SWIFT establece un plan para la red de moneda digital de los bancos centrales

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Swift

Por Marc Jones

LONDRES, 5 oct (Reuters) - El sistema de comunicación interbancaria SWIFT ha presentado su proyecto de red mundial de divisas digitales de bancos centrales, tras un experimento de 8 meses con diferentes tecnologías y divisas.

En el ensayo, en el que participaron los bancos centrales nacionales de Francia y Alemania, así como bancos mundiales como HSBC, Standard Chartered y UBS, se estudió cómo su sistema de divisas digitales (CBDC, por sus siglas en inglés) podría utilizarse a nivel internacional e incluso convertirse en dinero fiduciario en caso necesario.

Alrededor del 90% de los bancos centrales del mundo están utilizando, probando o estudiando este CBDC. La mayoría no quiere quedarse atrás frente al bitcóin y otras criptodivisas, pero está lidiando con las complejidades tecnológicas.

El jefe de innovación de SWIFT, Nick Kerigan, dijo que su prueba, a la que seguirán otras más avanzadas a lo largo del próximo año, se asemeja a una rueda de bicicleta en la que 14 bancos centrales y comerciales en total se conectan por radios a su centro principal.

La idea es que, una vez ampliada, los bancos sólo necesiten una conexión global principal, en lugar de miles si tuvieran que establecer conexiones con cada contraparte individualmente.

"Creemos que el número de conexiones necesarias es mucho menor", dijo Kerigan. "Por lo tanto, es probable que haya menos interrupciones (en la cadena) y que se consiga una mayor eficiencia".

En el ensayo también se probaron diferentes tecnologías subyacentes de CBDC, conocidas como Distributed Ledger Technologies. El uso de diversas tecnologías también se ha planteado como un posible obstáculo para su rápida adopción global.

También se llevó a cabo una prueba independiente junto con Citi, la cámara de compensación Clearstream y Northern Trust sobre activos "tokenizados", es decir, activos tradicionales como acciones y bonos transformados en fichas digitales que pueden emitirse y negociarse en tiempo real.

Algunos países, como las Bahamas y Nigeria, ya cuentan con CBDC en funcionamiento. China está muy avanzada con pruebas reales de un e-yuan, mientras que el grupo de bancos centrales, el Banco de Pagos Internacionales, también ha realizado pruebas transfronterizas.

Sin embargo, la principal ventaja de SWIFT es que su red ya puede utilizarse en más de 200 países y conecta a más de 11.500 bancos y fondos.

(Reporte de Marc Jones; edición de Ana Nicolaci da Costa; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)