Una sustancia en nuestro cerebro nos permite suprimir pensamientos no deseados, muestran científicos de Cambridge

·4  min de lectura

Todos nos hemos enfrentado a pensamientos no deseados: desde recuerdos sobre eventos dolorosos, hasta imágenes o rumeaciones desagradables. Nuestro cerebro tiene cierta capacidad de protegernos de los más dañinos al inhibirlos; sin embargo, cuando eventos muy graves son revividos, estos pueden llevarnos a situaciones que derivan en ansiedad, depresión o, en casos más extremos, estrés post traumático.

Ahora, un grupo de científicos de Cambridge acaba de dar un nuevo paso para entender mejor cómo funciona el proceso de inhibir pensamientos; uno que podría ayuda a explicar por qué las personas que sufren de trastornos como la ansiedad, estrés postraumático, depresión y esquizofrenia a menudo experimentan pensamientos intrusivos persistentes.

Estos científicos identificaron una sustancia química dentro del hipocampo (la región de la ‘memoria’ del cerebro) que forma parte del proceso que nos permite suprimir los pensamientos no deseados.

«Nuestra capacidad para controlar nuestros pensamientos es fundamental para nuestro bienestar», explica el profesor Michael Anderson de la Unidad de Ciencias del Cerebro y Cognición del Consejo de Investigación Médica, en la Universidad de Cambridge.

“Cuando esta capacidad se rompe, causa algunos de los síntomas más debilitantes de las enfermedades psiquiátricas: recuerdos intrusivos, imágenes, alucinaciones, cavilaciones y preocupaciones patológicas y persistentes. Todos estos son síntomas clave de enfermedades mentales como el trastorno de estrés postraumático, la esquizofrenia, la depresión y la ansiedad «, agrega.

La capacidad de nuestro cerebro de inhibir ciertos pensamientos nos protege de mayores problemas mentales

De acuerdo con Anderson, la capacidad del cerebro para evitar que recuperemos ciertos pensamientos se equipara con la detención de una acción física.

«No podríamos sobrevivir sin controlar nuestras acciones», dice. “Tenemos muchos reflejos rápidos que a menudo son útiles; sin embargo, a veces necesitamos controlar estas acciones y evitar que sucedan. Debe haber un mecanismo similar para ayudarnos a evitar que ocurran pensamientos no deseados».

La corteza prefrontal de nuestro cerebro actúa como un regulador general; controla regiones como la corteza motora para las acciones físicas y el hipocampo para los recuerdos.

Además de desempeñar un papel clave en el control de nuestras acciones, recientemente se demostró que esta parte de nuestro cerebro también juega un papel importante en la «detención» de nuestros pensamientos.

En una investigación publicada en la revista Nature Communications, el equipo dirigido por Anderson y el doctor Taylor Schmitz demostró que la capacidad de inhibir pensamientos no deseados se basa en un neurotransmisor presente en la corteza prefrontal, pero también en el hipocampo.

La cantidad específica de un neurotransmisor es lo que define la facilidad de las personas de inhibir pensamientos no deseados

La sustancia química que descubrieron, conocida como GABA, permite que los mensajes pasen entre las células nerviosas.

GABA es el principal neurotransmisor «inhibidor» del cerebro, y su liberación por una célula nerviosa puede suprimir la actividad en otras a las que está conectada.

El equipo de Anderson descubrió que las concentraciones de GABA dentro del hipocampo, predicen la capacidad de las personas para evitar que los pensamientos y recuerdos no deseados regresen.

“Donde la investigación anterior se ha centrado en la corteza prefrontal, el centro de comando, hemos demostrado que esta es una imagen incompleta. La inhibición de pensamientos no deseados también tiene que ver con las células dentro del hipocampo: los «soldados» que reciben órdenes de la corteza prefrontal. Si los soldados de infantería de un ejército están mal equipados, las órdenes de sus comandantes no se pueden implementar bien».

Los investigadores encontraron que las personas con menos GABA en su hipocampo, eran menos capaces de suprimir la actividad de este por parte de la corteza prefrontal; como resultado, eran mucho peores para inhibir los pensamientos no deseados.

Este descubrimiento puede responder algunos de los misterios que rodean a enfermedades mentales como la esquizofrenia

El descubrimiento puede ayudar a responder varias preguntas en torno a enfermedades mentales como la esquizofrenia.

La investigación demostró que la gente afectada por la esquizofrenia tienen un hipocampo «hiperactivo». Esto se correlaciona con síntomas intrusivos como las alucinaciones.

Estudios post-mortem revelaron que las neuronas inhibidoras (que usan GABA) en el hipocampo de estos individuos estaban afectadas. Esto significa que su corteza prefrontal probablemente era incapaz de regular la actividad de pensamientos y recuerdos errantes, que pueden manifestarse como alucinaciones.

De hecho, otros estudios demuestran que la actividad elevada en el hipocampo está presente en afecciones como el trastorno de estrés postraumático, la ansiedad y la depresión crónica. Cada una de estas enfermedades incluyen una incapacidad patológica para controlar los pensamientos, como la preocupación excesiva o la rumiación.

Si bien el estudio no examina tratamientos para estas condiciones, Anderson cree que podría ofrecer un nuevo enfoque para abordar los pensamientos intrusivos en estos trastornos.

«La mayor parte del enfoque se ha centrado en mejorar el funcionamiento de la corteza prefrontal; sin embargo, nuestro estudio sugiere que si se puede mejorar la actividad de GABA dentro del hipocampo. Esto puede ayudar a las personas a detener los pensamientos no deseados e intrusivos», dice.

AHORA LEE: Por qué tomamos malas decisiones con nuestro dinero —esto sucede en el cerebro

TAMBIÉN LEE: Qué le sucede a tu cerebro cuando pasas por un trauma y desarrollas ansiedad, estrés y depresión

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedIn y YouTube.

AHORA VE:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.