Supermodelo Linda Evangelista dice que un procedimiento cosmético la dejó “permanentemente deformada”

·2  min de lectura

La supermodelo Linda Evangelista dice que un procedimiento cosmético la ha dejado “permanentemente deformada”.

La modelo canadiense de 56 años, que fue una de las más exitosas de los años noventa, explicó que había sufrido una serie de raros efectos secundarios de un proceso llamado criolipólisis, un popular procedimiento de congelación de la grasa que destruye las células adiposas en diferentes zonas del cuerpo.

Funciona enfriando la grasa hasta una temperatura de congelación para que las células grasas congeladas y muertas puedan ser expulsadas del cuerpo a través del hígado.

CoolSculpting, que es el nombre comercial de la criolipólisis, afirma en su sitio web que se utiliza para “el tratamiento de los bultos de grasa visibles en las zonas submentoniana (bajo la barbilla) y submandibular (bajo la línea de la mandíbula), los muslos, el abdomen y los flancos, junto con la grasa del sujetador, la grasa de la espalda, la parte inferior de las nalgas (también conocida como rollo de plátano) y la parte superior del brazo”.

El sitio web advierte que “también pueden producirse raros efectos secundarios” como resultado del tratamiento y “puede causar un agrandamiento visible en la zona tratada, que puede desarrollarse entre dos y cinco meses después del tratamiento y que requiere una intervención quirúrgica para su corrección”.

Evangelista dijo que, tras el tratamiento, había desarrollado una hiperplasia adiposa paradójica, que es cuando el tejido graso del cuerpo crece en lugar de reducirse en respuesta al tratamiento.

“Hoy he dado un gran paso para enderezar un mal que he sufrido y me he guardado durante más de cinco años”, escribió en un post de Instagram junto a la leyenda “#MiVerdad”.

“A mis seguidores que se han preguntado por qué no he estado trabajando mientras las carreras de mis compañeros han prosperado, la razón es que fui brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq que hizo lo contrario de lo que prometía”, continuó.

Leer más: La historia secreta de los Chippendales: crimen, asesinato e incendios provocados

“Aumentó, no disminuyó, mis células grasas y me dejó permanentemente deformada incluso después de someterme a dos dolorosas e infructuosas cirugías correctivas. He quedado, como han descrito los medios de comunicación, irreconocible”.

“He desarrollado una hiperplasia adiposa paradójica o HAP, un riesgo del que no se me informó antes de someterme a los procedimientos”.

“La HAP no sólo ha destruido mi medio de vida, sino que me ha sumido en un ciclo de profunda depresión y tristeza, y en las más bajas profundidades del autodesprecio. En el proceso, me he convertido en una reclusa”.

Evangelista continuó refiriéndose al hecho de que ha emprendido acciones legales.

“Con esta demanda, estoy avanzando para librarme de mi vergüenza y hacer pública mi historia”, escribió.

“Estoy muy cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza alta, a pesar de no parecerme ya a mí misma.”

The Independent se ha puesto en contacto con la empresa matriz de Zeltiq, Allergan, para que haga comentarios.

Relacionados

Modelo de Instagram asesinada en su hogar, policía cree que es un asesinato-suicidio

El padre millonario de Gigi Hadid desata un debate después de afirmar que la supermodelo “se hizo a sí misma”

Stella Tennant, la supermodelo camaleónica que cautivó al mundo de la moda

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.