Stanley Kubrick quería a Woody Allen o Bill Murray en 'Eyes Wide Shut' mucho antes que a Tom Cruise

·3  min de lectura

Stanley Kubrick pasó más de treinta años pensando en rodar Eyes Wide Shut, aquel thriller psicológico y erótico con Nicole Kidman y Tom Cruise que se terminó convirtiendo en su película póstuma. El cineasta había comprado los derechos de la novela Dream Story de Arthur Schnitzler en los años 60s, solo para lograr rodarla en 1999 y morir de un ataque cardíaco mientras dormía seis días después de enseñar el montaje final al estudio. Era su primer largometraje desde La chaqueta metálica en 1987.

Aunque él no llegó a verlo, la cinta fue un éxito de taquilla siendo recibida con el aplauso de la crítica y la curiosidad de sus fans. Sin embargo, la historia podría haber sido muy diferente de haberla rodado tiempo atrás con sus intenciones iniciales.

Woody Allen (Marc Ausset Lacroix / Bestimage; Gtres), Tom Cruise en 'Eyes Wide Shut' (Warner Bros.) y Bill Murray (Evan Agostini; Gtres)
Woody Allen (Marc Ausset Lacroix / Bestimage; Gtres), Tom Cruise en 'Eyes Wide Shut' (Warner Bros.) y Bill Murray (Evan Agostini; Gtres)

Gracias a una nueva biografía del director escrita por David Mikics podemos conocer uno de los secretos mejor guardados alrededor de esta producción. Y es que Tom Cruise no era el favorito de Kubrick. Al menos al principio. Su idea original era mostrar al Dr. Bill Harford bajo un lente más cómico y para ello quería a Woody Allen o Bill Murray.

Si bien Tom bordó su papel y es uno de los más aplaudidos de su filmografía al mostrarnos a un hombre atormentado por los celos con una intensidad brutal, la lista original de Kubrick no le incluía. Según publica Stanley Kubrick: American Filmmaker el cineasta “fantaseaba con fichar a un actor que tuviera elasticidad cómica” y entre sus favoritos estaban Allen y Murray, pero también Steve Martin, Dustin Hoffman, Warren Beatty, Alan Alda, Albert Brooks, Tom Hanks y Sam Shepard (vía The Independent).

¿Se imaginan Eyes Wide Shut con Woody Allen paseándose por la escena de las orgías con máscaras? Sinceramente a nosotros nos cuesta.

Los nombres de su lista original nos dejan entrever que las intenciones del director para la película podrían haber sido muy diferentes al tono de thriller que terminó haciendo. El autor de la biografía descubrió la lista en un cuaderno de los 80s, dándonos a entender que a lo largo de la siguiente década Kubrick fue cambiando de idea.

Mikics hace una reflexión en el libro que se antoja muy acertada, al decir que terminó fichando a un actor “sin un hueso cómico en su cuerpo [porque] la comedia hubiera sido el arma para la autodefensa del héroe, pero Kubrick al final hace que no la tenga”. Y efectivamente, de haber aportado comedia al personaje entonces su búsqueda tormentosa por vengarse de los deseos infieles de su esposa se habría excusado en la comicidad del asunto y no en el tormento que acuna toda la trama.

Al final, Kubrick fichó a Cruise y su entonces esposa tras reunirse con ellos en su casa mientras Kidman rodaba Retrato de una dama y Tom había viajado a visitarla. La película se rodó en Inglaterra durante 400 días, ganando el récord Guinness a la producción más lóngeva en activo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.