Stranger Things: David Harbour habla de la “resurrección espiritual” de Hopper y por qué los fans “no pueden imaginarse” el final

·7  min de lectura
El actor David Harbour en la premiere en Las Vegas de Stranger Things
El actor David Harbour en la premiere en Las Vegas de Stranger Things

En 2019 el mundo lo vio morir, sacrificándose heroicamente para cerrar un portal que unía nuestro mundo con una dimensión alternativa, habitada por monstruos tan poderosos como impiadosos. Con tal de salvar a aquellos que ama, Jim Hopper, jefe de policía del ficticio poblado de Hawkins, asumió su destino con una sonrisa en el rostro y el convencimiento de estar haciendo lo correcto. Pero en Stranger Things, tal vez la serie más popular de Netflix, nada es lo que parece. Y a principios de 2020, el primer tráiler de la cuarta temporada del programa lo mostró vivo, preso en una cárcel de alta seguridad de Kamchatka y a merced del ejército ruso. ¿Milagro? ¿Magia? ¿Viaje temporal? ¿Sólo un flashback?

Pandemia mediante, dos años después de lo esperado, las respuestas llegarán por streaming y con cuentagotas, a partir del viernes 27, cuando los nuevos episodios de la primera parte de la ficción acaparen la atención global de millones de fanáticos (en julio llegará la segunda parte). En exclusiva, en medio de la gira promocional de la serie, David Harbour, el hombre que encarna a Jim Hopper, conversó con LA NACIÓN vía Zoom, contando aquello que se puede contar y fantaseando sobre el futuro del personaje después del final que se acerca.

–Sin spoilear nada, ¿qué puede decirnos sobre la vuelta a la vida de Jim Hopper?

–No puedo decir cómo sucede, pero sí puedo adelantar que es una especie de resurrección espiritual, algo que el personaje necesitaba atravesar. ¿Cómo explicar lo que pasa? Vamos a encontrarnos con Hopper meses después del final de la tercera temporada, preso en Rusia, en un ambiente salvaje y lidiando con un montón de problemas, por lo cual es alguien muy diferente al que conocíamos. Si bien realmente no ha muerto, en cierto sentido sí ha muerto, porque una parte de él ya no está. Y vamos a verlo resucitado como una persona distinta a la que supo ser.

–Entonces, ¿se trata más de una redención que de una resurrección?

–Sí. Para cambiar, tiene que redimirse. Por eso está resucitando, porque tiene que expulsar o purgar el secreto que ha estado guardando para sí. En la temporada anterior, Hopper alcanzó su límite en cuanto al tipo de padre que quería ser, el tipo de hombre que podía ser y el tipo de policía que debía ser. Pero ahora, con suerte, podrá expulsar estos oscuros secretos que lo perseguían y lo hacían sentir como una persona hechizada, maldita. Si logra resurgir, será un mejor padre, un mejor hombre y un mejor policía.

¿El sheriff Hopper (David Harbour) y Joyce (Winona Ryder) retomarán su romance adolescente?
Netflix


En las épocas más felices de la tercera temporada, el sheriff Hopper (David Harbour) y Joyce (Winona Ryder) (Netflix/)

De hacer Shakespeare con Al Pacino a enamorarse de Winona Ryder

Nacido en Nueva York en abril de 1975, David Harbour debutó profesionalmente en 1999, con un pequeño papel en la puesta de Broadway de The Rainmaker. Haciéndose un nombre en la profesión, fue alternando diversas participaciones en series de TV (La ley y el orden, Pan Am, The Newsroom), cine (Secreto en la montaña, La guerra de los mundos, 007: Quantum of Solace) y obras de teatro (¿Quién teme a Virginia Woolf?, El mercader de Venecia y El precio de la ambición, las dos últimas compartiendo escenario con Al Pacino). En 2015, respondió al llamado de los hermanos Matt y Ross Duffer, que habían pensado en él como el protagonista adulto de Montauk, sobre un proyecto secreto del gobierno de los EE.UU. para desarrollar técnicas de guerra psíquica, manipular los campos electromagnéticos y viajar en el tiempo. A caballo entre el terror y la ciencia-ficción, la serie estaría ambientada en los años 80 porque, en realidad, era una carta de amor a los films de Steven Spielberg y las novelas de Stephen King, que marcaron a fuego la cultura popular de esa década.

Cuando Netflix se hizo cargo del proyecto, la serie tomó el nombre definitivo de Stranger Things, ganó el protagonismo coral de un grupo de adolescentes y Harbour se calzó la piel de Jim Hopper, policía sarcástico y algo violento, existencialmente roto, que busca exorcizar la prematura muerte de su hija y el colapso de su matrimonio mediante el consumo abusivo de pastillas y alcohol. La irrupción de lo sobrenatural y la conspiración política lo obligarán a replantearse su accionar, recuperando al hombre capaz, valiente y compasivo que supo ser. A lo largo de tres temporadas, evolucionará de la lastimera autodestrucción al compromiso con la comunidad de Hawkins, llegando a entablar una cálida relación con Joyce Byers (Winona Ryder) y adoptando legalmente a Once (Millie Bobby Brown), joven huérfana con poderes telepáticos y psicoquinéticos.

El actor David Harbour no reniega de la posibilidad de encabezar su propio spinoff de la serie
El actor David Harbour no reniega de la posibilidad de encabezar su propio spinoff de la serie


El actor David Harbour no reniega de la posibilidad de encabezar su propio spinoff de la serie

–¿A cuál Jim Hopper vamos a ver más en esta cuarta temporada: al héroe de acción o a la figura paterna?

–A medida que avancen los episodios, creo que van a poder vislumbrarse los dos. Pero van a encontrar una versión mucho más cruda y bestial de esta misma persona. No piensen sólo en Hopper como un padre que cuida de su hija, ahora es un hombre brutal que tiene que hacer cosas brutales para salir de un entorno brutal. Ese es el Hopper que prevalece, definitivamente.

Nadie esperaba que Stranger Things terminara siendo el fenómeno de masas en que se transformó. Estrenada en julio de 2016, creció hasta convertirse en la serie bandera de la plataforma, subiendo al podio que antes habían ocupado House of Cards y Orange is the New Black. La respuesta del público permitió el desarrollo de una segunda temporada (2017) y una tercera (2019). En 2020, mientras se preparaba el lanzamiento de la cuarta parte, los Duffer anunciaron que la serie terminaría en su quinta temporada. “Para lo que queremos contar, cuatro son pocas y seis son demasiadas –declararon los hermanos–. Por eso nos quedamos en cinco. Y ya sabemos cómo va a terminar”.

–¿Qué puede adelantarnos sobre el final de Stranger Things? Si es que sabe algo, por supuesto.

–Sé mucho, pero no voy a decir nada. Sólo que va a ser algo espectacular. Los hermanos Duffer son grandes cineastas y sé que le van a dar a la serie el final más satisfactorio para todos. Es algo que han venido construyendo desde el principio, y va a hacer que vuelvan a ver el programa desde la primera temporada, pero con otra perspectiva. Un cierre tremendo, grandioso, enorme, que le haga justicia a ese hermoso grupo de personajes: Once, Joyce, Hopper y todos los demás. Siempre y cuando sobrevivan a la cuarta temporada. No es nada que los fanáticos puedan imaginarse, pero prometo leer todas las teorías que aparezcan en internet.

Millie Bobby Brown y David Harbour en Stranger Things
Millie Bobby Brown y David Harbour en Stranger Things


Millie Bobby Brown y David Harbour en Stranger Things

A Harbour, como al resto del reparto principal, Stranger Things le abrió las puertas de la fama, el reconocimiento profesional y la consagración internacional. Pasó a protagonizar los tanques hollywoodenses Hellboy (2019), encarnando al infernal detective de lo paranormal nacido en el cómic; interpretó al superhéroe comunista Guardián Rojo, padre de Scarlett Johansson en la producción Marvel Black Widow (2021); y formó parte del ensamble actoral que Steven Soderbergh dirigió en el thriller Ni un paso en falso (2021). Además, tiene tres largometrajes esperando pantalla: la comedia fantástica We Have a Ghost, el drama criminal The Thrashers y el policial navideño Violent Night. Y un paseo pendiente por la siempre misteriosa Hawkins.

–Después del final de Stranger Things, ¿es posible que Jim Hopper gane su propia serie? ¿Es algo que le gustaría?

–Si Hopper sobrevive, supongo que podría ser posible. Siempre y cuando haya una historia interesante para contar, ¿no? Pero primero necesitamos saber cómo termina la serie y descubrir si el púbico quiere seguir viendo algo más. Si Hopper sobrevive, a mí me gustaría fantasear sobre cómo sería su vida dentro de veinte o veinticinco años. Algo parecido a lo que ahora están haciendo con Picard (la serie del universo Star Trek protagonizada por Patrick Stewart, disponible en Amazon), contando el regreso de un Hopper casado hace mucho tiempo con Joyce. Es pura especulación mía, nada más que eso. No tiene nada que ver con lo que sabemos o no sabemos de la serie. No sé si este es el momento para hablar de este tema, aunque sé que con Hopper siempre habrá diversión. Pero primero, tengo que sobrevivir a la cuarta temporada de Stranger Things.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.