Críticas a Susanna Griso por calificar a la redes de "universo de borrachuzos"

A estas alturas, Susanna Griso y su programa están más que acostumbrados a sumarse a las polémicas virales por culpa de alguna metida de pata, un fallo del directo o una frase sacada de contexto. Pero en esta ocasión, la presentadora de Espejo Público está en pleno ojo del huracán tras calificar a las redes sociales de “reducto de borrachuzos a las 3 de la mañana”. Un zasca fuerte y sin azúcar, tal café expreso de la mañana, que bien podría definirse como un contraataque dirigido a esos mismos usuarios que tanto critican o viralizan los momentos fallidos de su programa y otros espacios de la televisión nacional.

Y por supuesto, las redes no se han tomado nada bien su comparativa en pleno directo.

© Roberto Garver, Atresmedia

El momento ocurrió en la mañana de este miércoles, cuando contaban con Fran Rivera como invitado. El tema en discusión era que el torero había sido vetado de la ‘Japan Weekend Madrid’, donde iba a participar en una exhibición de artes marciales al ser cinturón negro de aikido, y conectaban en directo con sus responsables para que explicaran públicamente el motivo. Dijeron que habían recibido críticas en redes sociales, y por tanto decidieron cancelar la aparición del torero y así evitar “situaciones de riesgo”, para el famoso y el público en general que es mayoritariamente familiar.

Hay un ambiente muy conflictivo y se querían hacer reivindicaciones dentro del evento y no podemos controlar qué puede pasar” dijeron los responsables. Y a continuación, Fran Rivera respondió evidentemente molesto, diciendo “¡qué vergüenza!” y criticando a la organización por enviar “un mensaje nefasto” por ceder a los que “insultan y amenazan” en redes sociales como Twitter.

Tras más de 10 minutos de tertulia, defendiendo a Fran Rivera y culpando a muchas organizaciones de eventos de “utilizarlo de altavoz” para llamar la atención de público, Susanna Griso tomó la palabra. Sucedió cuando a continuación le plantearon si alguna vez había sido criticada por tomarse una foto con Fran Rivera, sobre todo por el universo antitaurino. Y tras responder que sí, dijo: “Yo jamás voy a dejarme presionar por las redes sociales”.

Pero siguió: “Creo que es un ejercicio de higiene mental trabajar sin ver las redes sociales porque al final te afectan. Al final el universo de las redes sociales, que es un universo muy reducido de borrachuzos a las tres de la madrugada, te acaba afectando a tu trabajo”.

Menudo zasca.

La presentadora matizo que solo se refería a los comentarios más “negativos e hirientes”, “de los más extremos, de esos que acabas bloqueando”. E incluso añadió que ella se mantiene utilizando las redes sociales porque si no “la batalla la ganarían esos borrachuzos de las tres de la madrugada que son una minoría”. Pero ya era tarde. El público que veía el programa en directo había captado su mensaje y se viralizó en pocas horas.

Y las reacciones no se hicieron esperar.

Al ver las reacciones de la audiencia en la misma red, Susanna Griso publicó un tuit para explicar aun más sus palabras, pero viendo los comentarios que recibió, parece que no sirvió de mucho.

Antes de que se me malinterprete, he dicho que en las redes sociales hay una minoría que actúa como borrachuzos a las tres de la madrugada. Me refiero únicamente a quienes amenazan amparándose en el anonimato” escribió.

“Tenemos más dignidad tuiteando borrachos que tú presentando sobria” (@jonathanmartinz) o “Yo espero que no se me malinterprete; es usted una vergüenza para el oficio del periodismo, una intoxicadora profesional y una blanqueadora de la ultraderecha” (@PabloMM) son algunas de las respuestas que recibió.

Sin embargo, con este matiz, no podemos negar que tiene cierta razón. Son cientos los tuits que podemos encontrar a diario con críticas agresivas hacia diferentes famosos o comentarios en general, y muchos parten de usuarios que ni siquiera utilizan su propio nombre, pero igualmente hieren en el camino.