'Supervivientes' trata de aclarar las acusaciones de tongo, pero sale escaldado

·7  min de lectura

Por Jorge Rabazo.- La victoria de Olga Moreno en Supervivientes 2021 sigue sin convencer a a buena parte de los seguidores del programa. Y el debate final, en el que todos los concursantes trataron de ajustar cuentas, dejó cristalino que parte de los espectadores van a seguir sin creerse los resultados finales del reality de Telecinco. Jordi González trató de explicar el funcionamiento de los votos, incluso se mencionó al notario encargado de supervisarlos. Pero fue un intento fallido, porque los fans del formato volcaron su frustración en redes aún más.

Olga Moreno en la final de Supervivientes (cortesía de Mediaset)
Olga Moreno en la final de Supervivientes (cortesía de Mediaset)

El día 23 hubo saturación de líneas por avalancha de participación. Y el problema fue técnicamente resuelto sin perjuicio de ninguno de los participantes. Todos los votos y llamadas fueron computados correctamente tal y como se dijo ya en la gala. Y se presentaron ante notario Don Pablo Ramallo Taboada quien los ha revisado y nos ha dado el acuerdo. Vamos a dar los porcentajes oficiales", aseguró Jordi González.

Para tratar de calmar las aguas, el programa publicó los porcentajes oficiales de las últimas votaciones de la final. El miércoles Olga obtuvo el 75,23% de los votos frente a los 24,77% de Tom. El viernes, Olga ganó de nuevo hasta proclamarse vencedora. En el primer televoto contra Lola lo hizo con el 75,8% frente a los 24,2%. Posteriormente, Jordi comunicó que en el televoto entre Olga y Melyssa, Olga consiguió el 67,48% de votos ante los 32,52% de su compañera

Curiosamente, en la votación final que enfrentó a Gianrmarco y Olga para decidir al ganador se cuadriplicó el número de votos recibidos respecto a la final de la edición anterior. Algo que también choca a los espectadores teniendo en cuenta que la final de Supervivientes 2021 ha sido la menos vista en más de una década. Finalmente, Olga vencía a Gianmarco con el 61,17% de los votos según los datos publicados ayer.

A juzgar por las reacciones que vimos desde casa, estos resultados no convencieron a todos en plató. Dicen que la cara es el espejo del alma, y pudimos ver rostros incrédulos ante estos porcentajes. Sin ningún reparo, Melyssa tomaba la palabra para recalcar la situación que su madre, y muchos de sus fans, llevan compartiendo en redes desde el viernes (que al enviar su voto apoyándola en la final, recibieron un mensaje de no recibido): "Yo solo sé que mi madre intentó votar y no pudo. No voy a decir nada más al respecto, me aplaudo a mí misma", llegó a decir provocando una fuerte ovación entre el público. 

Gianmarco se sumaba a Melyssa y dejaba entrever su enfado con gestos y palabras: “Lo que me ha dolido es que muchos Gianmarquistas -como se hacen llamar los fans del italiano- no han podido votar”. Y es que el día de la final fueron muchos los espectadores que denunciaron en redes que sus televotos no se registraban correctamente, en especial los que iban dirigidos a Melyssa o Gianmarco.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Jordi González volvió a repetir lo que había ya contado Carlos Sobera en la final: "Cuando hay saturación de llamadas, se bloquea el televoto para todo el mundo. No a unos sí y a otros no. ¿Habéis intentado enviar mensajes en Nochevieja? Pues eso sucedió en la final. Pero todos los votos fueron computados y certificados por un notario", zanjó.

Marta López, defensora oficial de Olga Moreno, justificaba la victoria de la sevillana explicando que fuera del concurso España estaba dividida entre los que apoyan a Rocío Carrasco y los que no. Según la colaboradora, ese sector habría hecho ganadora a Olga. Un análisis que nosotros incluso planteamos tras ver la final del viernes. Pero en ese momento recibió el contraatque de Lola que, muy acertada, contestó que ellos se lo han currado como supervivientes y que "después de 107 días, la guerra entre Rocío Carrasco y Olga no nos tendría que salpicar".

El asunto es que, a pesar de las explicaciones, buena parte del público tampoco terminaba de creerse estos resultados. Debido a las sospechas de tongo y a la dudosa victoria de Olga, un sector de los seguidores de Supervivientes acudía a las redes sociales para criticar duramente al programa. 

Durante la noche del debate final del lunes y la mañana del martes, las etiquetas #ElTongoEsReal y #ApagónTelecinco coronaron las tendencias en Twitter. De hecho, ambas superaron con creces el número total de tuits de la etiqueta oficial del programa, con alrededor de 86.000 y 46.000 interacciones respectivamente. Este monumental cabreo de los fieles seguidores del reality show de Telecinco dejaba en mínimos las interacciones de la etiqueta oficial del programa. #SVDebateFinal se tuvo que conformar con alrededor de 30.000 comentarios al final de la noche, lejísimos de los datos sociales a los que está acostumbrado, ya que suele superar con creces las 100.000 interacciones.

Este tuit, por ejemplo, confeccionaba los datos de la noche:

Y en la mañana del martes, nosotros nos encontrábamos con estas cifras aún más evidentes:

Hashtags relacionados al debate final de Supervivientes en Twitter en la mañana del martes 27 de juli
Hashtags relacionados al debate final de Supervivientes en Twitter en la mañana del martes 27 de juli

Pero si los espectadores ya estaban cabreados, las explicaciones de Jordi González parece que no ayudaron a calmar los ánimos. Al final, estas palabras que pretendían arrojar luz y tratar de convencer a los espectadores fueron contraproducentes y avivaron aún más las sospechas de favoritismo hacia Olga. 

El hecho que Melyssa y Gianmarco cuenten con más de un millón y 784 mil seguidores en Instagram, respectivamente, y Olga no superara los 100 mil el día de la final (ahora sí los ha superado) es uno de los argumentos que algunos usuarios utilizan para explicar su estupefacción ante la victoria. Incluso, otros muchos se lo tomaban con humor, y bromeaban con que realmente el notario del programa es Antonio David Flores.

Esta respuesta de los telespectadores, con un aluvión de tuits criticando al programa con acusaciones de favoritismo, cierra el reality con una sombra gris injusta para esos concursantes que, como dijo Lola, se lo curraron tanto. Pero, sobre todo, despide una edición muy marcada por la polémica debido a las miles de críticas vertidas en redes a lo largo del concurso que acusaban al programa de permitir que Olga supuestamente cometiera trampas en algunas pruebas para beneficiar su permanencia. 

Supervivientes intentó convencer a concursantes y espectadores de que todo estaba bien y que los resultados son legítimos, algo que no ponemos en duda, pero a juzgar por las reacciones quizás haya sido peor el remedio que la enfermedad. El reality de Telecinco ha salido escaldado y quizás, hubiera servido si hubieran explicado más a fondo cómo se contabilizaron los televotos cuando hubo colapso de líneas, o incluso haber hecho un debate ante la audiencia sobre lo mucho que el cruce de intereses entre el tema familiar de Olga expuesto por Rocío Carrasco en su serie documental y la influencia de Rocío Flores como defensora a raíz del testimonio de su madre, habría formado parte de su victoria final.

Más historias que te puedan interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.