoridades, tanto ella como su hijo murieron de un disparo en la cabeza.

Beard usó un rifle y Uriarte una pistola para cometer los asesinatos, de acuerdo con el documento de acusación.

El jefe de policía del Condado de Tulare, Mike Boudreaux, durante una rueda de prensa en Visalia el martes 17 de enero de 2023, señaló a las víctimas de un tiroteo masivo el lunes en Goshen: Eladio Parraz, de 52 años; Marcos Parraz, de 19; Jennifer Analla, de 49; Rosa Parraz, de 72; Elyssa Parraz, de 16; y Nycholas Parraz, de 10 meses.
El jefe de policía del Condado de Tulare, Mike Boudreaux, durante una rueda de prensa en Visalia el martes 17 de enero de 2023, señaló a las víctimas de un tiroteo masivo el lunes en Goshen: Eladio Parraz, de 52 años; Marcos Parraz, de 19; Jennifer Analla, de 49; Rosa Parraz, de 72; Elyssa Parraz, de 16; y Nycholas Parraz, de 10 meses.

Las otras víctimas fueron identificadas por la oficina del forense como Rosa Parraz, de 72 años; Marcos Parraz, de 19 años; Eladio Parraz, de 52 años; y Jennifer Analla, de 50 años.

El documento de 25 páginas, presentado por el fiscal adjunto del Condado de Tulare, Benjamin Taksa, menciona que tanto Beard como Uriate pertenecían a una pandilla criminal callejera y que los homicidios fueron “llevados a cabo para promover las actividades de la pandilla criminal callejera”.

Historia entre un acusado y una víctima

El diario Los Ángeles Times informó que Uriarte mantenía una enemistad con la familia asesinada y que había abierto fuego contra la aterrorizada novia de Eladio Parraz en un incidente en Goshen en 2014 y fue enviado a prisión. Eladio Parraz fue una de las seis víctimas mortales.

En ese momento, Parraz le dijo a un policía que su familia y la de Uriate “tenían una extensa historia y enemistad”, se lee un documento judicial.

El jefe de policía del Condado de Tulare, Mike Boudreaux, dijo que los detectives creen que dos de las seis víctimas mortales tenían vínculos con la pandilla Sureño y que el tiroteo puede haber sido parte de una rivalidad, aunque aún se desconoce el motivo.

Dijo que los miembros de la pandilla callejera Sureño están relacionados con la pandilla carcelaria Mexican Mafia, mientras que la mayoría de los pandilleros de la zona de Visalia se identifican como Norteño, asociados con Nuestra Familia, una pandilla carcelaria rival, de acuerdo con Los Angeles Times.

Tanto Uriarte como Beard tienen un largo historial de violencia entre pandillas y tráfico de estupefacientes y son miembros validados de la pandilla Norteño, de acuerdo con las autoridades.

En esta foto proporcionada por la Policía del Condado de Tulare, los policías de Tulare toman conocido miembro de la pandilla Noah David Beard en custodia. El jefe de policía del Condado de Tulare, Mike Boudreaux, dijo el viernes 3 de febrero de 2023 que Beard fue detenido sin incidentes y que Ángel "Nanu" Uriarte resultó herido en un tiroteo con agentes federales. (Policía del Condado de Tulare vía AP).

La audiencia judicial del martes fue la primera desde que Beard y Uriarte fueron detenidos en una serie de redadas la madrugada del viernes que las fuerzas del orden bautizaron como “Operación Pesadilla”.

La operación también incluyó la cooperación con varias prisiones estatales, que tuvieron como objetivo ocho celdas y 16 reclusos vinculados a la pandilla carcelaria Nuestra Familia.

En el procedimiento judicial en Porterville, Beard también fue acusado en un caso separado presentado el año pasado en relación con un incidente un año antes alegando que era un delincuente en posesión de un arma de fuego y cocaína. Se declaró inocente.