Todos los motivos por los que Stephen King odia El resplandor de Stanley Kubrick

El reciente estreno de Doctor Sueño, la adaptación de secuela de El resplandor que Stephen King publicó en 2013, nos ha traído muchos recuerdos escalofriantes del Hotel Overlook que Stanley Kubrick recreara en su película de 1980. Y es que la cinta dirigida por Mike Flanagan aspira a unificar las visiones de King y Kubrick en un homenaje único que muchos consideraban imposible hasta ahora. ¿Por qué? Por una sencilla razón que los fans de King conocen perfectamente: el autor detestó y siempre ha detestado la película de Kubrick.

El resplandor de Stanley Kubrick es una de las adaptaciones que más detesta Stephen King. (Imagen: © Warner Bros. / Instagram (@stephenking)

Y es que ser uno de los autores más adaptados de todos los tiempos hace inevitable que algunas películas basadas en tu obra no sean de tu entero agrado –y El resplandor de 1980 es sin duda una de las más odiadas por King… hasta el punto de que trató de “corregirla” firmando su propia miniserie en 1997.

Pero, ¿qué es exactamente lo que King odia de la película de Kubrick? La respuesta es múltiple y requiere que nos detengamos en varios elementos.

En primer lugar está Jack Nicholson. A King no le gustó nada que Nicholson fuese elegido para interpretar a Jack Torrance, en primer lugar porque creía que el público le asociaría con su papel en Alguien voló sobre el nido del cuco y asumiría que estaba loco desde un principio (lo que haría imposible el gradual descenso a la locura que plantea la novela).

En una entrevista con Deadline, King aseguró que desde el primer plano en que aparece Nicholson aparece, su personaje está claramente “loco como una p**a cabra” y que su condición inicial solo empeora a lo largo de le película.

En el libro es un tipo que lucha por su cordura y finalmente la pierde. Para mí, eso es una tragedia” dijo King. “En la película no hay tragedia porque no hay un cambio real”.

Como anécdota cabe recordar que King habría preferido a Jon Voight (Cowboy de medianoche) o Michael Moriarty (Ley y orden) para interpretar a Jack Torrance. Nosotros, por nuestra parte, no estamos seguros de que estas elecciones hubieran resultado tan icónicas como el Jack de Nicholson…

Pero sigamos con otro aspecto de la novela que, según King, Kubrick no habría sabido trasladar adecuadamente: lo sobrenatural. El autor ha declarado que el libro muestra a Jack como una víctima del poder maligno del Hotel Overlook, pero considera que en la película el hotel solo libera un mal que ya estaba presente en el personaje. Cabe señalar que King ha descrito a Kubrick como “un hombre que piensa demasiado y siente demasiado poco”, lo cual le habría incapacitado para abordar los elementos sobrenaturales de la historia.

En la misma línea, y pesar de su admiración general por el cineasta, King ha descrito El resplandor de Kubrick como “un Cadillac sin motor” –en alusión a su énfasis en el estilo por encima de la sustancia.

Otro tema que Kubrick no habría sabido retratar es el del alcoholismo, un problema muy real y personal para King –y que también desempeña un papel importante en Doctor Sueño. Para el escritor, el alcoholismo está mucho menos presente en la película que en su novela –algo que podría relacionarse con el hecho antes mencionado de que la versión cinematográfica de Jack necesitaría menos corrupción para convertirse en el asesino que acaba siendo al final de la historia.

Pero si la elección de Nicholson para Torrance no fue del agrado de King, otro tanto puede decirse de Shelley Duvall, la actriz que interpretó a Wendy. En una entrevista de 2006 con The Paris Review, King describió la interpretación del personaje como “insultante para las mujeres”, y aseguró que Kubrick convirtió a Wendy “básicamente en una máquina de gritar”. De nuevo, cabe recordar en que el escritor siempre ha descrito la película como “fría” y “absolutamente carente de ninguna implicación emocional con la familia”.

Lo cierto es que la interpretación de Duvall fue uno de los aspectos más criticados de la cinta desde su mismo estreno en 1980 (la texana llegó a estar nominada a un premio Razzie a la Peor Actriz). Algo a lo que sin duda contribuyó el hecho de que Kubrick presionase, extenuase y amedrentase a la actriz durante el rodaje hasta extremos que algunos consideran inhumanos, a fin de obtener una interpretación del terror lo más expresiva posible.

Por último, hay que mencionar el propio Hotel Overlook. Al final de la novela, el edificio se incendiaba debido a la explosión causada por una caldera defectuosa. Por contra, en la película permanecía en pie tras el desenlace. Y en la mencionada entrevista con The Paris Review, King aseguró que esta disparidad “te dice todo lo que necesitas saber” sobre las respectivas aproximaciones del autor y el cineasta.

Hacia el final de la novela, Jack Torrance le dice a su hijo que le ama, y después salta por los aires junto con el hotel. Es un clímax muy pasional. En la película de Kubrick, se congela hasta la muerte”.

Además, King se sintió decepcionado cuando supo que Kubrick no iba a rodar en el Hotel Stanley de Colorado que inspiró la novela –una localización que sí sería empleada en la mini-serie de 1997, donde el autor ejerció un control creativo mucho mayor.

Y tú, ¿con qué versión de El resplandor te quedas? ¿Con la novela de 1977, con la película de 1980 o con la mini-serie de 1997?

Para seguir leyendo:

El cameo de Doctor Sueño que ha pasado desapercibido

Crítica: Doctor sueño no supera a El resplandor pero hace lo posible por estar a la altura

¿Qué fue de Shelley Duvall, la protagonista de El resplandor?

Rebecca Ferguson: "Existe una conexión cercana entre Doctor Sueño y El Resplandor"